lunes, 13 de junio de 2011


Israel: Hacia el fin de una generación
De cierto os digo, que no pasará esta generación hasta que todo esto acontezca.?  ?El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán. Lucas 21:32-33
INTRODUCCIÓN
Sin lugar a dudas, en este año 2011 están pasando cosas sumamente sospechosas en el acontecer mundial. Desde que comenzó este año hemos estado a la expectativa, con el inicio de las miles de aves y peces muertos a lo largo de todo el planeta Tierra.
Con profundas inundaciones en Brasil, Australia y Colombia, y con desastres de gran envergadura, como fue el terremoto de Japón, seguido por un potente tsunami, que devastó en su totalidad una ciudad, dejando graves daños ambientales, al haberse dañado varias plantas nucleares a causa de este descomunal terremoto.
En el mismo Estados Unidos, nuestros pueblos están sumamente nerviosos, ante la posible llegada de una nueva alza en el precio de la gasolina, que sigue trepando sin dar muestras a que baje en el futuro cercano, mientras miles de educadores están siendo despedidos. Y en muchos Estados del centro norte están enfrentando grandes inundaciones.
Por otro lado, en el Estado de Texas estamos pasando la peor sequía, junto a los Estados del norte de México. Y un golfo de México cuyas aguas se han calentado, convirtiéndolo en un potente combustible para la próxima llegada de huracanes.

Mientras que algunos Estados de la Unión Americana han sido afectados con inundaciones debido a
las intensas lluvias, otros Estados del sur, como Texas, y algunos otros Estados del norte de México, la
falta de lluvia ha provocado una intensa sequía que ha mermado la actividad agrícola y ganadera.(2)
Al llegar a este mes de mayo, la gran pregunta que nos estamos haciendo es: ¿Estaremos realmente enfrentando los últimos acontecimientos del fin del mundo? Mientras, los científicos nos desalientan aún más al decirnos que la tendencia de desastres naturales va en escalada, y que debemos prepararnos para lo peor.
¿Tiene algo que ver todo esto que está pasando, con el país de Israel y  el retorno de nuestro Señor Jesús? Para entender mejor esto, entraremos a analizar punto por punto, desde lo histórico hasta el presente, a la luz de Las Sagradas Escrituras.
LA EXISTENCIA DE ISRAEL A LA LUZ DE LA BIBLIA
Digo, pues: ¿Ha desechado Dios a su pueblo? En ninguna manera. Porque también yo soy israelita, de la descendencia de Abraham, de la tribu de Benjamín.? ?No ha desechado Dios a su pueblo, al cual desde antes conoció. Romanos 11:1-2
Sin lugar a dudas, el pueblo de Israel, por el solo hecho de haber sido escogido por Dios, se convirtió en blanco de envidia de todas las generaciones de pueblos en todo el mundo; esa envidia se desató con mucha amargura, y se ha mantenido a lo largo de la Historia.
Una vez me dijo un rabino en Jerusalén: “Damos gracias al Altísimo por habernos escogido como pueblo suyo, de entre muchos pueblos, pero por ese privilegio nos ha tocado pagar un alto precio hasta el día de hoy. Y estamos seguro que Él nos seguirá guardando al igual que lo ha hecho en el pasado”.
Este espíritu de envidia contra Israel, hoy en día se le conoce como “espíritu anti-semita”, y las acciones de esta gente han ido hasta las peores consecuencias, como el derramamiento de sangre, sólo por el hecho de ser un pueblo al cual El Altísimo decidió tomarlo para bendecir a todas las naciones a través de él.
Hoy en pleno siglo XXI, el espíritu anti-semita continúa, y se nos ha infiltrado con múltiples de comentarios en los diferentes sitios cristianos en Internet; algunos de esos escritos están dirigidos por supuestos líderes cristianos.
Algunos lo hacen muy sutilmente, utilizando mal la palabra “sionista”, haciéndoles creer a los cristianos que los sionistas son parte de “la iluminatis”, y de esta forma tratan de hacer ver que los judíos actuales son parte del plan malévolo de satán.
Pero es importante aclarar que muchos de esos comentaristas no son ministros ordenados de nuestro pueblo evangélico, aunque algunos sí son ministros ordenados en algunos concilios, y los consideramos “infiltrados de Caín”.
Estos infiltrados, que sutilmente son anti-semitas, tienen la famosa enseñanza de que la Iglesia cristiana de hoy en día es el nuevo Israel; por lo tanto, el actual país de Israel ya no es el pueblo de la Biblia. Y por supuesto, estos líderes seudo cristianos sacan una gran cantidad de citas bíblicas; lamentablemente esas citas son textos sacados de contexto.
Pero las preguntas que nos debemos hacer en estos momentos es: ¿Continúa siendo el pueblo del Señor la nación judía?  ¿Dejó de ser pueblo de Dios?  Si nosotros aceptamos esa hipótesis, y tratamos de sustituirla con la Iglesia, estaríamos cometiendo un garrafal error, en relación a Las Sagradas Escrituras, pues existe una enorme acntidad de capítulos en el Antiguo Testamento que hablan de las promesas de Israel.

Las promesas de Dios para su pueblo Israel que encontramos en el Antiguo Testamento,
son perpetuas, como el pacto que el señor hizo con Abraham. (3)
Promesas que están patentizadas para ser consideradas perpetuamente. Esta palabra, que en el griego se lee eis to-pateles, es la misma para la palabra eternamente o hasta lo sumo; en otras palabras, son promesas que no caducan y que no son reemplazables.
Miremos sólo algunas citas, ya que son muchas:
Y estableceré mi pacto entre mí y ti, y tu descendencia después de ti en sus generaciones, por pacto perpetuo, para ser tu Dios, y el de tu descendencia después de ti. Génesis 17:7
Por favor lean este pasaje lindo:
Vino palabra de Jehová a Jeremías, diciendo:? ?¿No has echado de ver lo que habla este pueblo, diciendo: Dos familias que Jehová escogiera ha desechado? Y han tenido en poco a mi pueblo, hasta no tenerlo más por nación. ?Así ha dicho Jehová: Si no permanece mi pacto con el día y la noche, si yo no he puesto las leyes del cielo y la tierra, ?también desecharé la descendencia de Jacob, y de David mi siervo, para no tomar de su descendencia quien sea señor sobre la posteridad de Abraham, de Isaac y de Jacob. Porque haré volver sus cautivos, y tendré de ellos misericordia. Jeremías 33:23-26
?Porque no quiero, hermanos, que ignoréis este misterio, para que no seáis arrogantes en cuanto a vosotros mismos: que ha acontecido a Israel endurecimiento en parte, hasta que haya entrado la plenitud de los gentiles;? ?y luego todo Israel será salvo, como está escrito: Vendrá de Sion el Libertador, Que apartará de Jacob la impiedad.?  Y este será mi pacto con ellos, cuando yo quite sus pecados.  Así que en cuanto al evangelio, son enemigos por causa de vosotros; pero en cuanto a la elección, son amados por causa de los padres.? ?Porque irrevocables son los dones y el llamamiento de Dios. Romanos 11:25-29
Como he mencionado, estos son sólo unos cuantos pasajes, pero hay capítulos enteros donde se habla de la restauración de la nación judía; tanto Jeremías como Ezequiel, Daniel, Oseas, Joel y Zacarías lo mencionaron. Todos estos grandes hombres de Dios hablaron de la nación judía en su relación con Dios hasta los tiempos mileniales; sin embargo, siempre habrá enemigos del pueblo de Israel infiltrados en nuestra Iglesia evangélica, que buscarán todo argumento para alimentar su odio.
14 DE MAYO 1948, CUANDO EL MUNDO CAMBIÓ
Para poder contrarrestar este ataque diabólico contra la actual nación judía, analicemos los últimos 63 años de este pueblo como nación, desde el día de su Independencia.
Pero antes leamos el siguiente pasaje de la Biblia:
Nos dará vida después de dos días; en el tercer día nos resucitará,? ? y viviremos delante de él. Oseas 6:2
No cabe duda de que este pasaje, citado por el Profeta Oseas, se cumplió al pie de la letra en relación a la nación judía. Tal como ya lo he explicado en otros artículos aquí en nuestro sitio web, el territorio de Israel se convirtió en tierra ocupada por las potencias gentiles desde el año 135-137, de la era cristiana; desde entonces, ningún pueblo a lo largo de esos casi 2 mil años se dio a la tarea de declarar una nación sobre esos territorios. Ni siquiera el hoy llamado pueblo palestino lo pudo hacer.
Mientras el territorio de Israel permaneció en manos de potencias gentiles en esos 2 mil años, el pueblo judío deambuló por todas las naciones en todos esos siglos, sufriendo las peores humillaciones y persecuciones, que dieron lugar a masacres como La Inquisición, orquestada por la iglesia Católica Romana, que quería eliminar a este pueblo para de esa forma presentarse ella como el nuevo Israel espiritual.
Los rusos también tienen su participación en estas masacres, y por último, Adolfo Hitler, con el holocausto nazi.

Hasta hoy en día, ni un solo científico puede explicar cómo un pueblo étnico puede regarse por todo el mundo, y pasar 2 mil años y no desaparecer como pueblo. ¿Cómo lo hicieron? La repuesta sería muy sencilla: Durante esos 2 mil años ellos nunca dejaron de proclamar al Dios de la Biblia; es decir, El Dios Altísimo.
Y nunca dejaron de rezar la misma oración: “El próximo año volveremos a Jerusalén”. En esos 2 mil años no perdieron su idioma, que es el mismo idioma de la Biblia, el hebreo.
En 2 mil años siempre lloraron en dirección a Jerusalén, y enseñaron insistentemente a sus hijos que un día El Altísimo los recogería y los llevaría de nuevo a su Tierra Prometida; en otras palabras, nunca dejaron de llorar a su tierra, y eso hizo que El Altísimo los preservara entre todas las naciones.
Pero no sólo ellos lloraron por su tierra durante 2 mil años; la tierra también lloró por ellos. Prueba de ello fue que en esos 2 mil años esta tierra se convirtió en un desierto sin vida; una tierra que se negó producir a los diferente pueblos que vinieron con las potencias que ocuparon esa tierra. Ni siquiera a los hoy llamados palestinos pudieron hacer que esta tierra se volviera fértil.
Pero la profecía de Oseas decía que el pueblo judío estaría literalmente fuera de su tierra cerca de dos días (es decir, 2 mil años), y que al cabo de esos dos días (es decir, antes de terminar esos 2 mil años), Israel volvería a ser nación; el propio Profeta Isaías también habría profetizado sobre la soberanía de Israel, donde levantaría su bandera en medio de las naciones.
Por favor lea el siguiente pasaje:
Así dijo Jehová el Señor: He aquí, yo tenderé mi mano a las naciones, y a los pueblos levantaré mi bandera; y traerán en brazos a tus hijos, y tus hijas serán traídas en hombros. Isaías 49:22
El 14 de mayo de 1948, David Ben-Guirion, un judío ruso, quien llegó a Israel siendo un joven de 17 años, dio el grito de Independencia, anunciando el nacimiento de Israel como un Estado judío; es decir, un país religioso. En otras palabas, un país que mantendría su creencia en la Biblia y en el Dios de la Biblia.

Discurso pronunciado por David Ben Gurion proclamando la Independencia del Estado de Israel
Cuando se hizo esta declaración, de inmediato se desató el odio entre los árabes; cabe mencionar que en toda esa zona sólo se adoraba al dios alá, el Hinduismo y Budismo. Y no hay que olvidar que el Islam se extiende en gran parte de África, pero ahora regresaba un pueblo que se instalaba en el corazón de ellos, pero adorando el Dios verdadero.
Desde ese momento, y hasta hoy en día, esos pueblos árabes, musulmanes, asiáticos y africanos, han querido desaparecer a Israel, y no lo han podido lograr, a pesar que todos ellos juntos representan casi 3 mil millones, mientras que Israel sólo son 5 millones en su tierra. Una clara evidencia más que el Dios de la Biblia es El Dios Todopoderoso.
Ese 14 de mayo de 1948, a las 18:00 horas, mientras David Ben Gurión daba el discurso de la Independencia de Israel, una comisión diplomática israelí, izaba la bandera azul y blanco con la estrella de David, en la sede de las Naciones Unidas.
¿Qué ha pasado desde entonces? Podemos decir que grandes cosas. Pasamos del burro y el caballo a la gran tecnología, donde nuestros bisabuelos jamás imaginaron que sus futuros nietos viviríamos en una era de tecnología jamás antes vista. La población mundial se multiplico casi el triple, y todo esto ha pasado en sólo 63 años.
El siguiente pasaje se ha cumplido al pie de la letra, cuando Israel estuvo fuera de su tierra; fue una afrenta, y las naciones crecieron a gotas en todos los aspectos. ¿Pero qué ha pasado desde que Israel regresó a su tierra?
Por favor lea detenidamente el siguiente pasaje:
Y sucederá que como fuisteis maldición entre las naciones, oh casa de Judá y casa de Israel, así os salvaré y seréis bendición. No temáis, mas esfuércense vuestras manos. Zacarías 8:13
Los pueblos del mundo son muy mal agradecidos; en lugar de estar condenando al pueblo de Israel en la actualidad, deberían de estar agradecidos, incluyendo los malvados que se aprovechan de la tecnología de las redes sociales. Deberían darles vergüenza hablar mal de Israel utilizando estos sitios, pues fueron cuatro jóvenes judíos los que inventaron las redes sociales.
A algunos líderes mundiales le debería dar vergüenza estar maldiciendo al pueblo de Israel, ya que al mismo tiempo ellos mismos se benefician de las redes sociales y aparecen con un teléfono celular; no olviden que fue en Israel donde se inventó el primer teléfono celular.
Inclusive todos los que escriben sus artículos venenosos contra el pueblo de Israel, deberían saber que fue un judío el que inventó la primer computadora y los procesadores pentium y centrino de Intel; los inventos con los hemos sido bendecidos los pueblos del mundo, por medio de este pueblo, van desde los grandes avances en la agricultura, hasta la popular botella de agua purificada, que todos tomamos todos los días, pues fue en Israel donde se desarrolló el exitoso sistema de purificación de agua y se empezó a usar la famosa botella de agua.

Instalaciones de Intel en Haifa, Israel. (4)
Los mismos países árabes han sido bendecidos por Israel en el sistema de la agricultura y salud; en realidad, son innumerables las grandes bendiciones que El Señor Dios Altísimo ha hecho por medio del pueblo de Israel en estos últimos 63 años.
En uno de mis estudios que recién grabé en vivo en Israel, titulado “Una Guerra se Aproxima”, puse un documental donde se muestran todos los impresionantes descubrimientos científicos del pueblo judío en beneficio de la humanidad, en estos 63 años de Independencia.
Hay un proverbio en nuestra América Latina que dice así: “No hay peor ciego que el no que no quiere ver, y peor sordo que el que no quiere oír”.  Muchos de estos pueblos están resentidos, o llenos de envidia, porque Dios escogió al pueblo judío para ser de bendición a las naciones, incluyendo a nuestra propia Iglesia, pues no olvidemos que nuestro glorioso Salvador, el Señor Jesús, es judío; en lugar de estar atacando al pueblo de Israel, deberían dar gracias a Dios por esta nación.
Algunos sólo se la pasan llorando, diciendo que los judíos han creado un verdadero holocausto con los pobres palestinos, pues los judíos les quitaron su tierra, y hasta se atreven a decir que los hoy llamados palestinos son los auténticos dueños de esas tierra. Y muchos han creído estas afirmaciones.
Por esta razón le he pedido al Dr. Liram (él es un ciudadano Israelí, criado en Israel y ha tenido que defender su nación en todas las guerras) para que él, como nativo e intelectual, nos haga una referencia de la palabra “palestino” y nos hable sobre la tierra palestina. A continuación leemos:
Las orígenes del conflicto Palestino-Israelí
Nimrod Liram

El término "palestino".
En el tiempo del Imperio Romano, la región conocida en la Biblia como Israel, se tituló "Siria Palestina". Así han llamado los romanos, hace casi 2 mil años, a la tierra que queda al sur de Siria.
El nombre palestina se deriva de los antiguos Philistines, pueblo de origen probablemente  griego, que compartía nuestra tierra. A veces lucharon con el rey David y el juez Sansón.
El imperio Inglés, en su mandato sobre esa región por tres décadas del siglo XX (1917-1948), adoptó tal nombre, llamando "palestinians" a quien vivía aquí; tanto árabes como judíos.

"Philistines" en templo egipcion de Medinet Habu. (5)
Políticamente hoy definen como palestinos a la gente de origen árabe que vive aquí. La mayor parte de ellos son descendientes de obreros que llegaron de los países árabes, vecinos durante las décadas del imperio Británico, o en fin de trabajar en las poblaciones agrícolas judías en el principio del siglo XX.
La menor parte los musulmanas que viven en esta tierra provienen de origen local, y se convirtieron durante los siglos del Judaísmo, del Cristianismo o del paganismo al Islam. Entre ellos, los beduinos, que son nativos de la región, sin ser llamados palestinos.
LA LUCHA SOBRE TIERRA SANTAEl escritor norteamericano Samuel Clement (Mark Twain) visitó La Tierra Santa en los años 60 del siglo XIX. En su libro testimonial de tal viaje [Pleasure Excursion to the Holy Land, 1869], marca que La Tierra Santa está casi vacía de población. Se estima que existía mayoría judía en las principales ciudades, y la población entera contaba menos de 100 mil personas.
La emigración de obreros árabes, proviniendo de los países vecinos y de sionistas de Romania y Rusia, se inició pocos años más tarde.
Los líderes árabes rechazaron al movimiento pionero judío. El conflicto llegó a las aldeas de los pioneros sionistas-judíos, por las últimas décadas del siglo XIX. Las aldeas agrícolas han sido repetidamente atacadas por los árabes.
Obligados a defenderse, los sionistas crearon las primeras organizaciones de guardia judía, "Bar Guiora", en 1907, y "Hashomer", en 1909.
EL CONFLICTO ÁRABE-JUDÍOEl conflicto de origen regional y agrícola, localizado en las aldeas, se transformó en un conflicto nacional, organizado y armado, el cual culminó durante los años 30 (1936-1939, The Great Arab Revolt).
El punto clave de dicha transformación era la declaración "Balfour" de 1917. La victoria británica sobre el imperio Turco y el ejército alemán se apoyó en una extensiva colaboración judía.

Arthur James Balfour,
Secretario de Relaciones Exteriores británico
quién firmó la carta en la que se declara
favorable de la creación de un hogar
nacional judío. (6)
Como recompensa, el imperio (Lord Balfour, Ministro del imperio Británico) declaró su intención de dar al pueblo judío "Nacional Home" en La Tierra Santa. Tal declaración resultó en reacción agresiva de los árabes.
Haj Amin el Husseini, el Muftí de Jerusalén, creó y organizó un movimiento armado contra los británicos y los judíos, culminando el "Great Arab Revolt", y varias masacres de población judía.
Tratados mediados por los ingleses (Peel, Woodhead, St. James conference) han fallado en estabilizar las relaciones entre árabes y judíos. En fin, los británicos crearon en mayo de 1939 el "Macdonald's White Paper", limitando la emigración judía de la Europa anti-semitista a vísperas de la Segunda Guerra Mundial.
Claramente, la razón que tenían los británicos en traicionar a los judíos y a la declaración Balfour era mantener quietos a los árabes. El pueblo judío, así lo suponía por el imperio Británico,  carecería de poder político o militar efectivo.
UNA LUCHA COMPLICADALas tareas del pueblo judío en La Tierra Santa durante los años 1936-1948 no eran fáciles.
Primero han tenido que defenderse contra ataques de árabes organizados, y contra el ejército árabe, comandado por Fawzi Al Kaukji. Segundo, luchar contra la limitación de emigrantes judíos, impuesta por los británicos. Tercero, ayudar a los británicos a toda fuerza contra los nazis, con quienes colaboraban los árabes.
Los resultados de dichos años eran los siguientes:
- El holocausto, la exterminación de 50 por ciento de los judíos de Europa, y el desplazamiento y expropiación de la mayoría de los sobrevivientes judíos de sus países.
- La declaración de Independencia del Estado de Israel en 1948.
- La impresionante derrota de todos los ejércitos árabes por la fuerza militar, que logró crear el pueblo judío en La Tierra Santa durante los años, bajo el imperio Británico, sin ninguna significante ayuda.

LA FIRMA DE ACUERDOSComo ocurrió con los acuerdos Británicos Peel, Woodhead y St. James, han fallado casi todos los acuerdos de Israel con los árabes. El acuerdo mediado por las Naciones Unidas en 1947 fue aceptado por Israel y rechazado por los árabes.
En los últimos años, los acuerdos de Oslo y sus derivativos, mediados por los Estados Unidos y Noruega, han fallado también. Parece que el mundo árabe no asimila a la idea de un país judío soberano en el Oriente Medio. Aun menos acepta el mundo árabe al gran desarrollo cultural, económico, tecnológico y militar de la nación judía.
En vez de finalizar el conflicto, los árabes lo externalizan.
En vez de tomar el ejemplo de Israel y sus hechos con refugiados judíos de Europa y la Unión Soviética, los países árabes y la Etiopia, los árabes insisten en mantener a sus refugiados palestinos bajo pésimas condiciones, generación tras generación.
Refugiados palestinos en Siria e Iraq. (7)
En vez de cumplir con acuerdos de paz, generan terrorismo.
En vez de tolerancia y educación, enseñan odio en las escuelas.
En vez de crear solidaridad etno-árabe, se crean agendas políticas y entidades que nunca existían, a costo de paz y con-existencia.
PAZ Y DEMOCRACIAJuzgando por los últimos acontecimientos en el mundo islámico, las relaciones entre Israel y los palestinos se reflejan de manera más proporcional. El terremoto político en el espacio islámico marca claramente las lamentables fallas de sus líderes.
Lo que hace falta es que la Unión Europea, tanto como Norteamérica, llegue a entender el hueco cultural, el peligro Jihadista y las verdaderas fuerzas que influyen el mundo islámico.
Un cambio de actitud sobre la importancia del conflicto Palestino-Israelí, y su peso relativo, será obligatorio. Ilusionarse con sacrificar a Israel para comprar petróleo y pacificar el terrorismo Jihadista, parece ser una fórmula equivocada que nunca funcionará.
¿QUÉ PASARÁ EN LOS PRÓXIMOS SIETE AÑOS?
De cierto os digo, que no pasará esta generación hasta que todo esto acontezca.?  ?El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán. Lucas 21:32-33
El próximo 14 de mayo (aunque como dije, en el calendario judío será el próximo 10 de mayo) Israel cumplirá 63 años. ¿Qué queremos decir con esto? Bueno, si tomamos en cuenta el pasaje del Salmo 90:10, donde dice que una generación es de 70 años, y demos un vistazo a todo lo que ha pasado desde que Israel declaró su Independencia, y nos miramos dónde estamos parados en estos momentos, nos deja pensando profundamente.
No sólo los verdaderos cristianos y estudiosos de La Palabra estamos pensando profundamente sobre estos acontecimientos; también lo están haciendo los científicos, que sin lugar a dudas son, en estos momentos, nuestros mejores aliados, en afirmar que la Biblia se está cumpliendo. Pero sin lugar a dudas este año 2011 lo estamos viendo como el año más trascendental, en lo poco que está ocurriendo en estos cinco meses.
Por todo lo que estamos viendo en este año (desde la misteriosa muerte de miles de peces y aves; el quinto terremoto más grande la Historia, los peores tornados de la Historia, crisis de guerra en el Medio Oriente y África, sequías e inundaciones en otras partes del planeta Tierra) es que nos hacemos esta gran pregunta: ¿Qué pasará después del 14 de mayo en adelante?
En relación a esta pregunta, hay quienes están diciendo que a partir del próximo 14 de mayo iniciaremos el periodo de La Gran Tribulación; es decir, la semana setenta de Daniel. O conocido también como los siete años de gran tribulación.
En relación a esto hay dos opiniones:
Los primeros dicen que la Iglesia pasara tres años y medios de estos siete años, lo que quiere decir que hasta finales del año 2014 la Iglesia estará sobre la Tierra; por lo tanto, veremos el surgimiento de los cuatro caballos del Apocalipsis, y posiblemente el surgimiento de los 144,000 sellados.
Al término de esos tres años y medios vendrá el Rapto.
Los segundos creen que la Iglesia pasará gran parte de La Gran Tribulación; es decir, casi toda, y que al inicio de la séptima trompeta será el Rapto de la Iglesia. Es decir, ellos lo ubican para mediado del año 2017.

Ilustración del Rapto de la iglesia.
Quiero opinar con todo respeto a los que sostienen estas teorías, que es muy arriesgado hacer estas afirmaciones; ya sea que la Iglesia pasa por la mitad o que será en la parte final, ambas posiciones se enfrentan a grandes interrogantes.
El gran problema es que muchos pastores que tratan de sostener estas teorías, se aferran fuertemente a los capítulos 24 de Mateo y Marcos 13. Y lo que es peor, es que ellos toman estos capítulos en forma alfabética, en relación a los sucesos.
Esto es un gran error, porque los escritores de la Biblia nunca describieron los eventos escatológicos alfabéticamente.
También debemos entender que tanto Mateo como Marcos estaban escribiendo a la comunidad judía; al pueblo judío nunca se le prometió el arrebatamiento. Así que Mateo y Marcos describen los hechos grandes de La Gran Tribulación y la gloriosa Segunda Venida del Señor; en ningún momento ellos se enfocan en el Rapto. Además, recuerde que el tema del Rapto es tocado directamente por el Rabino Pablo, o Apóstol Pablo.
El pasaje del Señor Jesús es en relación a esta generación; es decir, la que estamos viendo, desde la declaración de Independencia. La afirmación del Señor Jesús es que esta generación no llegaría a su final sin que se cumpla su divina promesa de su venida.
Primero tiene que suceder el Rapto de la Iglesia, con lo cual se marcará perfectamente bien el fin de la dispensación de la gracia (es decir, el trato de Dios con los gentiles a través de la iglesia), y dará inicio la semana setenta de Daniel 9:24-27, periodo donde el trato de Dios a los gentiles es directamente a través de su pueblo judío.
Como el Rapto no ha sucedido todavía, nadie puede decir que ya inició La Gran Tribulación; el problema es que nadie, absolutamente nadie, puede saber el día y la hora que sucederá el Rapto de la Iglesia. De modo que no podemos decir que el próximo 10 ó 14 de mayo iniciará La Gran Tribulación; a menos que enfrentemos el Rapto en estos días. De no ser así, lo que veremos en estos últimos siete años son grandes acontecimientos que irán empeorando cada día más y más para acercarnos a La Gran Tribulación.
La mejor recomendación dada por el Señor, es estar alerta ante todo lo que está pasando; es decir, que no nos debemos enfocar en una fecha determinada, sino estar alerta. Es decir, trabajando, estudiando, y en nuestros quehaceres cotidianos; sin perder de vista la eminente venida del Señor, en especial el Rapto de su Iglesia.
Pero sin lugar a dudas estos próximos siete años del fin de esta generación que es testiga del regreso del pueblo judío a su tierra serán contundentes. Y en definitiva no podemos negar que hoy más que nunca estamos al filo del Rapto de la Iglesia.
La expresión del Señor, de que “no finalizará esta generación, hasta que todo esto acontezca”, puede interpretarse, que no llegaremos al final de esos 70 años sin que antes sucedan los grandes acontecimientos que darán el inicio del fin del mundo.

Acontecimientos como el que a continuación se describe sucederán durante el periodo de la Gran tribulación: "El segundo ángel tocó la trompeta, y como una gran montaña ardiendo en fuego fue
precipitada en el mar; y la tercera parte del mar se convirtió en sangre. Y murió la tercera parte de los
seres vivientes que estaban en el mar, y la tercera parte de las naves fue destruida." (Apocalipsis 8:8-9)
No olvide que el Rapto de la Iglesia no es el fin del mundo; es el inicio del fin del mundo, pues una vez que comience La Gran Tribulación estaremos en la semana setenta de Daniel. Por ende, en la recta final del fin del mundo, que finalizará con la guerra de Armagedón, donde las dos bestias serán apresadas vivas y enviadas a estrenar el lago de fuego (Apocalipsis 19:19-21).
Algunos me han preguntado sobre si el Señor decide alargar esta generación hasta los 80 años, una segunda cláusula que da el rey David en el Salmo 90:10.  Eso puede ser posible; el Señor es soberano. Pero mirando todo lo que está pasando en estos momentos en todo el mundo, y viendo cómo se está preparando el Nuevo Orden Mundial, que presiona fuertemente para la firma del pacto profetizado por Daniel, y que puede ser provocado con el reciente surgimiento de conflicto en todo el mundo musulmán.
Sólo el Señor sabe qué hay detrás de la muerte de Bin Laden, que no dudo que era un criminal o asesino, y que tenía que pagar por sus crímenes horrendos. Pero es sumamente sospechoso que muera exactamente en un momento en que el Medio Oriente está muy agitado; no sabemos si es una maniobra del Nuevo Orden Mundial, para agilizar el pacto de la semana setenta de Daniel y de esa manera instalar al anticristo. Sólo el Señor y el tiempo cercano nos dirá la verdad de todo esto.
Vuelvo a insistir: No cabe duda que los próximos siete años serán sumamente intensos en las grandes profecías. Ante tales acontecimientos, conviene que como iglesias cristianas y familias cristianas estemos sumamente alertas, y no dormirnos y no dejarnos llevar por el horrible movimiento de apostasía.
Debemos estar atento a las palabras del Señor en Lucas 21:28Cuando estas cosas comiencen a suceder, erguíos y levantad vuestra cabeza. Porque vuestra redención está cerca.
CONCLUSIÓN
Agradezco el escrito del Dr. Liram, donde da un enfoque histórico del pueblo judío, y la palabra palestina, y su relación con los árabes; cabe mencionar que en el mes de noviembre, fecha en que estuve en Israel con un grupo de peregrinos, el Dr. Liram fue uno de nuestros panelistas, junto al Dr. Najenson.
Ambos mencionaron lo siguiente: “Cuando todavía no se había dado la Independencia de Israel, los británicos daban un pasaporte a judíos y árabes, con el siguiente título: Judíos-palestinos, o árabe-palestino. En otras palabras, no existía un determinado pueblo palestino perteneciente a una sola raza”.
Ante los grandes acontecimientos que se están dando, sólo recomiendo estar profundamente muy cerca del Señor, y sobre todo, debemos procurar con suma urgencia acercar a nuestras familias a los brazos del Señor.
En Génesis 19:12-17, los ángeles que llegaron para ejecutar el juicio del Señor sobre Sodoma y Gomorra, instaron a Lot a ir en busca de sus parientes para que no perecieran. Lot hizo todo lo posible por persuadir a sus parientes más cercanos, que eran las familias de su esposa, y los que estaban comprometidos con sus hijas, y aunque estas familias no recibieron el mensaje de advertencia de Lot, al menos él hizo un profundo esfuerzo hasta el último minuto. Al final sólo él y sus dos hijas se salvaron del juicio.
Esa enseñanza nos debe a animar a hacer un profundo esfuerzo para que podamos ganar a nuestra familias; aprovechemos toda oportunidad para animar a nuestros seres queridos a entregar sus corazones al Señor Jesús.
Sólo el Señor sabe cuánto tiempo nos queda, pero sí podemos darnos cuenta en estos momentos que el tiempo está muy cerca; esta es otra razón poderosa para instar a nuestros familiares y  amigos a estar asistiendo una verdadera iglesia del Señor. Porque mientras el Señor no venga por su Iglesia, seguiremos viendo más desastres naturales, y la anarquía será cada día mucho peor. Pero si estamos en las manos el Señor, estaremos protegidos.
El Ángel de Jehová acampa alrededor de los que le temen, Y los defiende.
Dios bendiga al pueblo de Israel y lo siga protegiendo, al igual que a su Iglesia verdadera, y el pueblo cristiano debe estar siempre apoyando al país de Israel; hoy más que nunca debemos apoyar a Israel como una muestra de nuestra solidaridad.
Este próximo mes de diciembre nuestro ministerio estará organizando una peregrinación a Israel; si crees que puedes acompañarnos, sólo comunícate con nuestra oficina y te daremos mayor información. Aquí en nuestra página web encontrarás más información.
Que El Altísimo Dios Todopoderoso bendiga a la nación judía en este 63 aniversario.
Dios les bendiga.
Shalom.
Dr. Antonio Bolainez.