miércoles, 22 de junio de 2011

¡...Y NEGARAN LA FE¡


Dante: “Perdí tiempo en la doctrina errónea de esperar a Cristo mañana” 



En un elocuente mensaje impartido el día de hoy, en sus programas transmitidos desde Catedral de Cristal; y que son vistos por millones de telespectadores alredededor del mundo, Dante Gebel motivado por su conocida teología de la prosperidad, señaló haber perdido su tiempo en una doctrina “errónea” que enseña ha esperar a Cristo.

Mientras se dirigía a una multitud de oyentes, Gebel les prédica, y les explicó varias motivos por los que él perdió su tiempo: “Yo perdí tiempo en mis años de estudio, por diversas razones, por tonterías de adolescente, por una doctrina errónea de que Cristo ya venia mañana, y que no había que estudiar etc.”

Audio:
 

Actualización: Video agregado fuente: Youtube.com

Video donde se ve a Dante Gebel, burlándose del arrebatamiento de la iglesia, e inclusive de los profetas y profetizas que proclaman el regreso de Cristo.



Sin embargo la doctrina de esperar a Cristo mañana, es la doctrina que popularmente se conoce como el arrebatamiento de la iglesia, doctrina que esta establecida en la Palabra de Dios la Biblia, y que enseña claramente ha esperar a Cristo en cualquier momento.

¿Hay que dejarlo todo para esperar a Cristo?

Aunque Dante Gebel, dijo haber perdido tiempo en una doctrina que le enseñó a no estudiar, la doctrina del arrebatamiento se debe de tomar bajo un punto de vista espiritual y no material.

¿Cómo es esto?

La Biblia enseña que todo creyente no debe de dejar sus labores para esperar a Cristo, en el evangelio de Lucas 19:13 podemos ver un ejemplo: Y llamando a diez siervos suyos, les dio diez minas, y les dijo: Negociad entre tanto que vengo.

Esto implica que como hijo(a)s de Dios no debemos de dejar nuestras labores materiales por esperar la venida de Cristo, Negociad entre tanto que vengo, esta palabra viene ligada a la otra que dice: Con el sudor de tu rostro comerás el pan hasta que vuelvas a la tierra, porque de ella fuiste tomado; pues polvo eres, y al polvo volverás. Génesis 3:19

La palabra Negociad abarca todo el aspecto material, esto implica que los jóvenes debemos de estudiar, los niños deben de seguir creciendo, el mundo no se puede parar.

Si estas estudiando para licenciado(a), abogado(a), Dr., cursos para superarte, ¿quieres llegar a ser un chef?, o quieres ser un gran doctor en teología, ¡adelante! el esperar a Cristo no implica que tienes que esperarle sin hacer nada, hay que seguir laborando como si Cristo nunca fuese a venir.

Nosotros los hijos de Dios tenemos la mente de Cristo, que el mundo vea abogados, licenciados, jueces, profesores en las escuelas y que digan, «estos hombres son justos ante la sociedad porque tienen la mente de Cristo». Tomemos los medios de radio o televisión para dar buen testimonio y predicar la verdad de Cristo. Hay que laborar.

Espiritualmente

Este punto es el mas delicado, porque tu alma debe de encontrarse limpia, dando buen testimonio en el trabajo, en el colegio, en tu vecindario, debes de demostrarle al mundo que los hijos de Dios somos la gente mas inteligente y que camina en integridad; también debes de enseñarle a la gente sobre como arrepentirse, hablarles la verdad escrita en las Escrituras.

No intentes buscar la perfección, porque perfecto solamente fue Cristo, pero procura apegarte a los estatutos bíblicos lo mas que puedas.

El arrebatamiento finalmente no vendrá por abogados, por grandes maestros, por grandes empresarios. El arrebatamiento viene por todas aquellas personas que hicieron y predicaron la voluntad de Dios en sus Escrituras, practicando la Santidad en sus corazones.

La Biblia nos enseña que debemos de velar pero espiritualmente, no materialmente. Esto implica que debemos de velar en nuestro espíritu, como si Cristo fuese a venir hoy mismo; y materialmente cumpliendo con lo que Él mismo estableció, Negociad entre tanto que vengo.


Conclusión

No somos una doctrina errónea...

La enseñanza del arrebatamiento no es una doctrina errónea, al contrario es una doctrina que nos ayuda a santificarnos cada día, esperando el momento glorioso de ver a Cristo. No solamente eso, si no que es un mandato obligatorio establecido en la Biblia -nuestra máxima autoridad-, para que todos los verdaderos creyentes en Cristo le esperemos, hoy mismo.

Amado amigo(a) el Señor nos esta llamando a un arrepentimiento de corazón, porque él no quiere que nadie perezca, pero para que nadie perezca debemos de practicar la sana doctrina, es tiempo de abrir los ojos y practicar la verdad en Cristo.

Yo no soy nadie para juzgar, pero espero que algún día Dante Gebel pueda despertar de su letargo sueño, y que yo pueda verle predicar como le vi en una noche, llena de poder y unción, hace unos 15 años atrás -si mal no recuerdo-, cuando Dante se arrojo sobre la grama del estadio, repitiendo que solo era un vaso de Dios y que quería hacer solamente su voluntad. Hoy en día, el Dante del pasado ha muerto, y lejos de verle predicar sobre la santidad, se ha dedicado a desfalcar las provisiones celestiales, inyectando una teología que ha causado daño en mucho pueblo de Dios.


La paz de Cristo

Emerson Díaz


Pero tengo contra ti, que has dejado tu primer amor. Recuerda, por tanto, de dónde has caído, y arrepiéntete, y haz las primeras obras; pues si no, vendré pronto a ti, y quitaré tu candelero de su lugar, si no te hubieres arrepentido. Apoc. 2:4-5

No hay comentarios: