AVIVAMIENTO




CON UNCION DE LO ALTO

"Necesitamos hombres ardiendo al rojo vivo, que irradien el fuego con tan intenso calor; que no podamos siquiera acercarnos sin sentir que nuestros corazones se están quemando; hombres como relámpagos lanzados de la misma mano de Jehová, despedazando estrepitosamente cada cosa que se opone en su camino, hasta que llegue a su blanco; ¡hombres impulsados por la Omnipotencia!"
"Es el poder extraordinario de Dios, no el talento, lo que trae la victoria del día. Es unción espiritual extraordinaria, no poder mental extraordinario, lo que necesitamos. Puede ser que el poder mental llene una capilla, pero el poder espiritual llena a una iglesia con angustia del alma. Puede que el poder mental reúna una congregación grande, pero sólo el poder espiritual llenará las almas."

El avivamiento es como un huracán, que trae caos dondequiera que va: "...llega, como un huracán celestial, arrastrando todo lo que tiene por delante... y hay llanto y gemidos en las reuniones... pero los convertidos son muy sinceros. Jamás habrás visto semejantes personas. Algunos los llaman fanáticos, pero es un fanatismo santo. Otros, dicen que es emocionalismo excesivo, pero es un emocionalismo celestial... que es un desorden, puede que digas... Quizá traten de detenernos, ¡pero nosotros los atropellaremos si no se quitan de nuestro camino!"

CHARLES H. SPURGEON

---------


¿Cuando hay avivamiento?


HAY AVIVAMIENTO CUANDO uno se ve a sí mismo como Dios le ve.

HAY AVIVAMIENTO CUANDO existen una convicción profunda y una búsqueda ansiosa, que los mueve a aborrecer el pecado a las personas.


HAY AVIVAMIENTO CUANDO existe una intensa búsqueda de Dios y de su santidad.


HAY AVIVAMIENTO CUANDO el arrepentimiento es ferviente y profundo, generalmente seguido por una sincera restitución.


HAY AVIVAMIENTO CUANDO cada rincón de nuestro propio carácter es traído bajo el escrutinio del Espíritu Santo de Dios.


HAY AVIVAMIENTO CUANDO hay un rechazo completo del pecado, y una completa entrega de nuestra voluntad a Dios.


HAY AVIVAMIENTO CUANDO hay un deseo consumidor por pureza de corazón, que sobrepasa todo deseo natural.


HAY AVIVAMIENTO CUANDO al cantar los antiguos himnos de la iglesia, y los mismos toman un nuevo y profundo significado.


HAY AVIVAMIENTO CUANDO el pueblo de Dios se derrite por los demás, en amor divino.


HAY AVIVAMIENTO CUANDO la adoración es real y viva, con esperanza y entusiasmo.


HAY AVIVAMIENTO CUANDO las alabanzas y la adoración son la expre­sión profunda de un alma cuyo espíritu está glorificando a Dios.


HAY AVIVAMIENTO CUANDO la iglesia es restaurada a su propósito ori­ginal, que fue planeada por Dios, por quien Cristo murió, y por el cual el Espíritu Santo descendió.


"Vuélvenos, oh Jehová, a ti y nos volveremos; renueva nuestros días como al principio" (Lamentaciones 5:21).

—Leonor McKinney


HAY AVIVAMIENTO CUANDO uno siente la inundante presencia y poder de Dios.


HAY AVIVAMIENTO CUANDO uno está dispuesto a entregar a Dios su reputación, sus amigos, su pasado, presente y futuro, a cambio de libertad.


HAY AVIVAMIENTO CUANDO una dulce libertad viene después de la con­fesión dolorosa.


HAY AVIVAMIENTO CUANDO el gozo y la alegría corren como río de éxtasis inexplicable.

En el Antiguo Testamento, encontramos una serie de pasajes donde habla de la esencia del Avivamiento.

a) En el Antiguo Testamento  

Rut 1: 6: Noemí se levantó porque oyó que Dios había visitado a su pueblo, para darles pan. Dios visitó Moab, y por eso regresan Noemí y su nuera Rut, después de haber pasado una situación difícil, Dios impactó Moab, de tal forma que regresan porque había en aquel lugar bendición de parte de Dios. El Avivamiento trae bendiciones y principalmente hambre por Dios



Esdras 3: 10-13: Restauración del altar y del culto. Dios avivó al pueblo con la restauración del altar, ya que estaba destruido, había sentimientos encontrados entre el llanto y la alegría. El Avivamiento viene a restaurar lo que esta roto en tu vida y en la Iglesia.


Ezequiel 37: 1-14: El Avivamiento trae frescura a los corazones secos, trae una unción fresca para tu vida de comunión con el Espíritu Santo.


Daniel 9: 3: Daniel se da cuenta que el tiempo de la cautividad había terminado, entonces busca a Dios y él le responde. El Avivamiento trae libertad.


2 de Reyes 23: 25: Conversión del Rey Josías. Dice la escritura no hubo otro que se convirtiera a Dios con todo su corazón, de toda su alma y de todas sus fuerzas, conforme a toda la Ley de Moisés; ni después de él nació otro igual. El Avivamiento trae arrepentimiento genuino hacia Dios.

Joel 2: 28: "Y después de esto derramaré de mi Espíritu sobre toda carne y profetizaran vuestras hijas y vuestros hijos, vuestros ancianos verán visiones, y sobre mis siervos y sobre mis siervas derramaré de mi Espíritu en aquellos días y daré prodigios" El Avivamiento activa dones y ministerios.

El Avivamiento trae Santidad. Los Avivamientos son parte de nuestra fe, son evidencia del gran mover de Dios, al escuchar sobre ellos, nos llenamos de hambre por el poder de Dios. Pero no podemos vivir del pasado, es tiempo de levantarnos, y ser parte de cómo Dios cambiará esta ciudad, este estado; este país y el mundo entero. De todas maneras Dios lo hará: "Con nosotros. Sin nosotros... O, a pesar, de nosotros".

Tito 2: 7: Presentándote tú en todo como ejemplo de buenas obras en enseñanza, mostrando integridad, seriedad, palabra sana, de modo que el adversario se avergüence y no tenga nada malo que decir de vosotros".

Hechos 17: 8: "Alborotaban al pueblo y a las autoridades de la ciudad, oyendo estas cosas". El Avivamiento trae impacto hacia tu ciudad, el poder de Dios es evidente.

Hechos 5: 15: "Sacaban a los enfermos a las calles, y los ponían en camas y lechos, para que al pasar Pedro a lo menos su sombra cayese sobre algunos de ellos, fueran sanados". El Avivamiento trae poder de Dios, milagros y sanidades sobrenaturales.

Hechos 2: 41: "Y se convirtieron en aquel día 3 mil". El Avivamiento trae fruto, la gente se convierte a Jesucristo. El infierno es saqueado y el Cielo se llena

Hechos. 2: 17-21: Se cumple la profecía de Joel que derramaría el Espíritu Santo sobre toda carne.

Hechos 8: 4: "En todas partes anunciando el evangelio". Avivamiento trae carga por las almas

Mateo 3: 11-12: Arrepentimiento, "...el que viene es más poderoso que yo, él os bautizará en Espíritu Santo y fuego". El Avivamiento trae fuego por predicar, y pasión por las almas perdidas.

b) En el Nuevo Testamento.

Hageo. 2: 9: "La gloria postrera de esta casa será mayor que la primera". El Avivamiento trae el poder manifiesto de Dios.

HISTORIA DE AVIVAMIENTOS QUE SE HAN DADO EN LA ACTUALIDAD

Aquí trataremos de sintetizar como el Espíritu Santo se estuvo moviendo con gran poder en diferentes lugares en el mundo desde 1700 hasta la actualidad. Podemos señalar siete grandes avivamientos en la historia a partir de 1700; partiremos de las fechas proporcionadas por Neil Anderson en su libro “Ríos de Avivamiento.”

1. Primer gran Avivamiento (1729-1742)

Este se llegó a conocer en 1727 en Alemania y fue la raíz del Avivamiento en Gran Bretaña así como en E.U; hacía énfasis en predicar el evangelio. En esta época Dios usó a hombres como John Wesley, George Whitefield, Thedore Frelinghuysen, Johanathan Edwards, John Knox, este Avivamiento influyó por casi 5 décadas, los historiadores creen que el de Avivamiento salvo a Inglaterra de vivir lo ocurrido a Francia en la Revolución Francesa.

2. Segundo Gran Avivamiento. (1750- 1791)

Este se extendió por todo el mundo, empezó en Inglaterra a finales de 1791, se extendió a Europa. Comenzó con la unción evangelizadora al aire libre en E.U, ocurrían milagros extraordinarios en todas las reuniones, el poder de Dios era evidente, y la gente venía a Jesús por los milagros y el impacto causado a sus corazones.

3. Tercer Gran Avivamiento comienzos del siglo XIX (1800)

Fue un Avivamiento poderoso en el derramamiento del Espíritu Santo, en los años 1830 y 1840 en E.U y Europa; Dios se manifestó con gran poder y gloria.. El poder de Dios cayó sobre esa generación, pero principalmente avivó a la nueva generación.

4. Cuarto Gran Avivamiento (1850-1900)

En este mover de Dios, podemos ver a grandes hombres de Dios llenos del Espíritu Santo, con manifestaciones poderosas de milagros. Dios uso a siervos como: Jeremiah Canphier, John Alexander Dowie, Evan Roberts, Esteban Jeffrey, María Woodworth Etter.

5. Quinto Gran Avivamiento. Comienzos del siglo XX. (1900)

Avivamiento mundial del Espíritu Santo, en Australia y Nueva Zelanda (1902) Gales (1904) Corea (1905) Manchuria (1906) “Avivamiento evangélico más extendido de todos los tiempos” grandes hombres de Dios impactaron al mundo a través de sus ministerios, entre ellos: el Avivamiento de sanidad de Kansas con Charles Fox Parham, y de la Calle de Azusa con William Seymour, otros de poderosa convocatoria como Aime Semple McPherson, y Kathryn Kuhlman.

6. Sexto Gran Avivamiento. (1950- 1990)

Avivamiento de evangelismo misionero hacia., África, Asia y América latina. Este Avivamiento en los 70’ sacudió a la Iglesia en el mundo. Podemos citar a Billy Graham.

7. Avivamiento actual.

Dios se está moviendo en el mundo con poder y gloria como en: Estados Unidos en la Iglesia de Asambleas de Dios de Browsville, en Pensacola Florida con el pastor John Kilpatrick; considerada como una de las iglesias más avivadas del mundo en estos momentos, donde la presencia de Dios es tan fuerte, que 4 millones de personas de todo el mundo han venido para estar en ese lugar

En otros lugares del mundo Dios se está moviendo poderosamente como, Australia, Toronto, Guatemala, Argentina, por citar algunos. El Espíritu Santo se está moviendo en México, pero aún tiene mucho más, apenas esta naciendo el Avivamiento, lo que viene será más poderoso.

Dios está usando a grandes lideres y hombres de Dios para llevar el Avivamiento a todo el mundo, entre ellos podemos citar a: Wes Campbell, Ricardo y Ma. Patricia Rodriguez, Alberto Mottesi, David Yonggi Cho, Luis Palau, Carlos Anacondia, Claudio Freidzon, Morris Cerulo, Dante Gebel, John Kilpatrick, Ralph Mahoney, Cindy Jacobs, Victor y Cris Richrads, Neil Anderson, Josué Irión, John Bevere, Benny Hinn, Cash Luna, Joe Rosa, Larry Hill, Sergio Scataglini, etc. ¡El próximo, puedes ser tú! Sólo, depende que le creas a Dios.

----
El Avivamiento de la Sanidad (1946)






Por Roberto Torres

Después de algunas décadas del inicio del movimiento pentecostal, el cristianismo en general entró en una etapa en la que la profundidad de la adoración y la operación de los dones del Espíritu no fueron tan prominentes.

La necesidad de poner “organización” teológica y administrativa al movimiento del Espíritu, puso en marcha la creación de las más importantes denominaciones pentecostales que se conocen hasta el día de hoy en todo el mundo. Para la década de los 30´s y 40´s del siglo pasado el clima espiritual volvía a estancarse, motivando a muchos buscadores a la oración y el ayuno para poder ver una nueva visitación del Espíritu Santo. La respuesta a estas oraciones llegó con la aparición del avivamiento de la sanidad y el de la “lluvia tardía,” los cuales comenzaron justo después de la segunda guerra mundial.

Este avivamiento de la sanidad tuvo su máximo representante en la persona de William Branham (1909-65), quien a fines de los años 40´s y principios de los 50´s tuvo sus comienzos humildes como ministro bautista en la ciudad de Jeffersonville, Indiana. Desde sus primeros años de predicador, Branham fue reconocido como un hombre sencillo, pero con una gran fe en el Dios de la Biblia. En el mes de mayo de 1946, Branham empezó a asombrar aún a sus más allegados con la noticia de que un ángel se le había aparecido, instruyéndole llevar el don de la sanidad a todo el mundo. Según sus mismas palabras, textualmente el ángel le dijo: “No temas. Yo soy enviado de la presencia del Dios Todopoderoso para decirte que tu peculiar vida y tus maneras tan malinterpretadas han sido indicadores por los que Dios te envía a llevar un don de sanidad a la gente del mundo. Si puedes ser sincero y lograr que la gente te crea, nada podrá prevalecer delante de tus oraciones, ni siquiera el cáncer.”

Con esta comisión divina, Branham de inmediato inició su exitoso ministerio evangelístico y de sanidad, aunque con limitada exposición al público. El pastor Jack Moore, sabiendo que Branham necesitaría ayuda administrativa para su ministerio, lo presentó con el reverendo Gordon Lindsay, quien era muy respetado entre los círculos pentecostales de la época. Con la habilidad organizativa de Lindsay para realizar campañas evangelísticas de gran impacto en las ciudades, el ministerio de William Branham adquirió reconocimiento nacional e internacional.

Branham no sólo operó en los dones de sanidades, sino además en los de revelación. Fue particularmente notorio su ministerio a través del don de la palabra de ciencia, el cual le descubría detalles muy íntimos acerca de la vida de personas a las que él ministraba. Su costumbre era tomar con su mano izquierda a las personas y poder detectar el mal que les estaba afligiendo a través de las pulsaciones que sentía en ésta. Uno de sus colaboradores más cercanos, el profesor Walter Hollenweger, narra en sus escritos la precisión y discreción con la que Branham ministraba a la gente a través del don de la palabra de ciencia; él susurraba al oído de la gente lo que Dios le revelaba para que no fuera captado por el micrófono y expuesto a la audiencia. En otras ocasiones la palabra de ciencia venía a él a través de visiones con respecto a personas específicas que él podía interpretar y declarar con asombrosa exactitud.

Aunque el ministerio de Branham tuvo ciertamente una singular trayectoria en lo sobrenatural, desafortunadamente también fue muy controvertido en lo doctrinal. Siendo de línea pentecostal “sólo Jesús,” Branham se oponía persistentemente a la doctrina trinitaria ortodoxa del cristianismo. Sin embargo, no hay duda de que la influencia precursora de Branham en cuanto a la operación de los dones del Espíritu impactó significativamente a muchos otros evangelistas de la sanidad como Jack Coe, Oral Roberts, y A.A. Allen. Además, para algunos maestros del pentecostalismo, el legado de Branham trascendió hasta el movimiento carismático mundial que comenzó en la década de los 60´s y que afectó especialmente a las denominaciones cristianas históricas más antiguas.
---------------------------
©2009. AMÉRICA NUEVA. MÉXICO

Tomado de América Nueva

Saludos
Publicado por Jorge Luis Barrera en 2:10:00 PM 2 comentarios Enlaces a esta entrada
Etiquetas: Avivamiento, Espíritu Santo, Historia
miércoles 19 de agosto de 2009

La Reacción Farisaica: Pretextos por los Cuales Rechazar el Avivamiento - Ralph Mahoney


Tema Tomado del Foro Iglesia.Net, transcrito por Artus.

¿Qué de todos esos fenómenos “raros” que se ha escuchado que están ocurriendo en la reciente visitación?
¿Es algo nuevo? ¿Es bíblico? ¡Permítame contestarle! ¿Es algo nuevo?
Aimee Semple McPherson, quien fuera la fundadora de la Iglesia Internacional Cuadrangular (el líder más conocido que pertenece a esta denominación es Jack Hayford, pastor, conferencista y autor del libro Anhelo por la Plenitud entre otros) hace más de cincuenta años escribió lo siguiente:
“¿Y qué de eso de caer al suelo bajo el poder del Espíritu Santo? ‘¡Cuán impropio e indecoroso!' dirá usted. Yo me pregunto si Pedro se veía ‘decoroso’ cuando cayó bajo éxtasis en la azotea de la casa y vio la visión del lienzo que bajó.
“¿Y qué diría usted acerca de Juan en la isla de Patmos, cuando cayó a los pies de Jesús como un muerto, o Daniel, postrado mientras presenciaba una visión, o Saulo, cuando cayó en la tierra del camino mientras Jesús se le revelaba? En el caso de Saulo, es como si Jesús hubiera tomado a Saulo de ambos hombros, empujándolo al suelo, donde Saulo, sin titubear, se rindió.
“¡Por supuesto que estos casos no fueron para nada decorosos, en términos de la carne y el orgullo! Es más, estaban tan avergonzados y mortificados que “murieron” allí mismo en esos instantes. ¡Ah! ¡Pero entonces el espíritu de vida, de humildad y del conocimiento del poder de Dios tomó su lugar!
“Y podemos seguir mencionado otros casos: Isaías, Jeremías y otros que cayeron postrados ante El. Tenemos registros de cómo, en sus inicios, hubieron tantos que se postraron de tal manera dentro de la Iglesia Metodista, y el Ejército de Salvación y el Avivamiento de Gales. Y hoy, alrededor del mundo, dondequiera que Dios esté derramando de Su Espíritu Santo, ¡está ocurriendo lo mismo! Cuando yo llegue al cielo, espero ver a ángeles y hombres caer y postrarse ante El cuando le coronen rey de todo. ¿Es bíblico?
En el primer siglo, Pablo escribió: “Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura, y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente.” 1 Corintios 2:14.
Antes de su conversión, Pablo era fariseo. Así que él entendía perfectamente LA REACCION FARISAICA y la ceguera espiritual que la acompaña. Hasta que Jesús abrió los ojos de Saulo a través de la imposición de las manos de Ananías, Pablo no podía verdaderamente ver las cosas espirituales (vea Hechos 9:12,17).
Al igual que muchos hoy día, Pablo se oponía y perseguía a aquellos “nacidos del Espíritu” y “llenos del Espíritu".
Veamos a continuación una muy conocida historia de Jesús y los fariseos que claramente ilustra la enseñanza de Pablo. Es la historia increíble de uno de los encuentros de Jesús con LA REACCION FARISAICA.
“Al pasar Jesús, vio a un hombre ciego de nacimiento... escupió en tierra, e hizo lodo con la saliva, y untó con el lodo los ojos del ciego, y le dijo: Vé a lavarte en el estanque de Siloé. Fue entonces, y se lavó, y regresó viendo” (Juan 9:1,6,7).
LA REACCION FARISAICA: ¿Es ésa la manera de sanar a un ciego? ¿Untando con lodo sus ojos? ¡Qué poco higiénico! ¡Es increíble! Y además... ¿hacerlo en el día de reposo? ¡Es el colmo! ¡Dios jamás aprobaría conducta tan atroz!
“Llevaron ante los fariseos al que había sido ciego. Y era día de reposo cuando Jesús había hecho el lodo, y le había abierto los ojos. Volvieron, pues, a preguntarle también los fariseos cómo había recibido la vista. El les dijo: Me puso lodo sobre los ojos, y me lavé y veo.
“Entonces algunos de los fariseos decían: ‘Ese hombre no procede de Dios, porque no guarda el día de reposo’.
“Le volvieron a decir: ¿Qué te hizo? ¿Cómo te abrió los ojos?
“El les respondió: Ya os lo he dicho, y no habéis querido oir, ¿por qué lo queréis oir otra vez? “¿Queréis también vosotros haceros sus discípulos?
Y le injuriaron, y dijeron... Nosotros sabemos que Dios ha hablado a Moisés; pero respecto a La ése, no sabemos de dónde sea.
”Respondieron y le dijeron: Tú naciste del todo en pecado, ¿y nos enseñas a nosotros? Y le expulsaron” (Juan 9:13-34).
¡Así es cómo reaccionan los fariseos! ¡Tanto en los tiempos de antaño como hoy en día!

Teólogos Farisaicos
Salvo unas cuantas excepciones, tengo que confesar que tengo prejuicio en contra de los llamados teólogos. Fueron los teólogos quienes “santificaron” las atrocidades de Hitler y hablaron en contra de aquellos (incluyendo a ese santo y mártir, el pastor Bonhoeffer) que se oponían a ese régimen tan vil. Fueron teólogos quienes crearon las doctrinas que justificaron y santificaron el “APARTHEID” en Sudáfrica, el cual aprobaba la discriminación racial y todas sus nefastas leyes y políticas.
Mi problema sólo se complica más por el hecho que los teólogos rara vez se dan cuenta de lo que Dios está haciendo. Tratan de comprender a Dios a través del uso de sus facultades intelectuales... y rara vez tienen las percepciones que sólo el Espíritu da.
Por supuesto que ¡a Dios gracias que hay benditas excepciones entre los intelectuales del mundo religioso! Pero son pocos.
La reacción tan falta de lógica de los fariseos hacia la sanidad tan llena de compasión que Jesús le dio al ciego, demuestra cuán descabellada puede ser la mente religiosa apartada de la luz que da Dios. Todos estamos en peligro de caer atrapados por LA REACCION FARISAICA.
Hace treinta y cinco años, un amigo menonita con mente espiritual me dijo: “Generalmente estamos dispuestos a defender hasta la muerte lo que Dios hizo en el pasado, pero rechazamos lo que El está haciendo ahora”. ¡Es verdad!

Podemos “edificar los sepulcros de los profetas” y “adornar los monumentos de los justos” si éstos ya murieron hace doscientos o trescientos años, pero a la misma vez, rechazar a quienes Dios nos ha enviado ahora (vea Mateo 23:29).
“Mas ¡ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque cerráis el reino de los cielos delante de los hombres; pues ni entráis vosotros, ni dejáis entrar a los que están entrando” (Mateo 23:13).
“Ay de vosotros, que edificáis los sepulcros de los profetas a quienes mataron vuestros padres!” (Lucas 11:47).

EL MOVER FRESCO DE DIOS EN EL SIGLO VEINTE
Personalmente he estado involucrado en cuatro importantes épocas de avivamiento en los Estados Unidos durante mi vida (y muchas más en otros países).

PRIMERO, El Avivamiento Pentecostal: En 1932, nací en un hogar en el cual ambos padres recién habían sido bautizados en el Espíritu Santo. Cuando ocurrió, mi padre era diácono en una iglesia bautista. Mi madre había llegado al Señor a través de la influencia de los metodistas y el Ejército de Salvación. ¡Y fue un presbiteriano de Nueva Zelanda, lleno del Espíritu Santo, predicando bajo una carpa en Florida, quien les trajo el mensaje del Bautismo en el Espíritu Santo! Porque recibieron el don de lenguas, sufrieron persecución y rechazo.
Aún no he podido ir a Toronto, aunque pienso ir pronto. Ni defiendo ni me opongo a lo que está ocurriendo allí, porque no lo he visto. Pero las razones que se están usando para rechazar el avivamiento que ha surgido de allí, llamado por muchos “La Bendición de Toronto”, son las mismas que se usaron para denigrar a aquellos que abrazaron el fresco viento pentecostal proveniente del cielo en los años de la década de los '30.
SEGUNDO, El Avivamiento de La Lluvia Tardía / La Voz de Sanidad que comenzó en 1948 y continuó por varios años, recibió fuerte oposición por la mayoría de las denominaciones pentecostales.
Los que sufrieron abuso se convierten en abusadores.
Generalmente, cuando un niño que ha sufrido abuso crece, se casa y tiene a sus propios hijos, él, también, abusa a sus hijos. La iglesia hace lo mismo.
La Iglesia Católica persiguió a los líderes de la Reforma (Martín Lutero y otros). Sus seguidores, por su cuenta, persiguieron a los Anabaptistas, quienes después persiguieron a los Metodistas, quienes también persiguieron a los Pentecostales, quienes también persiguieron a aquellos que se identificaban con el avivamiento de 1948.
TERCERO, La Renovación de las décadas de los 60 y 70. Fue la “ola de avivamiento” en la que se inició mi ministerio, llamado World MAP. Algunos de los que abrazaron “el avivamiento del '48” en su momento persiguieron a aquellos que llegaron a formar parte de esta renovación que se inició a mediados de los años de los '60. Sin embargo, algunos de los perseguidos en aquel entonces ahora están persiguiendo a aquellos identificados con...
CUARTO, La Presente Visitación (Los 1990). Nosotros, los cristianos, somos unos tipos medio “graciosos”... al igual que los antiguos galos, nos dedicamos a atacar y a devorarnos los unos a los otros. “Pero si os mordéis y os coméis unos a otros, mirad que también no os consumáis unos a otros” Gálatas 5:15.
Entonces... ¿Cuál Debe Ser Nuestra Respuesta?
1. Reconozca que cosas extrañas y poco usuales han sido registradas en la Biblia.
“Y fue dado aviso a Saúl, diciendo: He aquí que David está en Naiot en Ramá.
“Etonces Saúl envió mensajeros para que trajeran a David, los cuales vieron una compañía de profetas que profetizaban, y a Samuel que estaba allí, y los presidía. Y vino el Espíritu de Dios sobre los mensajeros de Saúl, y ellos también profetizaron.
“Cuando lo supo Saúl, envió otros mensajeros, los cuales también profetizaron. Y Saúl volvió a enviar a los mensajeros por tercera vez, y ellos también profetizaron.
“Entonces él mismo fue a Ramá, y llegando al gran pozo que está en Secú, preguntó diciendo: ¿Dónde están Samuel y David? Y uno respondió: He aquí están en Naiot en Ramá.
Y fue a Naiot en Ramá y también vino sobre él el Espíritu de Dios, y siguió andando y profetizando hasta que llegó a Naiot en Ramá.
“Y él también se despojó de sus vestidos, y profetizó igualmente delante de Samuel, y estuvo desnudo todo aquel día y toda aquella noche... “ (1 Samuel 19:19-24).

LA REACCION FARISAICA: “¡Qué vergonzoso! ¿Profetizando desnudo? ¡Hágame favor! Un rey que se ha deslizado al grado de ser rechazado por Dios mismo, ¿profetizando? Entonces, ¿no comprueba eso que la profecía no es de Dios?"
No hay suficiente espacio para incluir aquí otras historias similares que encontramos en la Biblia. Este incidente enfatiza algo importante acerca de la soberanía de Dios: DIOS PUEDE HACER LO QUE EL QUIERA, DE LA MANERA QUE EL QUIERA, Y CUANDO EL QUIERA.

2.Deje los resultados al Señor
Está registrado el caso de los enfermos que sacaban a las calles de Jerusalén, y cómo la simple sombra de Pedro pasaba sobre ellos, lo cual los sanaba (Hechos 5:15).
¿Acaso no se puede usted imaginar lo que pasaría hoy día si otro “Pedro” apareciera y ocurriese lo mismo? ¡En el ambiente secular y religioso que vivimos, seguramente exigirían el arresto de Pedro por practicar la medicina sin licencia! Al igual que lo estarían muchos líderes religiosos hoy día, los fariseos estaban muy molestos por estos sucesos. Pero había un rabino muy sabio dentro del concilio de los fariseos, llamado Gamaliel. Nos da un buen ejemplo a seguir. Cuando no podemos aceptar ni entender las cosas que escuchamos, nos haría mucho mejor seguir su consejo en lugar de enterarnos después que hemos estado luchando contra Dios mismo:

Gamaliel dijo: “Varones israelitas, mirad por vosotros lo que vais a hacer respecto a estos hombres... Apartaos de estos hombres y dejadlos; porque si este consejo o esta obra es de los hombres, se desvanecerá; mas si es de Dios, no la podréis destruir; no seáis tal vez hallados luchando contra Dios (Hechos 5:34-39).
¡Ese es un magnífico consejo, Gamaliel! ¡Cómo quisiera que los líderes de hoy tuvieran la sabiduría espiritual para hacerle caso a estas palabras sabias!

3. Pida a Dios que le dé una intensa hambre por lo verdadero
Hay quienes le tienen tanto temor a lo falso que no le dan lugar a lo verdadero y genuino. De una cosa podemos estar seguros: “...Dios no nos ha dado espíritu de cobardía (temor)...” (2 Timoteo 1:7).
Lamento tener que señalar lo obvio, pero “el temor” tiene algunos compañeros muy viles. Tome nota: “Pero los cobardes (temerosos) e incrédulos , los abominables y homicidas, los fornicarios y hechiceros, los idólatras y todos los mentirosos tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda” (Apocalipsis 21:8).


Tome nota que éstas son las palabras de Aquel Quien se sienta en el trono, el Alfa y Omega, el mismo Señor Jesucristo.
Esto NO es un llamado a que creamos y recibamos todo sin discernimiento alguno. Pero sí es para decir que el temor es peor que las manifestaciones inexplicables que acompañan las visitas de la Divinidad a la tierra. El temor es peor que los llamados “extremos” denunciados por líderes temerosos. Predicadores temerosos producen seguidores temerosos.
La fe es como un imán que jala a Dios hacia nuestras dificultades y tribulaciones, trayendo bendita intervención a nuestros problemas. El temor también es como un imán, atrayendo lo demoníaco, la enfermedad, maldiciones y otras calamidades.
Setenta veces la Biblia contiene una referencia a una maravilla o maravillas. Alguien preguntó “¿Qué es una maravilla?” El sabio contestó “Es algo que causa que nos maravillemos. ¡Es mucho mejor maravillarse que temer!
Pida a Dios que le dé discernimiento de espíritus para que usted pueda reconocer lo que NO es verdadero.
Hay ciertas cosas que sólo podemos saber a ciencia cierta conforme el Espíritu Santo nos dé percepción sobrenatural.

Conclusión
Tema al Señor. NO tema lo que el Señor hace. Sus grandes prodigios en el Sinaí causaron que los israelitas se tornaran sordos a Su voz. Se alejaron en temor y murieron en el desierto (vea Exodo 19:1-5).

A propósito... ¿y qué de esas extrañas manifestaciones?
Reconozco que muchos, con sinceridad y en buena fe, sí están cuestionando algunas de las manifestaciones. Por eso, les ofrezco lo siguiente:
El caer bajo el poder del Espíritu Santo
Ya empezamos este artículo considerando esta manifestación.
¡Se encuentran en el Antiguo y Nuevo Testamento más de 40 referencias acerca de alguien cayendo en la presencia del Señor!
Dolores/contracciones como de dar a luz
Durante la mayor parte de mis 64 años, he observado que aquellos con el ministerio de oración intercesora pueden experimentar contracciones o dolores cuando están en intercesión profunda. Las Escrituras que aluden a esto son:
“Verá el fruto de la aflicción de su alma, y quedará satisfecho...” (Isaías 53:11).
“Hijitos míos, por quienes vuelvo a sufrir dolores de parto hasta que Cristo sea formado en vosotros” (Gálatas 4:19).
“Acab subió a comer y a beber. Y Elías subió a la cumbre del Carmelo, y postrándose en la tierra, puso su rostro entre las rodillas” (1 Reyes 18:42).
La postura física para la oración era como de una mujer del medio oriente cuando da a luz a un hijo. Elías estaba “dando a luz” en oración al milagro de la lluvia en una tierra de hambre.
Podemos ver, entonces, claros precedentes bíblicos para “contracciones” dadas por el Espíritu durante tiempos de intercesión.

¡Sl aparentar estar embriagado por la presencia poderosa de Dios
“Porque éstos no están ebrios, como vosotros suponéis...” (Hechos 2:15). En el día de Pentecostés, es evidente que los apóstoles daban apariencia de estar ebrios a los que estaban cerca. Estos versículos demuestran que a veces puede haber similitud entre el comportamiento de una persona ebria y una que recién ha sido llena con el Espíritu Santo.
“No os embriaguéis con vino, en lo cual hay disolución; antes bien sed llenos del espíritu” >(Efesios 5:18).
Uno de los propósitos de la venida del Espíritu Santo es darnos un gozo arrollador y consolaciones espirituales que bien pueden parecer, a quienes no conocen, embriaguez.

En la hora de mayor desesperación, tristeza e intercesión de Ana, Elí confundió su estado con embriaguez.
“Entonces le dijo Elí: ¿Hasta cuándo estarás ebria? Digiere tu vino. Y Ana le respondió diciendo: No, Señor mío; yo soy una mujer atribulada de espíritu; no he bebido vino ni sidra, sino que he derramado mi alma delante de Jehová” (1 Samuel 1:14,15)..

Conclusión
“¿Qué diremos a mi señor? ¿Qué hablaremos o con qué nos justificaremos?” (Génesis 44:16).
Esta pregunta antigua merece una respuesta bíblica. El consejo de María, la madre de Jesús, es una buena respuesta para todos nosotros. “Su madre dijo a los que servían: Haced todo lo que os dijere” (Juan 2:5).
Si seguimos a Jesús, le escuchamos y hacemos lo que El dice, haremos lo que es correcto y tendremos la aprobación de Dios.
No permita que su vida sea gobernada por las opiniones carnales de los hombres. “Pues si todavía agradara a los hombres, no sería siervo de Cristo” (Gál 1:10). ¡Seamos personas enfocadas en agradar a Dios, y así recibir las bendiciones que El está derramando hoy!


BAUTIZADO POR FUEGO ARDIENTE
En estas páginas, está la revelación más estratégica que yo haya visto. Esto enviará oleadas de impacto alrededor del mundo, y guiará a la caída de numerosos principados demoníacos. Las identidades del diablo están siendo puestas al descubierto y el Señor está preparando su ejército del final de los tiempos con muchas armas nuevas y poderosas. El reino demoníaco está conduciendo billones al infierno, y ellos impiden cada aspecto de la Iglesia: evangelización, misiones, intercesión, alabanza, caridad, etc. Por lo tanto, cualquier avance en contra del reino demoníaco beneficiará cada aspecto de la Iglesia. Acorde a la parábola de Jesús, el enemigo planta sus semillas en la noche, cuando todos duermen. Y a través de este libro, nosotros vemos que Batalla Unificada de intercesión en la Noche. Asi; Durante 30 días de continua oración de medianoche en la pequeña Iglesia Coreana, la congregación experimentó un increíble avivamiento. Con sus manos alzadas en alto, y orando toda la noche, la congregación tuvo sus ojos espirituales abiertos a medida que ellos experimentaron visiones, sanaciones, intensa lucha espiritual, y encuentros transformadores con Jesús. Con sus ojos espirituales abiertos, ellos podían ver las batallas demoníacas que tienen lugar durante el momento de la oración. A ellos le fueron mostrados como el diablo/demonios tratan de distraernos, atemorizarnos, y engañarnos mientras estamos orando. Cada truco demoníaco en el libro fue usado en contra de la congregación para pararla de orar. Ellos se encontraron y enfrentaron a numerosos dragones, demonios reyes, ángeles falsos, falsos cristos, demonios buscando compasión, vampiros, espíritus malos disfrazados de hermosas mujeres, etc. A ellos le fueron mostradas estrategias demoníacas usadas en contra de cristianos y nuevas armas espirituales ponderosas y útiles para derrotar al enemigo. Ellos fueron también llevados a el Cielo e Infierno muchas veces por Jesús. Fue revelado que la intercesión de lucha de media noche era la más intenso, difícil y fructífero momento para orar.
 
ACONTINUACION EL LIBRO RESUMIDO EN 3 PARTES, NO TE VAYAS SIN HABER LEIDO CUANDO MENOS UNA... BENDICIONES 
-----------------


El Mensaje Olvidado de Arrepentimiento.... Parte del Avivamiento

Por David Wilkerson

En la ciudad de Nueva York podrás visitar iglesia tras iglesia, desde majestuosas catedrales hasta pequeñas congregaciones, y rara vez escucharás una predicación acerca del arrepentimiento. Lo mismo ocurre en muchas iglesias evangélicas en toda América y el mundo entero. Podrías visitar congregación tras congregación por meses enteros y nunca escuchar una sola mención de la palabra arrepentimiento.
Desde luego, hay iglesias que no se comprometen con esta importante doctrina bíblica. Un gran número de iglesias ha determinado que el arrepentimiento es un mensaje bastante ofensivo para ser predicado. De hecho, denominaciones enteras lo han despreciado restándole importancia.

En tales iglesias escucharás todo acerca del amor de Dios, sus bendiciones y los principios que debes aplicar a tu vida, pero no una palabra que hable de sentir la tristeza que es según Dios por tus pecados. Podrás escuchar mensajes que hablen de amar a los demás para convertirte en una buena persona. Estas cosas definitivamente son bíblicas. Pero no escucharás un mensaje de arrepentimiento como el que Pedro predicó en Pentecostés. Su predicación llevó a muchos a la libertad en Cristo Jesús.

Muchos pastores modernos podrían horrorizarse de lo que Pedro predicó aquel día. Hechos 2 nos muestra el contexto del poderoso mensaje del apóstol:

Al oír esto, se compungieron de corazón, y dijeron a Pedro y a los otros apóstoles: Varones hermanos, ¿qué haremos? (Hechos 2:37)

Como este versículo lo demuestra, debe haber un conocimiento previo de los pecados antes de tener un verdadero arrepentimiento. Ese es el propósito de la ley: hacernos conscientes de nuestros pecados. El corazón de aquellas personas en Jerusalén fue conmovido cuando escucharon la palabra de Dios y solo así reconocieron sus pecados.

Pedro respondió a su clamor desesperado instruyéndoles de esta manera: “Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo” (Hechos 2:38). ¿Qué significa esto de arrepentirse?


EL VERDADERO ARREPENTIMIENTO PRODUCE TRISTEZA, PENA Y PESAR POR LOS PECADOS

Arrepentirse consiste en experimentar tal contrición que lleve a cambiar el rumbo de tu vida. O algo más simple: arrepentirse es volverte de tus pecados e ir en la dirección opuesta.

El arrepentimiento no te da ningún mérito ante Dios. Sólo el sacrificio de la sangre de Cristo puede otorgarte el perdón. Pero el arrepentimiento es el único camino para obtener el verdadero gozo y ser restaurado. No hay otra forma de entrar en la paz y el reposo de Cristo, sino a través de las puertas del arrepentimiento. Pablo escribió a los Corintios acerca de los frutos que produce el arrepentimiento:

“Porque la tristeza que es según Dios produce arrepentimiento para salvación, de que no hay que arrepentirse; pero la tristeza del mundo produce muerte. Porque he aquí, esto mismo de que hayáis sido contristados según Dios, ¡qué solicitud produjo en vosotros, qué defensa, qué indignación, qué temor, qué ardiente afecto, qué celo, y qué vindicación! (2ª Corintios 7:10-11).

Déjame darte el trasfondo de la carta que Pablo escribió a los Corintios. Él puso en evidencia el pecado de incesto en la congregación, pues nadie había tomado cartas en el asunto. Y debido a que pasaron por alto este terrible pecado, no había tristeza alguna en medio de ellos.

Así que Pablo escribió a la iglesia un mensaje duro, pero bien merecido. Entonces, cuando la gente se sentó a leer la carta en voz alta, fueron conmovidos sus corazones. Se arrepintieron, llenos de tristeza y dolor, e hicieron frente al pecado tan vergonzoso que había entre ellos.

Ahora Pablo los animaba, diciendo: “Vean lo que la tristeza de Dios hizo en ustedes. Produjo prudencia, trajo una indignación en contra de su propio pecado”. El arrepentimiento es el único medio por el cual aquellos que están cautivos por el pecado pueden ser liberados y restaurados.

El arrepentimiento y la fe en la sangre redentora de Cristo resultan en la remisión de los pecados, que significa perdón y libertad del poder del pecado. De acuerdo con Pedro, no puede haber conversión, libertad ni nuevo nacimiento sin arrepentimiento:

Así que, arrepentíos y convertíos, para que sean borrados vuestros pecados; para que vengan de la presencia del Señor tiempos de refrigerio. (Hechos 3:19)

De esta misma manera, Pablo predicó a los atenienses: “Pero Dios, habiendo pasado por alto los tiempos de esta ignorancia, ahora manda a todos los hombres en todo lugar, que se arrepientan” (Hechos 17:30). Jesús dijo que había venido con este mismo propósito: “No he venido a llamar a justos, sino a pecadores al arrepentimiento” (Lucas 5:32). Quizás Lucas es todavía más claro cuando escribe: “y les dijo: Así está escrito, y así fue necesario que el Cristo padeciese, y resucitase de los muertos al tercer día; y que se predicase en su nombre el arrepentimiento y el perdón de pecados en todas las naciones, comenzando desde Jerusalén” (Lucas 24:46-47).

Arrepentimiento fue el mensaje que Dios nos mandó enseñar cuando establecimos la iglesia, hace más de veinte años, aquí en Nueva York.

En los inicios de la iglesia de Times Square, el Espíritu Santo instruyó a nuestro equipo pastoral para predicar arrepentimiento. Él consumió nuestros corazones con una verdad: donde el pecado abunda, sobreabunda la gracia.

Debíamos plantar nuestra iglesia en el corazón de Broadway, cerca de la Calle 42, en medio de sus clubes nocturnos, cines XXX, tiendas de pornografía, distribuidores de droga, prostitutas y homosexuales. Realizábamos nuestros servicios en el teatro Nederlander de la Calle 41. En aquel tiempo esa cuadra era llamada “el callejón de la basura” porque los adictos inhalaban su droga y tiraban el desperdicio frente al teatro. Era como un retrato del infierno en la tierra.

El Espíritu nos advirtió que estábamos entrando en territorio de Satanás. Tuvimos que asumir una postura firme para ir en contra del dominio del pecado. En breve nos encontramos en la zona de guerra para reclamar a los cautivos por el diablo. Así que tuvimos que estar preparados para el contraataque y para ser perseguidos con todas las armas del infierno.

Francamente, no podríamos ganar a esos cautivos mientras estuvieran cómodos en su pecado. Para hacerles entender la misericordia de Cristo tuvimos que confrontarlos con sus pecados, así ellos estarían convictos y listos para abandonarlos por completo. Esa fue la única forma de emprender la guerra en el campo espiritual.

Así que predicamos arrepentimiento. Dijimos a todo aquel que cruzaba nuestras puertas que nadie podía llamar a Jesús Señor si su vida no había cambiado. Ese mensaje lo predicamos a todos los que asistían a nuestros servicios, sin tomar en cuenta su estatus social: actores de Broadway, vendedores de droga, ejecutivos de Wall Street y travestis. Nadie podía decir amar a Jesús si su vida no mostraba los frutos de su arrepentimiento.

Después de confrontar el pecado con la predicación de arrepentimiento, comenzó a brotar un increíble gozo. Las personas fueron liberadas de sus pecados, abandonaron sus hábitos pecaminosos y su manera sensual de vivir. Hombres y mujeres, tanto de oficinas corporativas como del “callejón de la basura”, fueron transformados por la sangre de Cristo que limpia todo pecado y por el poder de su Espíritu que hace libre al cautivo.

Después de más de veinte años, ese mismo gozo permanece aquí en la iglesia de Times Square. Y todavía enseñamos el mensaje que la primera iglesia predicó en Jerusalén el día de Pentecostés: arrepentimiento para perdón de los pecados.


EL EVANGELIO DE LA COMODIDAD CONFUNDE COMPLETAMENTE EL AMOR DE DIOS

Multitudes hoy en día se congregan en eventos donde los pastores de la comodidad les dicen: “Todo lo que necesitan es creer y nacerán de nuevo”. Esta doctrina la fundamentan en el pasaje de Hechos 16, donde un carcelero pregunta a los apóstoles acerca de cómo obtener la salvación. La respuesta de Pablo fue: “Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo, tú y tu casa” (Hechos 16:31).

Los ministros que hacen énfasis en esta doctrina olvidan que cuando el carcelero se acercó a los apóstoles, estaba tan convencido de su pecado, que “vino temblando, y se postró a los pies de Pablo y de Silas” (Hechos 16:29). Este hombre estaba tan angustiado y turbado que había considerado suicidarse. Reconoció su pecado y el temor de Dios lo llevó a arrepentirse.

Los simples sentimientos no pueden convertir el alma de nadie. Éstos sólo tocan las emociones pero son incapaces de conmover los lugares más profundos del alma. Esta es una verdad muy importante que tuvimos cuidado de enseñar desde un inicio en la iglesia de Times Square. Y es una verdad que constituye la base del evangelio mismo. Es una verdad que nos habla de la condenación bíblica del pecado –una amonestación al pecador a correr a la Cruz o perecer– el más grande mensaje de amor jamás ofrecido al hombre.

Debajo del nombre de nuestra iglesia, sobre la marquesina del teatro, se lee el siguiente mensaje: “La iglesia que el amor está construyendo”. Para nosotros esto no es una idea romántica o sentimental, sino es un mensaje que dice claramente: “Estamos aquí para pelear por ti contra todo el infierno. No te encubriremos la verdad, si en realidad quieres una vida nueva”.


LOS MINISTROS QUE ELUDIERON EL MENSAJE DE ARREPENTIMIENTO COMIENZAN A PREDICARLO DE NUEVO

El pastor de una megaiglesia se sintió redargüido debido a sus predicaciones tan ligeras y simplonas. Por semanas forcejeó con su conciencia, pensando: “No soy un pastor verdadero. No estoy dando a las personas lo que necesitan para crecer y madurar en Cristo”.

Así que cambió su predicación e incluyó el mensaje de arrepentimiento. Antes de esto su congregación era contada en millares. Ahora, desde que comenzó a enseñar arrepentimiento, ha quedado con menos de doscientas personas. Pero está lleno de gozo y muy bendecido al ver a sus congregantes crecer en Cristo.

Tengo que preguntarme: ¿es esta la razón por la cual muchos pastores nunca predican arrepentimiento? ¿Tienen miedo de perder gente en sus iglesias? ¿Temen no poder pagar sus créditos hipotecarios? ¿Necesitan muchas personas que diezmen para así poder absorber los gastos cada vez mayores en su congregación?

A veces me pregunto qué pasaría con las personas de tales iglesias al escuchar a su predicador dar un mensaje de arrepentimiento. Me imagino multitudes a punto de escuchar su último sermón. Detrás de las bambalinas, el predicador está bajo la influencia del Espíritu Santo que le habla con gran poder:

“El día del Señor está cerca. La mano escribe en la pared, y Dios pronto juzgará a las naciones. Todas las cosas serán conmovidas, y los corazones de los hombres desfallecerán por ello”.

“No vayas esta noche al púlpito y fortalezcas las manos de los pecadores. La mayoría son almas ciegas y enfermas, como ovejas perdidas. Están turbadas con dolorosos problemas familiares, vicios, esclavos de los tormentos del enemigo”.

“Si tú no les adviertes, su sangre será sobre tu cabeza. El profeta Ezequiel te lo ha anunciado y sin duda alguna acontecerá si tú no tocas la trompeta para amonestar al perverso. Ellos morirán en su pecado y el Señor demandará su sangre de tu mano”.

“Ve ahora y diles que se arrepientan y que dejen sus malos caminos. Nunca más obstruyas mis palabras, porque conducen a la vida. Después confórtalos y aliéntalos”.

Si tal predicador fuere obediente, inmediatamente sería testigo de dos cosas: un éxodo masivo de personas y un reducido grupo que se quedaría perplejo en sus asientos. Después de algunos minutos, el predicador comenzaría a escuchar sollozos entre los que decidieron quedarse. Finalmente, una voz se levantaría de entre ellos preguntando: “¿Qué debemos hacer ahora?”.

Esto está comenzando a suceder. Uno de los predicadores más exitosos en Europa, estando delante de una enorme multitud, dijo: “Ha venido la hora de confesar los pecados, llorar y enderezar los caminos”. Un predicador amigo mío estuvo en ese evento y lo calificó de maravilloso. Mi oración es por que lo mismo acontezca en todas las iglesias, aquí en América y en todo el mundo.

Debo admitir que en ocasiones he bajado del púlpito con un gran dolor después de predicar un duro mensaje. Algunas veces me he preguntado: “Señor, me parece que esto ha estado muy duro. ¿Te habré escuchado correctamente? Si estoy equivocado al predicar este tipo de mensajes, muéstramelo por favor”. Una vez, cuando me encontraba en una profunda agonía por una prédica que di, recibí una llamada telefónica de uno de mis hijos, que me dijo: “Papá, gracias por predicar ese mensaje. El Señor me habló claramente y me puso en una encrucijada que he tenido que enfrentar”.


ALGUNOS DE LOS QUE SE HAN ARREPENTIDO PERMANECEN EN TEMOR E INCREDULIDAD

Estoy seguro de que Dios se lamenta de las iglesias que no predican el mensaje de arrepentimiento. De hecho, tengo la convicción de que el Espíritu Santo no habita en tales iglesias.

Con todo y esto, creo que hay algo que aflige el corazón de Dios aún más que ser negligentes en predicar arrepentimiento. Y esto es que aquellos que confiesan sus pecados continúen viviendo en temor e incredulidad.

Hablo de aquellos quienes han tenido una verdadera convicción de pecado. Que han experimentado la tristeza que es según Dios por sus maldades y las han confesado, pero aún no tienen la paz y el gozo que viene con el perdón que trae el arrepentimiento.

El arrepentimiento conduce al perdón y el perdón debe conducir al gozo y la paz. Estas personas, sin embargo, no tienen tal descanso. Por el contrario, viven en constante temor de que sus vidas no estén agradando a Dios. Continúan orando por su salvación e incluso intentan bautizarse una y otra vez. Sencillamente, nunca han comprendido en su totalidad el poder del perdón.

En realidad, tales personas viven bajo el pacto del Antiguo Testamento. Son oprimidos por una ley que los mantiene atormentados y su conciencia los condena. Tal como dijo Isaías: “Pobrecita, fatigada con tempestad, sin consuelo…” (Isaías 54:11).


LA OPRESIÓN POR LOS PECADOS –MEMORIAS Y RECUERDOS DE LOS PECADOS PASADOS– NO DEBE CARGARSE MÁS ALLÁ DE LA CRUZ.

Cualquier tristeza por los pecados pasados, impuesta voluntariamente, debe ser echada en los raudales de la sangre de Cristo. Finalmente, llega el momento cuando todo aquel que sigue a Cristo escucha las palabras: “Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar” (Mateo 11:28).

El Señor hace un llamado a todos los que se han arrepentido y creído en su nombre, pero que todavía no pueden gozarse en ello porque llevan una pesada carga de culpabilidad y condenación. A todos estos, Dios los invita a venir a Él y entregarle su pesada carga, para ser llenos de gozo en sus corazones.

Cuando hacemos esto, el Espíritu Santo viene a hacer morada en nosotros. Jesús llamó al Espíritu “El Consolador”, cuyo nombre significa “uno que viene a estar a tu lado”. A partir de entonces, nunca más andaremos solos ni en nuestras propias fuerzas, sino con la ayuda del Espíritu Santo.

Esto es a partir del Nuevo Pacto, el cual Dios hizo con los primeros creyentes. Según Hebreos, este pacto entró en vigor cuando Jesús murió en la cruz:

Porque el testamento con la muerte se confirma; pues no es válido entre tanto que el testador vive. (Hebreos 9:17)

¿Cuál es la herencia que Jesús nos dejó a través de este pacto? Esta es la promesa: “Porque seré propicio a sus injusticias, y nunca más me acordaré de sus pecados y de sus iniquidades” (Hebreos 8:12).

Pero además recibimos algo más que el perdón por medio de este Nuevo Pacto. Dios nos da una promesa adicional cuando dice que nos hace “aptos en toda obra buena para que hagáis su voluntad, haciendo él en vosotros lo que es agradable delante de él por Jesucristo; al cual sea la gloria por los siglos de los siglos. Amén” (Hebreos 13:21).


¿ESTÁS BAJO UN ATAQUE SEVERO, TU MENTE ESTÁ ACOSADA?

Muchos cristianos, incluyendo algunos pastores, me han dicho que continuamente son asediados por sus pecados pasados. Me dicen: “Hermano David, si supiera todo lo que hice, cómo pequé contra la luz, entonces entendería por qué me siento angustiado. Mis pecados se han acumulado sobre mi cabeza y lucho constantemente contra esa culpabilidad. Creo que el Señor me ha perdonado y que su sangre es suficiente para cubrir mi iniquidad, pero no tengo la paz que trae el entenderlo”.

Otros me dicen: “Creo que he sido perdonado, pero mi mente continuamente es bombardeada con ideas infernales. Pueden venirme donde sea, aun en la iglesia, y me hacen sentir muy sucio. Es difícil creer que soy puro ante los ojos de Dios”.

Estos creyentes olvidan que Satanás también tentó a Jesús de forma terrible, con ideas espantosas cuando fue probado en el desierto. Hoy el diablo envía pequeñas zorras a tu vida para hacerte creer que no tienes esperanza y que Dios está airado contigo. Todo esto con el fin de poner dardos en tu mente e intentar destruir tu fe en el poder de la sangre de Cristo.

Amado santo, no debes prestar atención a estos ataques en tu mente. Debes ignorarlos, clamando: “Santo Espíritu, sé que estás a mi lado. Dame tu ayuda”.

Tienes que entender que todo aquel que toma la cruz de Cristo y pelea la buena batalla de la fe estará en una guerra constante. Todos vamos a hacer frente a los dardos del maligno –pensamientos que vienen debido a nuestro pasado, pues en otro tiempo vivimos en la maldad y la sensualidad–. No obstante, cuando rociamos la sangre de Cristo sobre esas raíces de duda, cada parte de nuestro ser es confortada, incluyendo nuestra mente, y somos purificados por completo.


¿ESTÁS LUCHANDO PARA DEJAR UN PECADO QUE TE ASEDIA, UNA FORTALEZA DE SATANÁS?

¿Has determinado que no existe posibilidad alguna de que seas libre para siempre de tu pecado? Yo te exhorto a considerar estas cuatro cosas:

1. Asegúrate de que el Señor aún te ama y que te extiende su gracia y misericordia.

2. Arrepiéntete, pidiéndole a Dios que traiga sobre ti tristeza y contrición por tus pecados.

3. Recibe el amor de Dios y descansa en su promesa de perdonarte.

4. Confía en el Nuevo Pacto que te dice: “Seré misericordioso contigo y perdonaré todos tus pecados. Y formaré en ti aquellas cosas que son agradables a mi voluntad”.

No estás solo en esta lucha. Él ha enviado su Santo Espíritu, quien sabe como superar al enemigo y liberarte de toda esclavitud. Él es el inmutable, la voz que te guiará y te fortalecerá en todas tus batallas.

Ora conmigo: “Santo Espíritu, quiero crecer espiritualmente. Quiero ser librado de toda hipocresía, y tener un carácter gentil, paciente y amoroso. Prepárame y dame de tu ayuda. Amén”.

(Revista Avivamiento)
------------------------




El Avivamiento apresura la Venida de Cristo!

“Y este evangelio del reino se predicará a todas las naciones, y entonces vendrá el fin.” (Mateo 24:14 NVI)
Muchos preguntan “¿Dónde está el fundamento bíblico de su supuesto Gran Avivamiento?” y yo me pregunto ¿que no han leído este versículo?, las señales son evidentes, Jesús viene pronto, y dejando a lado el fanatismo de muchos al hablar de la segunda venida, lo estoy tomando como una realidad y no un cuento religioso, pero ahora puede surgir una pequeña pregunta, Si queda pocos años para su venida y existiendo tantas personas todavía sin oír el mensaje de Jesús (musulmanes por ejemplo) ¿Cómo es que en tan poco tiempo se predicara el evangelio es todas las Naciones? Y la respuesta se resume a una simple palabra muy usada actualmente: Avivamiento.
El Último Gran Avivamiento de la historia de la humanidad, será un Avivamiento Mundial y ya ha empezado desde su matriz: México, pero que se esparcirá por todos los continentes, las señales son claras, todo apunta a esto.
“Así que la presencia del Señor les dará tiempos de descanso espiritual, enviándoles a Jesús, a quien Dios eligió para ser el Cristo. Pero él debe quedarse en el cielo hasta el momento en que se vuelvan a poner en orden todas las cosas” (Hechos 3:20-21 PDT), Imagino a Jesús queriendo venir pero el Padre diciéndole “¡Aguanta, todavía se tienen que poner en orden las cosas!”, ¿Qué cosas se tienen que poner en orden? Esta parte habla de Restauración, ¿a quién? ¡A la Iglesia! A vivir nuevamente el Libro de Hechos pero con doble, triple o más fuerza, durante los últimos años los ministerios en las iglesias han estado renovándose, cantos espontáneos, sonidos del Cielo a la tierra, instrumentos y bailes proféticos, mujeres predicando, y una iglesia que se encarga de creer lo que Dios dice sobre la sanidad, que todos los que creen serán seguidos por señales como sanidades, liberaciones y más, no solamente el “mega-ungido” de Dios en un pulpito lejano, Dios está restaurando esto, y la Iglesia está despertando.
¿Porqué hacer un énfasis mayor al tema del Avivamiento? Porque esto es lo que apresura la venida de Jesús y la gran cosecha, milagros, sanidades, Presencia; pensemos! Si Jesús llegara hoy ¿Qué frutos le daríamos?, existen algunas personas que se dedican a predicar la segunda Venida de Jesús que es casi e 100% de los temas cada domingo, pero generalmente estas personas ya están como con “las maletas hechas”, ya las tienen en las manos y lo que quieren es ya irse!, pero llegando haya ¿y el fruto?...Además el infundir miedo puede llevar a un falso arrepentimiento, la gente llegara a Jesús por la presencia de Dios no por miedo de ir al infierno, tal como el caso de un amigo que conocí el cual se bautizo rápidamente por miedo a que en cualquier momento sucediera el Rapto y se quedara a la Tribulación, entonces me pregunté ¿Se bautizo por fe en Jesús o más bien por miedo a irse al infierno?, la obsesión a este tema puede llevar a un falso arrepentimiento. Pero el avivamiento en contraste es el que apresura la venida, pues terminado de predicar el evangelio viene Jesús.
Así que si realmente queremos que Jesús venga (Y espero que sea por anhelar ver su rostro y no porque ya no “aguanta vivir en el mundo con tentaciones”) debemos anhelar el Aumento del Avivamiento que ya empezó y cosechar en el gran campo de almas para Cristo.
-----------------------


EL AVIVAMIENTO WESLEYANO EN INGLATERRA. 
 Una herencia de renovación espiritual, evangelización y reforma social Por Norman Rubén Amestoy EL CONTEXTO DEL AVIVAMIENTO J. Wesley nació en Epworth en 1703 y su vida abarcó casi la totalidad del siglo XVIII, un tiempo histórico en el cual estaban desarrollándose cambios fundamentales sobre todo en Inglaterra y los Estados Unidos. Si bien es cierto que resulta complejo hacer una breve descripción de la vida en Inglaterra durante el siglo XVIII debemos intentarlo para entender el marco histórico del avivamiento wesleyano. Durante el siglo XVIII, Inglaterra tuvo una estabilidad mayor que durante el siglo XVII, momento en el cual se había desarrollado una sangrienta guerra civil. Los conflictos políticos entre los dos partidos más importantes, los “Toris” y los “Whigs”, continuaron. El poder militar y económico de Inglaterra seguía en ascenso. La población Inglesa en la primera parte del s. XVIII era de unos 5 millones de habitantes, y hacia fines del siglo, había aumentado a más de 8 millones. Casi el 10% de la población vivía en Londres, y la mayoría vivía en severas condiciones de pobreza. Ninguna otra ciudad llegó ha ser tan grande como Londres, aunque a fines de siglo ciudades y aldeas de zonas industriales como Manchester, Birmingham y Leeds habían tenido un desarrollo asombroso. La vida de las ciudades y aldeas más grandes era precaria, especialmente para los más pobres que eran los sectores más numerosos. No existía mucha seguridad en el mercado laboral. La vivienda era mayormente inadecuada y muy costosa. Los sectores más carenciados de las ciudades, albergaban multitudes que vivían hacinados en barrios periféricos y sucios. Los servicios sanitarios eran primitivos, además que la costumbre era arrojar los desperdicios en las calles y los ríos lo cual hacía que el olor fuera insoportable. El agua potable era escasa. El precio de los alimentos era costoso. La vida en general se hallaba marcada por la inseguridad y el alcohol, la violencia, la prostitución y la difusión de los juegos de azar eran los medios que la gente buscaba como medio de escape de la desesperación y el abandono. Los artesanos, obreros calificados y aprendices conformaban los sectores medios en crecimiento aunque su situación no era menos grave. Las jornadas de trabajo alcanzaban las 14 horas y los jornales eran muy bajos. Estos ingresos se suplementaban con el trabajo de las esposas e hijos. Niños de 4 o 5 años trabajaban como deshollinadores en minas o fábricas. Las clases altas eran pequeñas pero poderosas. Su estilo de vida estaba marcado por las extravagancias y las comodidades. Hacia el siglo XVIII la sociedad inglesa se hallaba polarizada en términos económicos. Con el avance del siglo, Inglaterra experimentó grandes cambios sociales y económicos. Se introdujeron nuevas tecnologías de cultivo y fabricación que trajeron aparejada un aumento de la producción. Hacia 1750 nos encontramos en plena Revolución Industrial. Las industrias textiles y la fundición de hierro crecieron a ritmo acelerado. Los motores a vapor impactaron en el crecimiento industrial. La construcción de caminos (con peajes) y la canalización de los ríos mejoraron el transporte de materias primas y artículos manufacturados. En cuanto al contexto religioso la sociedad se inclinaba nominalmente por la iglesia Anglicana, que era la iglesia oficial de la corona británica. Completaban el campo religioso la iglesia católica y las iglesias disidentes como los bautistas, presbiterianos , congregacionalistas y cuáqueros. La Iglesia Anglicana mantenía como iglesia oficial lazos estrechos con el poder político. Las parroquias se habían constituido con varios siglos de antelación con lo cual los poblados de reciente formación carecían de asistencia pastoral. Los miembros de las iglesias disidentes no tenían derecho a voto ni les era permitido ocupar lugares en el Parlamento. La iglesia Anglicana tenía una visión fuertemente influida por mantener el orden vigente, instando al pueblo creyente a aceptar el orden vigente y el lugar de cada uno como voluntad divina. JOHN WESLEY Y LOS COMIENZOS DEL MOVIMIENTO. Juan Wesley nació dentro de la fe anglicana. Su padre Samuel era párroco de dicha iglesia, mientras que su madre Susana también era hija de un ministro disidente. Era una mujer de una notable santidad y maestra de su hogar. Con gran disciplina se dedicó a la crianza y formación de sus 19 hijos. J. Wesley tuvo una excelente formación académica en Oxford desde 1720. En ese ambiente, a partir de 1725 comenzó un itinerario espiritual marcado por periódicas conversiones que vinieron a reforzar la formación recibida en su hogar. Nos referimos a la enorme influencia que ejercieron las lecturas de Taylor, Tomás de Kempis y Willian Law cuyo común denominador era la convicción de que la vida cristiana consagrada y santa implicaba comprometerse enteramente en el amor a Dios y al prójimo. Luego de ser ordenado, primero como diácono y después como presbítero, sirvió en las iglesias anglicanas. Nuevamente en Oxford, tras recibir un nombramiento académico, inició un grupo dedicado al estudio de la Biblia, las disciplinas espirituales, la comunión frecuente, la ayuda a los necesitados y la práctica renovada de una piedad intensa. En los círculos universitarios recibieron el mote de “Club Santo”, “Polillas Bíblicas”, “fanáticos” y “Metodistas”. Del estudio de los Padres de la Iglesia primitiva, especialmente de los padres del desierto lo cautivó la idea de la perfección como meta de la vida cristiana. En este sentido, la perfección era un proceso dinámico, más que un estado estático. Este concepto sería determinante para su propia visión de la vida cristiana y el ideario del movimiento que comenzaría a gestar. Por invitación de la Sociedad para la Propagación del Evangelio, Wesley viajó a Georgia para trabajar entre la población indígena y los colonos ingleses y luego de tres años de pésimas relaciones con los colonos volvió a Inglaterra sin haber alcanzado grandes resultados. Sin embargo la experiencia le proporcionó una oportunidad para su maduración personal, especialmente por su contacto con los misioneros de la Iglesia Morava que le enseñaron a Wesley que una fe verdadera libera del temor y una vida espiritual auténtica produce una felicidad profunda. De regreso en Inglaterra, Wesley tuvo la extraordinaria experiencia de Aldersgate que significó su conversión. “El miércoles 24 de mayo… por la tarde, yo fui, muy contra mi propia voluntad, a la sociedad que se reúne en la calle Aldersgate, donde una persona estaba leyendo del Prefacio a la Epístola a los Romanos, de Lutero. A eso de las nueve menos cuarto, mientras él estaba describiendo el cambio que Dios obra en el corazón mediante la fe en Cristo, sentí en mi corazón un ardor extraño. Sentí que confiaba en Cristo, sólo en Cristo, para la salvación; y me fue dada la seguridad de que él había quitado mis pecados, aún los míos, y me había salvado de la ley del pecado y de la muerte. Empecé a orar con todo mí ser por aquellos que de alguna manera especial me habían tratado con desprecio y me habían perseguido. Entonces testifiqué abiertamente a todos los presentes lo que ahora sentí en el corazón” Luego de una visita a la iglesia morava en Herrnhut (Alemania), J. Wesley siguió unido a la sociedad de Fetter Lane y predicando en iglesias anglicanas. Al observar de cerca la vida y la fe de los moravos, Wesley quedó admirado pero a la vez empezó a dudar sobre la eficacia del quietismo, su pasividad y lo artificioso de un ambiente eclesial introvertido en medio de la sociedad. Para Wesley era esencial la fraternidad cristiana y la disciplina de la vida espiritual pero no como un fin en si mismo, sino como un instrumento de la misión, esto es: la propagación de la santidad bíblica por toda la tierra. Para Wesley la fe era un primer paso en la experiencia cristiana, pero no su totalidad. “La fe… es solo la servidora del amor”. La finalidad de la vida cristiana es la santidad. “La plenitud de la fe”. Esto significa comprometer toda la vida a Dios y al prójimo en amor. De modo que la fe que justifica lleva su fruto en una fe que obra mediante el amor. Así el mensaje de Wesley se resumía en anunciar una proclama de: salvación, fe y buenas obras. LAS CARACTERÍSTICAS DEL AVIVAMIENTO. La predicación al aire libre. Luego de su conversión, en octubre de 1738, J. Wesley tomó conocimie nto de las conversiones que se estaban produciendo en Nueva Inglaterra a través de la predicación de Jonathan Edwards. Estos informes produjeron un impacto de fuerza extraordinario que lo prepararon para una nueva etapa en su vida y ministerio, y marcarían al movimiento con una característica indeleble: la predicación al aire libre de manera itinerante e independientemente de las estructuras eclesiásticas establecidas. Por otra parte, a fines de 1738 George Whitefield regresó de las colonias americanas donde había participado, con importantes resultados en el primer gran avivamiento. La experiencia en las colonias le había mostrado la posibilidad de pasar por alto las estructuras eclesiásticas anglicanas. Entonces comenzó a predicar al aire libre en la zona minera industrial de los alrededores de Bristol con impresionantes resultados entre los mineros del carbón. Ante la necesidad de ausentarse, Whitefield le pidió a J. Wesley su colaboración en la continuación de la tarea evangelizadora. La iniciativa de predicar fuera del templo le escandalizaba. “Habiendo durante toda mi vida guardado tenazmente todo lo que tenía que ver con la decencia y el orden, hubiera pensado que era casi un pecado salvar a las almas, a menos que se llevara a cabo dentro de una iglesia”. Sin embargo, a pesar de sus prejuicios se dirigió a Bristol desarrollando una intensa actividad. “A las cuatro de la tarde (2 de abril de 1739) me sometí hablándoles desde una pequeña elevación en las afueras de la ciudad a unas tres mil personas”. Al día siguiente predicó a campo abierto en las afueras de un pueblo cercano y al domingo siguiente, en Hannam Mount, a los mineros de Kingswood. La reacción del pueblo fue asombrosa ya que las vidas fueron visiblemente afectadas mediante conversiones radicales. El primer sorprendido por los resultados de la predicación del evangelio fue el mismo Wesley, y a partir de entonces se transformaría en una modalidad característica del metodismo en Inglaterra, Gales, Escocia, Irlanda, Estados Unidos y los comienzos de la misión en el Río de la Plata. La actitud de Wesley nos habla acerca de la necesidad de tener una disposición permanente al cambio, la creatividad y la innovación en cuanto a nuestras formas de organización y modos de desarrollar la misión. Es notorio como una idea que en un principio le parecía inadmisible y poco convencional, rápidamente fue adoptada frente al desafío de predicar el evangelio. La predicación al aire libre y el ministerio itinerante surgió como una necesidad dado que los púlpitos de los templos le comenzaban a ser vedados. Sin embargo el amor por las personas inconversas lo llevó a romper con sus propias estructuras mentales y las estructuras del sistema parroquial anglicano. Evangelización y organización celular de la iglesia. A diferencia de G. Whitefield, cuya predicación movió a miles de personas, aunque sin promover una estructura para alimentar espiritualmente a los nuevos conversos, J. Wesley organizó a los nuevos discípulos para crecer en la vida de santidad. El modelo wesleyano se enraizaba en los grupos moravos y su misma experiencia en el “Club Santo” de Oxford. A partir de 1742, el movimiento wesleyano se organizó en “sociedades”, “clases” y “bandas”. En este sentido, fue un verdadero pionero de la evangelización a través de los grupos pequeños. Hacia fin del siglo XVIII, el metodismo había desarrollado más de 10.000 grupos celulares, llamados “Clases”. Las “clases” sirvieron en el desarrollo del metodismo primitivo como la herramienta por excelencia de la evangelización y como un medio para el discipulado. Como precursor del movimiento celular moderno, Wesley promovió la evangelización que llevó a una rápida y notoria multiplic ación. La metodología consistía en una predicación al aire libre y la posterior invitación a que las personas se unieran a una “clase”. El objetivo primario de la predicación evangelística era iniciar nuevas clases donde principiar el discipulado. Las “clases” eran grupos de aproximadamente 12 personas que se reunían semanalmente con un líder laico para facilitar la formación espiritual y doctrinal de los nuevos conversos, el ejercicio de una disciplina colectiva, el cuidado pastoral de los miembros. Wesley estaba convencido de que un nuevo creyente no había hecho una decisión efectiva por Jesucristo hasta que no se involucraba en un grupo pequeño. Su interés como pastor estaba puesto en el discipulado antes que en la decisión, asimismo enfatizaba más el crecimiento en el Fruto del Espíritu Santo – la vida de santidad – que en el desarrollo de los dones. Las sociedades eran el marco comunitario donde se realizaba la visión wesleyana de la santidad. Los propósitos de estos grupos incluían: 1) fomentar la perfección en Cristo; 2) reconocer y ejercer los dones espirituales de los asistentes; 3) animarse mutuamente en amor; 4) velar los unos por los otros; 5) practicar la confesión de pecados y el ejercicio de la disciplina. Cuando J. Wesley murió en 1791 había 80.000 miembros en las sociedades organizadas como “clases”. Las reuniones eran especialmente atractivas entre las capas obreras dado que en alguna medida ofrecían una alternativa social y espiritual en medio de la socie dad inglesa del siglo XVIII. La promoción de predicadores laicos. A medida que el movimiento metodista fue adquiriendo mayor crecimie nto, un problema que surgió cada vez con mayor fuerza fue la necesidad de cubrir todos los frentes que se abrían a la predicación. En un principio Wesley esperó del clero anglicano auxiliares pero al ser defraudadas sus expectativas decidió en 1741, incorporar al ministerio laico surgido en el seno del mismo avivamiento. Este liderazgo venía a llenar una necesidad práctica de expansión y consolidación del naciente movimiento. Los pr imeros predicadores laicos fueron los “Jinetes Rústicos” que llevaban la palabra a los lugares mas alejados. El trabajo de los líderes era “Alimentar y dirigir, enseñar y gobernar al rebaño en la ausencia del pastor”. La mayoría de los reclutados eran hombres sencillos, sin demasiada instrucción formal, pero ejemplos vivos de fe y celo evangelístico. Cada líder laico tenía que llevar un diario detallado de sus labores, dedicando ocho horas al estudio y la meditación, ocho horas para el trabajo, la visitación y la predicación, y ocho horas para dormir y comer. Los predicadores debían educarse, porque ellos eran el medio para que los miembros de las sociedades se educaran. Wesley mismo vigilaba la preparación y el estado espiritual de cada uno. Les visitaba en sus casas, exhortándoles al aseo y al orden doméstico y les pedía que hicieran lo mismo con los creyentes a cargo. Los que no aceptaban la disciplina eran retirados del ministerio. La incorporación del ministerio femenino. Si bien J. Wesley tuvo dudas sobre si era apropiado adoptar el ministerio de la mujer, lo cual significaba habilitarlas para la predicación del evangelio, terminó por reconocer el talento de Sarah Crosby, Mary Bosanquet, Hannah Harrison, y Eliza Bennis entre otras. Wesley reconoció su eficacia y aprobó oficialmente en 1787 a Sarah Mallet a predicar enseñanzas doctrinales y disciplinarias. Las conferencias teológicas y misioneras. A partir de 1744 luego de haber levantado a los primeros predicadores laicos (1741), formado las primeras “clases” (1742) y redactado las reglas para las sociedades (1743), Wesley comenzó a reunir anualmente a los predicadores del movimiento dando origen a las Conferencias Anuales. La primera conferencia se reunió con la prese laicos y tenían como finalidad capacitar bíblica y teológic amente para la misión además de asignar los lugares de predicación. Con la promoción del liderazgo laico se dio paso a la creación de las sociedades y clases atendidas por ellos. Algunos predicadores eran itinerantes de tiempo completo y servían en redes de “sociedades” llamadas “circuitos”. Otros ministraban en sus tiempos libres y en sus lugares de residencia. En 1760 después de menos de un cuarto de siglo existencia, el movimiento tenía 90 predicadores laicos itinerantes y numerosas iglesias en casi la totalidad de los condados de Inglaterra. La renovación de la alabanza. Una característica destacable del avivamiento wesleyano desde sus inicios fue la irrupción de la alabanza. Para ello J Wesley realizó traducciones de la himnodia alemana sobre todo los surgidos en el contexto de la renovación pietista. Con todo, la mayor influencia fue la que ejerció Charles Wesley quien llegó a componer alrededor de 6000 himnos que trascenderían incluso el ámbito del metodismo. El desarrollo de un ministerio de reforma social. Desde sus comienzos el metodismo no se conformó simplemente con predicar el evangelio y establecer nuevas lugares de reunión, sino que la visión misionera wesleyana era mucho más amplia y procuraba afectar a la sociedad. En esta dirección las sociedades trabajaron en la fundación de dispensarios para enfermos, crearon hogares para huérfanos, establecieron escuelas para pobres, atendieron pastoralmente a los prisioneros mediante la visitación, desarrollaron un amplio ministerio de publicaciones de libros, panfletos y tratados que apuntaban a elevar la vida espiritual de los fieles y también realizaron publicaciones tendientes a mejorar su salud física. J. Wesley tenía una comprensión del evangelio en el cuál la palabra de Dios debía servir a la persona en su totalidad y para la totalidad de la condición del hombre más allá de las condiciones sociales que debiera enfrentar. De hecho para los primeros metodistas, no había separación entre evangelización y obra social cristiana. En 1744 Wesley afirmaba: “Todo proyecto para reconstruir la sociedad que pasa por alto la redención del individuo, es inconcebible… Y toda doctrina para salvar a los pecadores que no tiene el propósito de transformarlos en cruzadas contra el pecado social es igualmente inconcebible”. La santidad personal y la santidad social no están en oposición. En general el metodismo primitivo, tenía un horizonte teológico caracterizado por una total confianza en el poder del Evangelio como palabra de Dios, y un énfasis en la salvación personal por la fe, por medio de la muerte de Jesucristo. Por otra parte, mantenía una estrecha relación entre el avivamiento y la reforma social. Para Wesley era imposible separar el despertar religioso y la transformación de la sociedad ya que estos eran dos aspectos de una misma realidad. En esta alianza, se ligaba la predicación del evangelio puro a la moralización de la sociedad y las reformas sociales. Los predicadores del avivamiento creían firmemente que la predicación del evangelio tendría consecuencias sociales. Este mensajencia de 6 pastores y cuatro fue lo que animó al metodismo a la evangelización, como así también trabajar a favor de los derechos fundamentales del hombre. En este sentido, hacia 1774, Wesley se declaró contrario a la esclavitud y apoyó las iniciativas de la “Secta Chapman” en el Parlamento. Por otra parte se mostró partidario de la defensa de los “esclavos industriales” al protestar contra la explotación de los niños y las mujeres en las fábricas y las minas; abogó por el saneamiento y la humanización de los talleres, promoviendo la reducción de las jornadas de trabajo de 14 y 16 hs y el aumento de salarios; favoreció las condiciones de las cárceles e impulsó cambios en la legislación del sistema penal. LOS EFECTOS DEL AVIVAMIENTO. El Avivamiento despertó oposición. Cuando J. Wesley y G. Whitefield comenzaron a predicar sus experiencias en las iglesias de Inglaterra y al aire libre, las multitudes concurrían a escucharles. Las formas y los resultados alarmaron a los líderes de la iglesia. En la primera etapa del movimiento era común la confrontación y la oposición. Los mensajes despertaban emociones sorprendentes y atrajeron la crítica del clero anglicano como así también de la alta sociedad y los intelectuales racionalistas, para quienes todo fervor era inconveniente. En las reuniones era común que los asistentes clamaran en alta voz, se convulsionaran o cayeran tocados por el poder de Dios. Wesley creía que las manifestaciones físicas de su prédica acontecían por la resistencia del Diablo o la presencia del Espíritu Santo. De este modo, las sociedades metodistas fueron objeto de persecución y violencia por revoltosos instigados por las autoridades eclesiásticas parroquiales. Por otra parte el alto clero descalificó el movimiento acusándolo de “entusiasmo”, esto es “endiosados”. Wesley se defendió distinguiendo diversos tipos de entusiasmo, e insistiendo en que la fe no era auténtica a menos que fuera intensamente personal y experimental. El avivamiento desembocó en el surgimiento del movimiento metodista. Si bien Wesley no tenía intenciones de crear una nueva denominación y se consideró siempre como un ministro de la Iglesia de Inglaterra, la ruptura fue inevitable. Wesley consideraba a la división como pecado y no quería la separación del anglicanismo, sino una reforma desde adentro. Por ello los primeros grupos se llamaron “sociedades” y no “iglesias”. Es decir grupos celulares que buscaban una renovación de la vida espiritual y a la vez fermento de la Iglesia Anglicana. El movimiento tuvo un gran desarrollo en las Islas Británicas y posteriormente en los EE.UU. El avivamiento estimuló la educación popular a través de la creación de las escuelas dominicales. El metodismo primitivo fue un estímulo para la educación popular ya que Wesley insistía en la educación de sus predicadores laicos, del mismo modo instaba a los conversos de las clases populares a que estudiaran la Biblia y todo tipo de literatura que mejorar su calidad de vida. Fieles a sus raíces en las clases populares, los metodistas organizaron escuelas paralelas para la educación de los niños de la clase obrera industrial, víctimas del proceso de industrialización que requería mano de obra barata. Esta iniciativa realmente innovadora –creaba una alternativa popular para los niños pobres al margen del sistema oficial – desembocaría en lo que posteriormente tomó el nombre de Escuelas Dominicales dentro de las principales denominaciones protestantes. La primera escuela dominical metodista fue iniciada por Ana Bell en High Wycombe, posteriormente en 1780 Robert Raikes (1735-1811) Anglicano y periodista, comenzó en Gloucester una escuela dominical donde se proponía a la vez dar instrucción moral, religiosa, una alfabetización básica a los niños marginales. En 1785 se formó en Londres una Sociedad Pro Escuelas Dominicales para extender el movimiento por todo el Imperio Británico. El avivamiento produjo un resurgimiento ético y moralizador en la sociedad. Otro efecto del avivamiento wesleyano fue la transformación moral y espiritual especialmente entre los sectores marginados de una sociedad que comenzaba a experimentar los efectos de la revolución industrial. El metodismo al romper con el sistema parroquial mostró su disposición de ser un movimiento popular de fe, capaz de proclamar un evangelio de gracia y santidad que resultaba ser efectivamente salvador para las mult itudes sumidas en la miseria. Al romper con el monopolio político – religioso, colocando la fe al alcance del pueblo humilde, dignificó a las personas, haciéndolas protagonistas de su destino y participantes activos de sociedades que ofrecían una alternativa de vida. El entusiasmo metodista daba al mensaje evangélico la atracción de una fe profundamente personal y experimental. En este contexto, se enmarca la construcción de una ética del compartir que activaba fundamentalmente el compromiso solidario con los más humildes. En esta dirección cabe recordar que las primeras sociedades introdujeron toda una serie de instituciones destinadas a aliviar el sufrimiento, mientras que la extensión de la renovación wesleyana contribuyó a introducir reformas sociales significativas en la sociedad civil y el parlamento frenando cualquier tipo de revolución violenta. “En el siglo del sauve qui peut de Voltaire y del laissez faire de Smith, cuando se estaba resquebrajando el paternalismo de la sociedad jerárquica tradicional, el metodismo trató de darle a las clases bajas un sentido de su valor propio, y revivir la religión tradicional como fuente de calor y entretenimiento, de confort y alegría” (Semmel). La ética que surge de estos conceptos era sumamente efectiva, no solo porque constituía una ética social, sino también individual. Una ética derivada de una poderosa fe en la relación del individuo con Dios, promovía un fuerte sentido de responsabilidad moral personal muy similar a la ética puritana, alentando las virtudes de ahorro, diligencia, honestidad, trabajo duro y temperancia. El cuidado personal estaba en una relación natural con la ayuda en el cuidado de los demás. Esta ética tenía la distinción adicional de traspasar las barreras de clase y religión. Las reformas obreras, esto es el saneamiento de los talleres, la reducción de la jornada laboral, el aumento salarial, la defensa de niños y mujeres trabajadores, iniciadas por Wesley fueron continuadas por Lord Shaftebury y el posterior movimiento laborista quien se nutrió de varios de los predicadores surgidos del avivamiento. Finalmente cabe mencionar el importante efecto de la causa templaria y el abstencionismo típico de las sociedades wesleyanas. El antiguo énfasis en la temperancia y el abstencionismo a los vicios Era parte de la participación activa de los miembros en la búsqueda de una salud integral El avivamiento se extendió a otras denominaciones y dio nuevo vigor al movimiento misionero. El avivamiento wesleyano arrastró - pese a las resistencias iniciales - al resto de las denominaciones de un cristianismo teórico a un cristianismo vivo. En este sentido la iglesia anglicana, como así también las iglesias libres recibieron un nuevo aliento de renovación espiritual que trascendió las fronteras de la nación. Así mismo el avivamiento wesleyano trajo un nuevo impulso al movimiento misionero hacia fines del siglo XVIII y comienzos del XIX. En 1760 comenzó a realizar esfuerzos permanentes por establecer una misión duradera en los Estados Unidos y hacia 1820 el crecimiento había sido tan notable que había superado al desarrollo del metodismo en Inglaterra. En 1792 se organizaron las primeras sociedades misioneras; en 1795 se inauguró la Sociedad Misionera de Londres. Publicado por Jorge Luis Barrera en 1:21:00 PM 3 comentarios Enlaces a esta entrada Etiquetas: Avivamiento, Historia.

TEMAS
IMPORTANTES
DE AVIVAMIENTO
---------------------------------------------------------------------------------------------




Avivamiento y evangelismo


Definitivamente, todo avivamiento trasciende a la experiencia personal y produce resultados prácticos para la vida de la iglesia, tal como lo encontramos en el avivamiento de Hechos 2, donde se aprecia que uno de sus resultados, si no es que el más importante, es la acción evangelizadora que se traduce en iglecrecimiento. Así tiene que ser, porque el efecto inmediato en aquellos que tienen una conciencia profunda del perdón divino, es que lo cuentan a otros. ¿Cómo es que miles de personas se convirtieron en aquella ocasión? Fue el resultado directo de la transformación de discípulos nominales que se tornaron en creyentes de convicción, avivados, revestidos del fuego celestial. En nuestros días esta historia debe seguir siendo una realidad palpable en cada congregación: miembros recibiendo poder para evangelizar con pasión, pastores siendo dotados de un nuevo poder o una renovación de la autoridad de Dios en sus predicaciones, liderazgos emergiendo con visión y capacidad para el servicio.
En ocasiones alguna iglesia puede esforzarse en la evangelización y sentirse frustrada por el escaso resultado, como consecuencia de no estar experimentando un fresco y poderoso mover del Espíritu de Dios. En cambio, durante una visitación del poder de Dios no sólo el empuje inicial, sino también los resultados permanentes, serán marcadamente diferentes para alcanzar a los perdidos. No cabe duda que el mejor evangelista es el creyente cuando está bajo el influjo directriz del Espíritu Santo: su mensaje conducirá a las personas a entregar su vida a Dios.
El énfasis de la predicación de la iglesia primitiva debe ser todavía el nuestro: la predicación cristocéntrica. La resurrección de Jesús es el mensaje central del evangelio y una iglesia que ha experimentado el avivamiento no podría dejar de proclamar esta buena nueva a todo el mundo, aunque tal mensaje sea revolucionario y hasta incómodo para algunos, porque sacará a luz los pecados escondidos, echará por tierra las tradiciones humanas y conducirá a nuevas demandas en la esfera de servicio a Dios y al prójimo. Quizá por eso haya quienes lo resistan y se nieguen a reconocerlo, aunque con tal actitud es como decir que no quieren dejar a Dios ser Dios: soberano, santo y justo. Pero el mensaje de la Iglesia tiene que hablar en nombre del que la ha comisionado para predicar el evangelio a toda criatura, reconociendo el señorío de Dios sobre su pueblo y permitiendo que ejerza su soberanía también en aquellas áreas de la vida integral dañadas por el pecado.
Dejemos que el Espíritu de Dios nunca deje de ser el Señor de la Iglesia, de sus estructuras, de sus medios, de sus hombres, de sus recursos y potencialidades, guiándonos hacia un avivamiento verdadero, permanente, que nos conduzca a una evangelización y actividad misionera enérgicas, así como a la realización de obra social que repercuta en el mejoramiento de la sociedad, especialmente a favor de los más desvalidos. La iglesia contemporánea necesita moverse o seguirse moviendo dentro del avivamiento para poder hacer la obra que el mundo necesita y que Dios nos demanda: la proclamación del evangelio. Así, la declaración de Hechos 2:47 continuará siendo una palpitante realidad en el Concilio Nacional, y que el Señor siga añadiendo cada día a la iglesia los que han de ser salvos.
Pbro. Juan J. Pérez González

Video de Evangelismo

Al principio salen unas imágenes un poco enrredadas, luego comienza el video.


The Great Commission (La Gran Comisión)



Preach! Preach! Preach The Gospel! ( Predica! Predica! Predica El Evangelio!)



God's Heart



¿Qué sucederá cuando venga un avivamiento?




¿Sabes que cuando un aviamiento está en marcha, la misma atmósfera de la comunidad parece cargada con la presencia de Dios?

Oswald J. Smith

Existe un gran número de pastores, obreros cristianos, e iglesias, que no desean un avivamiento. Tienen miedo de lo que pueda suceder. Tienen miedo del fanatismo. Aborrecen interrupciones.

Prefieren un servicio eclesiástico normal con cada asunto cuidadosamente mecanografiado, de forma que el culto vaya continuo desde el principio al final de una manera dignificada y terminar a la hora en punto.

Saben que el avivamiento irrumpirá en su orden de culto. Han leído lo suficiente acerca de avivamientos como para saber que cuando el avivamiento se desencadena Dios irrumpe en la escena y que cuando Dios se halla presente hay siempre interrupciones.

Los Hechos de los Apóstoles es un libro de interrupciones. Había bullicios y conmociones de continuo de un tipo u otro. No había nada que pareciera ir conforme a lo que se había pensado.

Tanto Pedro como Pablo y, en cuanto a esto, también Felipe, experimentaron tales comuniones, interrupciones, milagros, que apenas sabían qué esperar a continuación. En un avivamiento van a haber interrupciones.

Ahora bien, El avivamiento es ante todo para el pueblo de Dios. No es para los que no son salvos, pero nunca ha habido un verdadero avivamiento sin que los no salvos son llevados a los pies de Cristo. Pero el avivamiento tiene que ser ante todo con la iglesia y con el propio pueblo de Dios. No se puede avivar un fuego una vez que éste se ha apagado.


CONTINÚA LEYENDO PINCHANDO EL TÍTULO...

Pretendo exponer la dinámica existente en la relación que une el avivamiento con la transformación

Hoy, la expresión “Transformación de Comunidades” es bastante común. Desde que el hermano George Otis, Jr., presentara el video “Transformaciones I” en el Congreso Mundial de Intercesión, Guerra Espiritual y Evangelismo, en octubre de 1998, ha vendido millares de copias y su impacto ha llegado a todos los continentes de la Tierra.
Los maravillosos testimonios dados a conocer en el video acerca de lo que Dios ha hecho en lugarescomo la ciudad milagro de Almolonga en Guatemala o la ciudad de Cali, Colombia, han brindado inspiración y fe a cientos de ministerios alrededor del mundo que han decidido creer y trabajar para ver a Dios manifestarse en sus ciudades y naciones.
Apesar de que el vocablo “transformación” es cada día más popular hoy se celebran conferencias en muchos lugares con ese nombre, me parece que todavía no existe un consenso acerca delsignificado exacto de lo que se intenta transmitir cuando se lo emplea.
Existen tantas versiones del “producto terminado” como casosparticulares o ejemplos hay. Nuestro trabajo será el de tratar de esbozar una estrategia que podamos poner en práctica aquellos de nosotros que anhelamos ver la transformación de nuestras ciudades y naciones.

CONTINÚA LEYENDO PINCHANDO EL TÍTULO...


"Cien Veces Mas" Claudio Freidzon


lunes 5 de mayo de 2008






¡ U N  C L A M O R  P O R   A DIOS POR

“C I E L O S   A B I E R T O S”

E N  J A U J A  Y  E L  P E R U!

"Clamor,  si un clamor fue aquella oración profunda y apasionada que pronunció el profeta Habacuc, cuando dijo: “…Oh Jehová, aviva tu obra en medio de los tiempos, en medio de los tiempos hazla conocer…”

Habacuc 3:2 .

Es necesario hermano mío, una oración apasionada y ardiente, como la del profeta, para que venga el avivamiento, en estos tiempos finales, a las puertas del rapto de la iglesia. Así como cuando oraron los apóstoles en tiempos de dificultad, las Escrituras registran que: “… el lugar en que estaban congregados tembló y todos fueron llenos del Espíritu Santo, y hablaban con denuedo la palabra de Dios” (Hch. 4:31). Y PROSEGUIERON CON EL AVIVAMIENTO DE AQUEL TIEMPO. Por tanto, somos de la idea, de que cuando nosotros empecemos a orar fervientemente, de manera unida, vendrá el avivamiento, que siempre han anhelado nuestros antiguos líderes y pastores y hermanos en la fe. Porque desde cuando hemos nacido en la fe cristiana, hemos escuchado decir necesitamos un avivamiento para que el Perú se salve y hasta ahora seguimos escuchando como una añoranza lejana; pero nadie quiere ir a buscar, nadie quiere pagar el precio de tan grande bendición; mientras tanto, a falta de aquel fuego santo, que nos motive hacer la obra del Señor, nuestra generación va camino al infierno. Pienso que la generación nuestra de cristianos comprometidos con la causa del reino de Dios, ¡Si queremos ver una cosecha grande de parte de Dios! Por lo que ya no podemos permanecer indiferentes y que es ahora de actuar y unirnos para buscar ese gran avivamiento que necesitamos para que nuestro país y todo el continente se salve.



¡Que Dios nos ayude!.




¿Q U E  E S  U N  A V I V A M I E N T O?

Es la intervención de Dios en el curso normal de los asuntos espirituales de su pueblo, donde sus ministros y líderes se ponen a un lado y Dios toma la preeminencia, en la conducción de su obra.

Cielos Abiertos solo es posible con el derramamiento del Espíritu Santo como lo muestra el Pentecostés (Hch. 2: 1-4). El apóstol Pedro remarcó diciendo: “Más esto es lo dicho por el profeta Joel: y en los postreros días, dice Dios, derramaré de mi Espíritu sobre toda carne…” (Hch. 2: 16-17). De este modo, la iglesia empezó su existencia con poder y terminará con poder; empezó en avivamiento y terminará en avivamiento, antes del inminente rapto de la amada iglesia como lo señala el profeta Hageo 2: 9.

El verdadero avivamiento no puede ser interpretado en términos de actividad, organización, reuniones esporádicas o prédicas masivas, éstos pueden o no estar involucrados, pero no pueden ser considerados como la causa o efecto del verdadero avivamiento. El avivamiento es esencialmente una manifestación de Dios que repercute visiblemente aún en lo no regenerados, es aquella que impacta en la

comunidad y en el país. El avivamiento siempre ha venido a través de personas que han buscado a Dios de todo corazón (Dt. 4: 29; 2Cr. 7: 14).

Por lo que, tiene que haber un grupo de creyentes, que tengan en su corazón el ardiente deseo de traer la presencia de Dios a la iglesia. Dios está buscando hombres de fuego, así como lo fue el profeta Elías, en su tiempo y para su generación. Dios necesita hombres de fuego y eso eres tu mi amado hermano en la fe, quien tiene que participar en la guerra espiritual a fin de traer la presencia de Dios aquí y ahora. El asunto es de carácter frontal. ”Con mi Espíritu, dijo Jehová” (Zac. 4: 6). No es con armas ni con conocimientos de humana sabiduría, Es con el poder de Dios, que la generación que nos ha tocado vivir se salvará y estará lista para el inminente rapto de la iglesia. ¡Alabado sea el nombre del Señor!.

Por lo que quedas cordialmente invitado unir fuerzas juntamente con el Ejercito de Oración “Cristo Viene Pronto” y allí donde te congregas, empieza clamar por que los cielos de nuestra ciudad sean abiertas a las bendiciones de Dios y las potestades de las tinieblas sean removidas y las personas vengan a Cristo. Y nuestras iglesias crezcan y se multipliquen, para la gloria de Dios.


 Es despertar de una conciencia de pecado en la iglesia, donde la hipocresía, la inmoralidad sexual, la mundanalidad, el formalismo, el robo de los diezmos y otros, son confrontados ante la presencia de Dios, con la consiguiente agonía causada por la convicción, confesión y abandono del pecado y con su correspondiente renovación y restauración.

 Es aquella que afecta a las grandes masas de la comunidad de manera positiva. donde los pecadores abandonan voluntaria y definitivamente los vicios pecaminosos y son regenerados.

 Todo avivamiento es de orden ético, no solo afecta las emociones, sino la esfera de la conciencia, la voluntad, y todo el ser cambia.

 Es liberador, las cadenas y ataduras son desechas por la unción y el poder de Dios.

 Para despertar nuestra alma hacia Dios, a fin de que la pérdida del primer amor sea restaurado (Ap. 2: 4), ya que a falta de ésta, la frialdad del corazón se hace notoria en el poco interés que hay para estudiar y meditar la Palabra de Dios; en la falta de oraciones matinales y el poco interés de testificar de Cristo. Sirve para dar un salto de un cristianismo pasivo, frío, mediocre y a “medias tintas”; a una vida cristiana viva, dinámica, ferviente, que lleve frutos en santidad.

 Para renovar nuestra comunión con Dios y retornar a la Palabra, ya que muchos creyentes están viviendo alejados de Dios. Asimismo, por la necesidad urgente de volver a la Biblia, ya que muchos lo han descuidado en su vida diaria. (Jn. 5: 39).

 Para restaurar la comunión con los hermanos en la fe y se deje de lado, los pleitos, celos, murmuraciones, divisiones en la hermandad (Gá. 5: 15).

 Para un profundo examen y limpieza del corazón (Sal. 139: 123; Ef. 5: 13; Jer. 17: 9); (Mt. 5: 8; 1Jn. 1: 9).

 Para testificar con denuedo el mensaje de salvación para aquellos que no conocen y se hallan en tinieblas (Hch.1: 8; 4: 31; 6: 8,9).

 Para que nuestra ciudad conozca que hay un Salvador y venga a El y se

salve y para que nuestro país sea evangelizado de manera total.



 ORANDO A DIOS, CON PROFUNDA HUMILLACION, BUSCANDO SU ROSTRO Y CONVIRTIENDONOS DE NUESTROS MALOS CAMINOS

(2 CRONICAS 7: 14)

Que la oración ferviente y perseverante sea nuestra arma poderosa de batalla y que la oración intercesora nacida de nuestros corazones humillados, con la ayuda del Espíritu Santo; sea la que nos ayude llegar al trono de la gracia, a fin de que nuestro amado Dios, nos envíe un avivamiento a nuestra ciudad.

***

Si la iglesia nació en una oración unida a Dios, se fortaleció orando, vencieron orando y orando conquistaron un imperio para Cristo; las reglas para estos tiempos es el mismo: LA ORACION ES LA LLAVE MAESTRA PARA LOS CIELOS ABIERTOS.

***

¡ Oh Dios mío: Aviva tu obra en medio de estos tiempos finales y salva por amor de tu nombre a los miles de millones que se encuentran perdidos y restaura tu iglesia, te lo pedimos en el nombre de tu amado Hijo Jesús. Amén!.


EL AVIVAMIENTO O CIELOS ABIERTOS EN GALES


DESPERTAR QUE SACUDIÓ UNA NACIÓN EN EL ALBOR DEL SIGLO PASADO.

Evan Roberts fue uno de los jóvenes escogidos por el Espíritu Santo para ser un canal de bendición y avivamiento sobre Gales, un pequeño principado de las Islas Británicas, y así conmocionar al mundo de su tiempo. Una de las cosas que maravilla de este avivamiento iniciado en 1904 es que fue con jóvenes y niños, tal vez el de más edad entre todos era el propio Evan Roberts, de solo 26 años. Cuando tenía 13 años empezó a ir a las reuniones de oración, y por trece años no se perdió ni una de ellas, hasta que el Señor lo visitó. Dios le dio visiones y sueños. Uno de ellos era que 100,000 personas se volverían al Señor Jesús en arrepentimiento. En otra ocasión vería la boca del infierno tragando a miles, por lo cual oró al Señor pidiendo que por un año tapara la boca del infierno. Por los registros históricos tan impactantes en ese año, creo que Dios se lo concedió. Pero lo mejor de esto fue la visita que el Señor Jesús le hizo en varias noches: la gente veía luz en su rostro y temblor en su cuerpo por esta visitación. Según puedo analizar, Evan Roberts concibió del Espíritu Santo. Tuvo tal conocimiento de la Tercera Persona de la Trinidad que grandes personajes de su tiempo viajaban para verlo y oírlo predicar. No había ninguna organización: simplemente había dirección del Espíritu. Parecía que Él había venido sobre Gales y había tomado el control de ese país. Las reuniones duraban cuatro o cinco horas. La presencia de Dios era sublime y los grupos de oración estaban llenos, así como las iglesias. Lo extraordinario es que las cantinas cerraban por falta de clientes, quienes, arrepentidos de sus pecados, ya no asistían. Las cárceles quedaban sin presos porque no había delincuentes durante esos dos años que duró el avivamiento. Los estadios de fútbol quedaban vacíos porque los deportistas estaban predicando de Jesucristo en algún barrio. Algunos llamaron a este avivamiento «el Pentecostés más grande que Pentecostés». Los artistas y músicos famosos estaban entre el pueblo, entonando himnos. Sencillamente, los cielos se habían abierto para esa nación y eran, prácticamente, los ríos del trono de Dios fluyendo sobre la gente de Gales. Dan Roberts, hermano de Evan, tenía solo 20 años, así como Sidney Evans, amigo de ellos -quien a la postre fue su cuñado al casarse con su hermana Mary. Mary formaba parte del grupo de «cantoras», las que tenían entre 18 y 22 años, usadas grandemente en cánticos nuevos e instantáneos, del Espíritu.


En este avivamiento de Gales, grandes cantidades de jóvenes fueron atraídos por el Espíritu Santo a los pies de Jesucristo. Lo extraordinario es que casi inmediatamente salieron por todas partes enviados a predicar acerca del Reino de Dios. No tuvieron que esperar grandes instrucciones durante dos o cuatro años de formación en un instituto bíblico. El Espíritu Santo los reargüiría, los llenaría de Cristo, pondría fuego en ellos y los capacitaría, dándoles autoridad para tomar la generación de su tiempo. Miles de ellos salieron testificando por todos los rincones, acerca de la gloria de Dios. Fueron valientes y audaces como ninguna otra generación. Lo tremendo de este avivamiento, a diferencia de otros, es que no sólo alcanzó a los jóvenes y adolescentes sino que los niños fueron usados grandemente por el Señor: se los podía encontrar en la calle, en grupos, compartiendo el Evangelio, o en grupos de oración, postrados en intercesión, gritando: "¡Envía al Espíritu Santo, por amor a Jesús!" Los jóvenes entre 16 y 18 años que predicaban por todo el país enfatizaban la vida en el Espíritu y la santidad. Los periódicos locales anunciaban que toda la comarca parecía estar bajo una fuerza espiritual extraña, y que no había indicios de que esta la soltara. Creo que en este avivamiento de Gales, el Espíritu Santo liberó una de las mayores demostraciones de poder que jamás país alguno haya experimentado. Se decía que cuando alguien entraba a Gales y daba su primer paso sobre esa tierra, sentía algo extraño y diferente que no podía explicar.


TAN SOLO UN MINERO
Evan Roberts, joven minero con escasa educación, nació el 8 de junio de 1878 en una casa pequeña y modesta, la misma que el siglo siguiente estaría siendo visitada por miles de turistas y cristianos fervientes, quienes, curiosos, querían ver dónde los cielos fueron abiertos algún día y por si, tal vez, pudieran probar un poco del cielo que empezó en esa humilde casa.

Una de las características de Evan Roberts es que aceptó apasionadamente al Señor Jesús desde muy chico. Su único deseo era servirle y predicar: esto parecía consumirlo. Por años buscó una relación íntima y profunda con el Señor, orando fielmente por una visitación del Espíritu de Dios. ¿Cómo comenzó? Los historiadores lo definen como "La gran reunión de Blaenanerch". Fue el jueves 29 de septiembre de 1904, cuando diecinueve jóvenes y Evan Roberts asistieron a la reunión. Caminando hacia ella, empezaron a cantar: "Está viniendo, está viniendo el poder del Espíritu Santo. Lo recibo, lo recibo, es el poder del Espíritu Santo. "Estando en la reunión, Evan Roberts empezó a sentir dolores de parto. En ese momento el Espíritu Santo le habló, diciéndole: "Esto es lo que necesitas." Inmediatamente, él gritó: "¿Doblégame, oh Señor!" Después de pasar un tiempo en la reunión, el Espíritu Santo le dijo que lo hiciera públicamente. Con lágrimas sobre sus ojos y mejillas, Evan empezó a gritar: "¡Doblégame! ¡Doblégame.! ¡Dobléganos! "En ese momento el Espíritu Santo intervino sobre él de una forma tan penetrante que desde esa noche la cruz y la salvación de las almas serían el principal enfoque del avivamiento. Después de esto, en una noche tuvo una visión de todo Gales siendo levantado al Cielo. Entonces, comentando a su amigo Sidney, dijo: «Vamos a ver el avivamiento más poderoso que Gales haya conocido y el Espíritu Santo está por venir ahora. Debemos estar listos; debemos ir por todo el país, predicando. Entonces, en ese momento le dijo, gritando:¡¿Puedes creer que Dios puede darnos 100,000 almas ahora?! Evan fue usado para empezar uno de los movimientos más grandes de Dios de todos los tiempos. Él caminó con la visión aun cuando le dijeron que era un loco y un necio, pero no perdió la oportunidad de ver "el Avivamiento de Gales". El motor que impulsó este avivamiento no fue una doctrina o una organización o personalidad humana, sino el Espíritu Santo.

¡MANIFESTACIONES EN ESTE

AVIVAMIENTO!

¿Qué manifestaciones del Espíritu Santo hubo en este Avivamiento o Cielos Abiertos en Gales?

 *Gritaron en agonía.

 * Hubo arrepentimiento profundo.

 * Lloraron con remordimiento.

 * Hubo gozo del Espíritu Santo en ellos.

 * La gente estaba en éxtasis por la cercanía de Dios.

 * Los servicios de oración estaban llenos de gente desde las primeras horas de la mañana, por no poder dormir por la presencia de Dios sobre ellos.

 * La gente gritó: «¡Estoy muriendo!», por el peso del Calvario sobre el alma.

 * Había entusiasmo desbordado.

 * La oración y al alabanza continuaban por horas, prologándose hasta la mañana siguiente.

 * La nube de gloria reposaba sobre las reuniones. La gente que venía de lugares lejanos no quería regresar, por la gloria de Dios que estaba ahí. Los comercios de alimentos se vaciaban porque la gente que había venido de largas distancias determinaban que no volvería a sus hogares: sentía la Gloria de Dios y no la iba a dejar.

 * Hubo una explosión de adoración, oración y alabanza, alcanzando cimas espirituales increíbles.

 * La gente comenzó a profetizar.

 * El alcoholismo fue dejado; las bebidas quedaron en las tabernas sin ser tocadas cuando la convicción y el temor de Dios venía sobre ellos.

 * Ola tras ola del Espíritu Santo afectó a la sociedad; el tema de la gente era Dios. Las apuestas en los juegos y la obsesión por ellos prácticamente desaparecieron. En esta visitación parecía que nadie le interesaba las distracciones del deporte o entretenimientos de su tiempo, porque la gente ahora estaba apasionada por el Señor. Dicen los historiadores que, al parecer, la nación hubiera sido convertida en un día, y no sólo convertida sino transformada. Las cartas que se enviaban unos a otros parecía que llevaban la misma presencia del Señor: cuando eran leídas por inconversos, estos se salvaban y empezaba un mover del Espíritu Santo también en ellos.

 * La gente caía al piso, tocada por el Espíritu Santo.

 * A la gente le temblaba todo el cuerpo por la presencia de la gloria de Dios.* Todos los esquemas y patrones puestos por el hombre en la iglesia fueron derribados; asimismo, todos los principios de crecimiento de la iglesia fueron borrados por la presencia del Espíritu Santo.

 * La santidad y la obediencia fueron enfatizados, deseando siempre levantar y darle gloria al nombre de Jesús.

 * Había impulsos del Espíritu Santo, haciendo que, a una, miles de personas se levantaran al unísono para adorar espontáneamente con cánticos nuevos. Había ocasiones en que la gloria de Dios brillaba con tanta intensidad sobre el púlpito que los predicadores huían de él o caían vencidos totalmente. Otros no soportaban el resplandor de la gloria de Dios que venía sobre las reuniones.

 * Habiendo muchos grupos de oración o de estudio en diferentes partes de la ciudad, la gente salía al mismo tiempo para cantar o entonar alabanzas, como si fuera dirigida por un director invisible, hasta la madrugada.

 * Los periódicos, en lugar de sacar escritos de casos malos, empezaron a relatar lo que ocurría en las reuniones. La multitud caía simultáneamente de rodillas para estar así por un lapso de dos horas.

 * En algunos lugares, los ministros de capillas intercambiaban púlpitos con la idea de romper el denominacionalismo.

 * La influencia del Espíritu era a veces tan poderosa que hombres fuertes palidecían y temblaban. Había efectos tan abrumadores sobre hombres y mujeres que a veces se deshacían en profundo llanto y sollozo. A veces, pecadores tremendos caían golpeándose el pecho.

 * Había gente que expresaba: "La gente se ha vuelto loca por la religión."

 * Había espontaneidad en todo, así como un "desorden" divino.

 * Las reuniones políticas fueron pospuestas, porque los miembros del parlamento estaban en las reuniones de avivamiento.

 * Las compañías teatrales desistieron de ir a Gales porque ya nadie asistía a sus espectáculos. En sólo dos meses se reportaron 60,000 nuevos convertidos. Esta noticia salió en los periódicos.

 * Los convertidos a Cristo caían al suelo, atormentados con tal desesperación que pedían a gritos la misericordia de Dios, como si tuvieran un dolor físico.

 * Cuando la gente quería retirarse de las reuniones, a las 2:00-3:00 de la mañana, los nuevos convertidos no podían irse porque continuaban cantando, orando y a veces riendo incontrolablemente, hasta que las reuniones de oración se extendían hasta el amanecer.


GALES ADMITIO QUE LE HABIA LLEGADO SU HORA, LO MISMO PUEDE DECIR NUESTRA CIUDAD.


¿Cuál ha sido la diferencia en nuestro tiempo de visitación del Espíritu Santo en nosotros?

La diferencia radica en que Gales supo, admitió y creyó que era el tiempo de su visitación; entonces los galeses la recibieron. Hoy tenemos manifestaciones fuertes del Espíritu Santo pero no las creemos, ni las admitimos., y me atrevo a decir que la máxima opositora del mover del Espíritu Santo es la misma gente cristiana. No tanto el inconverso, porque cuando este cae al piso, tocado por el poder del Espíritu Santo que lo redarguye y lo trae a los pies de Cristo, se levanta con un tremendo gozo de Dios.

En la Revista RHEMA, escrita por el hermano Fernando Sosa, se señala lo siguiente:

“Me ha tocado ver gente que viene a Cristo y junto con eso, recibe el gozo del Señor o el mover del Espíritu Santo, cayendo fulminada o con gran llanto y compungida con gran quebranto. He podido observar la gloria de Dios manifestada en nuestras reuniones y oír que en muchas partes está sucediendo y brotando este mover del Espíritu Santo más rápido de lo que había pensado”. “Asimismo, he visto congregaciones hermosas en Puerto Rico, Estados Unidos, Costa Rica, Argentina y Canadá, mientras escucho que en diferentes partes del mundo está sucediendo lo mismo”. Ya que este mover del Espíritu Santo no es exclusivo de ningún hombre.

Amado hermano, en el avivamiento de Gales Evan Roberts fue usado grandemente por Dios. Él fue un pionero, punta de lanza para su generación; pero en ese tiempo muchos otros corrieron de un lado a otro, llevando ese fuego de avivamiento, aunque cuando Evan Roberts se escondió, el fuego se apagó. Esto quiere decir que los hombres siervos de Dios que Él utiliza en un principio son importantes para seguir manteniendo la flama y avivarla aun más. No quiere decir que el Espíritu Santo se detuvo, aunque ciertamente sí lo hizo en Gales, pero brotó en 1906 en la Calle Azuza, en Los Angeles, California, EE.UU., a través de James Seymore, Grank Bartíeman y Smale, en una pequeña sesión de gente de color. Ellos mismos referían continuamente su entusiasmo a Evan Roberts, cuando perseguían la llenura del Espíritu Santo, hasta el grado de repartir 5,000 folletos en Los Angeles, titulado El avivamiento en Gales. Pienso que la temperatura espiritual del siglo XX se inició y se elevó en Gales con Evan Roberts, aumentándose aun más en Azuza, y yendo por todo el mundo hasta el día de hoy. Ahora le toca a nuestra ciudad.


*************************************************************************************

Querido amigo, y hermano en la fe, que vivimos en esta ciudad, espero que esta lectura te haga reflexionar y haga reaccionar positivamente y te anime buscar a Dios. Hoy el Espíritu Santo nos está dando más sensibilidad, más discernimiento a su mover, para que cuando Él realice algún movimiento, inmediatamente lo podamos captar y meternos en su río. No te conformes con leerlos en algún libro de avivamiento, o aun en la misma Palabra de Dios. Pidamos a Dios ahora: "Yo lo quiero también.

"Cuando Evan Roberts gritó con dolores de parto: «¡Doblégame!», en ese momento dio a luz uno de los avivamientos más extraordinarios que hayan existido, por el que toda una sociedad fue cambiada. Los fraudes desaparecieron, las personas que debían pagaron sus deudas, el comercio empezó a sanarse, las cárceles estaban vacías, asimismo las tabernas y los espectáculos, los negocios empezaron a ser honestos, los traficantes del vicio se convertían o tenían que dejarlo, porque ya no era negocio. ¡Cómo le pido al Señor que nos permita ver a nuestra sociedad transformada, a nuestro país el Perú, doblegado ante el poder del Espíritu santo! El Espíritu sólo puede dar a luz lo del Espíritu y hoy está sucediendo en otros lugares y por que no en nuestro país. Ruego a Dios que muchos “Roberts” se levanten con dolores de parto y den a luz las cosas del Espíritu. Ese serás tú y seremos nosotros que hemos entendido este mensaje.

Al comienzo del siglo XX se sintió una necesidad de avivamiento. Un movimiento general de oración empezó, con reuniones especiales de oración en el Instituto Bíblico Moody, en las convenciones de Keswick en Inglaterra, y en lugares tan distantes como Melbourne (Australia), Wonsan (Corea), y Nilgiri Hills (India). Alrededor del mundo entero, creyentes estaban orando por otro gran avivamiento en el siglo XX. En el avivamiento de 1905, se reportó que en la Universidad de Yale, en 1905, 25% de los estudiantes estaban comprometidos con reuniones de oración y estudios bíblicos. Los ministros de Atlantic City reportaron que de una población de 50,000, solo 50 adultos quedaron sin convertirse. En Portland, Oregon, 240 grandes tiendas cerraban de las 11 hasta las 2 cada día para que la gente pudiera asistir a las reuniones de oración, y firmaron un acuerdo para que ninguno estuviera abriendo su tienda. En la iglesia bautista de Paducah, Kentucky, el pastor recibió a mil nuevos miembros dentro de dos meses. Esto es lo que sucedió en los Estados Unidos en 1905. Pero ¿Cómo empezó?.

El avivamiento de Gales empezó en 1904. Comenzó como un movimiento de oración. Seth Joshua, un evangelista presbiteriano, llegó al colegio Emlyn en Newcastle (Inglaterra). En este colegio estudiaba un minero, Evan Roberts, de 26 años de edad, para entrar al ministerio. Los estudiantes estaban tan conmovidos que pidieron asistir a la siguiente campaña de Joshua. Entonces se suspendieron las clases para ir a Blaenerch, donde Seth Joshua oró en público: "Oh Dios, dobléganos." Evan Roberts se fue adelante y oró con gran agonía: "Oh Dios, doblégame."Cuando regresó, ya no pudo concentrarse en sus estudios. Se fue al director del colegio y le explicó: "Sigo escuchando una voz que me dice que tengo que ir a casa y hablar a nuestros jóvenes en mi iglesia. ¿Es esta la voz del diablo o la voz del Espíritu?" El director respondió sabiamente: "El diablo nunca da órdenes como esta. Ud. puede tomar una semana libre." Entonces Evan se fue a su pueblo y dijo al pastor: "He venido para predicar."El pastor no estaba muy convencido, pero preguntó: "¿Qué te parece hablar en la reunión de oración el lunes?" Ni siquiera le dejó hablar en la reunión, sino dijo a los que asistieron: "Nuestro hermano joven, Evan Roberts, siente que tiene un mensaje para ustedes si desean quedarse al final."

Diecisiete personas se quedaron, y fueron impresionados con la manera directa de hablar del joven. Evan Roberts les dijo: "Tengo un mensaje de Dios para ustedes:

• Ustedes tienen que confesar ante Dios cada pecado del cual estén conscientes, y tienen que arreglar todo mal que han hecho a otros.

• Segundo, tienen que despojarse de todo hábito dudoso.

• Tercero, tienen que obedecer al Espíritu prontamente.

• Finalmente, tienen que confesar públicamente su fe en Cristo."

A las diez de la noche, todas las diecisiete personas habían respondido. El pastor estaba tan contento que pidió: "¿Qué te parece hablar en el culto de misiones mañana por la noche? ¿Y el culto del miércoles de la noche?". El predicó toda la semana y le pidieron quedarse otra semana más. Entonces llegó la victoria. De repente, las columnas eclesiásticas aburridas en los diarios cambiaron:"Grandes multitudes de personas están siendo atraídas a Loughor." La carretera principal donde se encontraba la iglesia, estaba repleta de gente que quería llegar a la iglesia. Los propietarios de tiendas las cerraban temprano para encontrar un asiento en la iglesia. Un reportero fue enviado y describió vivamente lo que vio: Una reunión extraña que duró hasta las 4:25 de la madrugada y aun a esa hora la gente no quería ir a casa.

El movimiento pasó sobre Gales como una marea alta; en cinco meses se convirtieron cien mil personas en todo el país. Cinco años después, el Dr. J. V. Morgan escribió un libro para desprestigiar el avivamiento; su crítica principal fue que de estos cien mil convertidos, ¡Después de cinco años "solo" setenta y cinco mil seguían siendo miembros de iglesias!.

El impacto social fue asombroso. Por ejemplo, los jueces no tenían ningún caso a juzgar: no hubo robos, ni asaltos, ni violaciones, ni asesinatos, ni malversaciones, nada. Los consejos distritales tuvieron asambleas de emergencia para discutir de qué hacer con la policía que ahora se quedó sin trabajo. En cierto lugar, llamaron al sargento de la policía y le preguntaron: "¿Qué hace Ud. con su tiempo?" - El respondió: "Antes del avivamiento teníamos dos trabajos principales: Prevenir delitos y controlar multitudes como por ejemplo en partidos de fútbol. Desde que comenzó el avivamiento, prácticamente ya no hay delitos. Entonces simplemente nos quedamos con las multitudes." - Un miembro del consejo preguntó: "¿Qué significa esto?" - El sargento respondió: "Ud. sabe donde están las multitudes. Están llenando las iglesias." - "¿Pero cómo afecta esto a la policía?" - "Tenemos diecisiete policías en nuestro puesto. Tenemos tres cuartetos y si alguna iglesia desea que cante un cuarteto, entonces nos llaman al puesto".

Mientras el avivamiento pasó por Gales, el alcoholismo se redujo a la mitad. Hubo una ola de bancarrotas - casi todas cantinas. Hubo también cierto atraso en las minas, porque muchos mineros se convirtieron y dejaron de hablar groserías; entonces sus caballos que jalaban las carretas de carbones en las minas, ya no podían comprender lo que les dijeron. El avivamiento afectó también la moral sexual. En los números provistos por los expertos del gobierno británico, se notó que en dos condados el número de nacimientos ilegítimos había bajado en 44% dentro de un año después del comienzo del avivamiento. El avivamiento pasó por Gran Bretaña, Escandinavia, Alemania, Norteamérica, Asia Austral, Africa, Brasil, México y Chile. Como siempre, comenzó con un movimiento de oración.

"EVAN ROBERTS, LA ORACIÓN Y EL

 AVIVAMIENTO DE GALES"



Las semillas de avivamiento se cultivan siempre en los corazones de los humildes. Y así fue con el gran avivamiento de Gales en 1904. Fue en un joven minero, Evan Roberts, que Dios impartió una visión ardiente por un avivamiento espiritual. Evan Roberts no tenía los dones de un gran intelecto, ni era un orador elocuente, pero tenía una pasión ardiente por Jesús. Mientras otros jóvenes estaban paseando en sus veleros en la bahía, el joven Roberts asistía fielmente a las reuniones de oración.

Aunque tenía solamente 26 años, Evan Roberts no tenía tiempo para distracciones y placeres juveniles. Día y noche sin cesar oraba, lloraba y suspiraba por un gran avivamiento espiritual. El escribió: "Por diez u once años había orado por avivamiento. Podía quedarme despierto toda la noche para leer o hablar sobre avivamiento." - Finalmente fue desalojado de su cuarto alquilado, porque la propietaria pensaba que en su entusiasmo estaba poseído o un poco loco. Pasaba horas orando y predicando en su cuarto, hasta que la señora le tuvo miedo y le pidió marcharse.

El papel de Evan Roberts en el avivamiento no fue nada convencional. A menudo simplemente guiaba a la gente en oración o leía las Escrituras. En otras ocasión se quedaba sentado tranquilamente, mientras la gente, uno por uno, confesaban sus pecados o dieron testimonio de la victoria y del poder de Cristo. También había tiempos gloriosos de adoración que duraban horas. Roberts solo daba instrucciones humildes de vez en cuando, y dejaba que el Espíritu Santo hiciera el resto. El era un ejemplo constante, no de como predicar, pero sí, de como dejarse guiar por el Espíritu.

El avivamiento de Galés fue una invasión poderosa del Espíritu; el reino de Dios se manifestó de manera radical en la tierra. Los ingresos de los trabajadores, en vez de malgastarse en bebidas y vicios, traían ahora gran alegría a sus familias. Grandes deudas fueron pagadas por miles de nuevos convertidos. Hacer restitución fue la orden del día. Los negocios de juegos y alcohol perdieron su trabajo, y los teatros cerraron. El fútbol fue olvidado tanto por los jugadores como por los espectadores, aunque no se dijo nada acerca de ello desde los púlpitos. La gente tenía nuevas vidas y nuevos intereses. Las reuniones políticas fueron suspendidas o abandonadas; nadie estaba interesado. Los líderes políticos del parlamento en Londres se dedicaron ellos mismos a las reuniones de avivamiento. Las barreras denominacionales, hechas por los hombres, colapsaron completamente cuando creyentes y pastores adoraban juntos a su Señor majestuoso."

Una de las características sobresalientes del avivamiento fue la confesión de pecados, no solo entre los incrédulos, sino entre los cristianos. Todos fueron quebrantados y se derritieron ante la cruz de Cristo. Durante todo el avivamiento, Evan Roberts enfatizaba constantemente la necesidad de tratar honestamente con el pecado, la obediencia completa hacia el Espíritu Santo y la preeminencia del Señor Jesucristo. Evan Roberts fue un instrumento para traer sanidad a un país entero, porque se preocupaba y lloraba y oraba. El abrazó el corazón quebrantado de Dios y se lo volvió a ofrecer por medio de la oración y la intercesión. Como resultado, dondequiera que iba, los corazones se encendieron con el amor de Dios.


LOS “SECRETOS” DEL AVIVAMIENTO
 O “CIELOS ABIERTOS”




Los secretos del avivamiento que examinaremos ahora, tienen muy poco que ver con los problemas "estructurales" de la iglesia que estábamos discutiendo. Estos son probablemente mucho más importantes.

Cuando estas dos cosas suceden en la vida de las personas, entonces no hay mucho más por qué preocuparnos. Entonces no importa tanto si se tienen un programa de "construir un local" y un instituto bíblico y todo lo demás. Cuando estas dos cosas suceden, lo demás no son tan importantes.

Las dos preguntas claves que trataremos en este capítulo son:

1) ¿Cómo alcanzo un estado de avivamiento personal? y

2) ¿Cómo llegamos de allí a un estado de "avivamiento corporativo"?.

LOS SECRETOS DEL AVIVAMIENTO SE RESUMEN



EN DOS COSAS IMPORTANTES:

1) ARREPENTIMIENTO PROFUNDO,

2) CLAMAR A DIOS EN ORACIÓN - POR EL DERRAMAMIENTO DE SU

ESPÍRITU SANTO Y LA COMUNIÓN CON EL (2Co. 13: 14).

Estas dos cosas han sido el secreto de innumerables avivamientos por todas las épocas - y yo creo sin lugar a equivocarme, que así será nuevamente. Por eso no hay nada más importante para discutirlo ahora.

CLAVE #1:EXPERIMENTAR UN ARREPENTIMIENTO

MUY PROFUNDO

Como escribió Frank Bartleman (del avivamiento de la Calle Azusa): "En 1905 recibí de Dios la siguiente base para avivamiento: La PROFUNDIDAD del avivamiento se determinará exactamente por la PROFUNDIDAD del espíritu de ARREPENTIMIENTO. Y esto es vigente para todos los pueblos y todos los tiempos".

Se puede afirmar que toda la historia confirma las palabras de Frank Bartleman. Y también puedo decirle que si queremos llegar a un verdadero estado "avivado", entonces el arrepentimiento PROFUNDO es una de las claves.

Lo que encontramos a menudo es que los cristianos dejaron atrás muchos de los pecados "obvios", tales como mentir, robar, adulterio, etc. Pero hay otras cosas en sus vidas, de las que saben que no son correctas. El tratar con estas "otras cosas" puede ser la clave para una intimidad mucho más grande con Dios.

¿SABIAS QUE DIOS ABORRECE TODO PECADO, Y QUE SI TE ACERCAS MÁS A DIOS, ENTONCES EN TU CORAZÓN ABORRECERÁ EL PECADO IGUAL QUE EL?

Entonces seamos "prácticos" en esto. Esto es lo que se necesita para tratar con estas cosas a un nivel PROFUNDO:

Primero, toma un tiempo con Dios a solas. Necesitas un tiempo a solas, en un lugar apartado, con El.

Segundo, pide y busca a Dios para que El "alumbre con Su luz" en tu corazón. Que El te muestre cada cosa inmunda, sea falta de perdón, lascivia, hablar de otras personas detrás de sus espaldas, manteniendo rencor, pequeñas mentiras "blancas", etc. Pide a Dios que El te muestre como EL SE SIENTE acerca del pecado. Pídele que El alumbre las profundidades de tu ser y te muestre las cosas que necesitas confesar y renunciar y pedir perdón. En algunos casos necesitarás ir adonde un hermano o una hermana para pedirle perdón o hacer restitución. Asegúrate de que el arrepentimiento alcance el NIVEL MÁS PROFUNDO posible. Confiesa a Dios cada pecado específicamente, renuncia a él y pide a Dios que El te purifique. En muchas personas, son estos así llamados "PECADOS MENORES" que les impiden avanzar.

Esta es otra cita acerca del tema, por Evan Roberts, del avivamiento en Gales: Primero, ¿Hay algún pecado en tu pasado con el cual no trataste honestamente, no lo confesaste a Dios? Arrodíllate de una vez. Tu pasado tiene que quedarse atrás y ser limpiado.

Segundo, ¿Hay algo en tu vida que es dudoso - algo de lo cual no puedes decidir si es bueno o malo? Renuncia a ello. No debe haber ni la sombra de una nube entre tu y Dios. - ¿Perdonaste a todos - TODOS? Si no, no esperes perdón por tus pecados..."

Este asunto de perdonar VERDADERAMENTE a aquellos que te hirieron, puede ser algo grande. Es importante ser SUMAMENTE HONESTO con uno mismo. ¿Hay todavía un "mal sentimiento" muy dentro de ti hacia ciertas personas? ¿Hay una huella de amargura cuando hablas acerca de esa persona? Nosotros todos necesitamos venir ante Dios y arrepentirnos y RENUNCIAR a toda falta de perdón desde muy dentro de nosotros. Pasar por todo este proceso de "arrepentimiento profundo" es la primera clave para el avivamiento personal.

CLAVE #2: ORACIÓN DE "LUCHA, AGONÍA"

Al estudiar la historia, notas pronto que hay un tipo específico de oración que aparece en los avivamientos vez tras vez. Este tipo especial de oración es un ingrediente ESENCIAL de un avivamiento.

Los predicadores antiguos de avivamiento hablaban de tener el "espíritu de oración". Ellos hablaban de llorar, agonizar, clamar, luchar, "tener dolores" en oración. La razón por qué estos predicadores de avivamientos eran tan ungidos y saturados con la presencia de Dios, fue que ellos habían realmente llegado de frente a Su trono en la oración, y que habían pasado mucho tiempo teniendo comunión con El allí. Este tipo de oración ha siempre sido una de las claves más importantes para un verdadero avivamiento.

Charles Finney dijo: "Mientras yo no tenía el espíritu de oración, no podía hacer nada ... Me encontraba incapaz de predicar con poder y eficacia, o de ganar almas..." George Whitefield dijo: "Días y SEMANAS enteras pasé postrado en el suelo en oración silenciosa o a voz alta..." Frank Bartleman escribió: "De noche casi no podía dormir por el espíritu de oración... La oración literalmente me consumía." Y D. M. Intyre escribió: "Antes que el gran avivamiento en Gallneukirchen empezara, Martín Boos pasaba horas y días y a menudo noches en agonías solitarias de intercesión. Después, cuando él predicaba, sus palabras eran como una llama y los corazones de la gente como pasto."

Como demuestra la historia, la iglesia puede esperar un avivamiento verdadero solamente cuando un remanente del pueblo de Dios se DESESPERA - desesperado por el estado recaído de la iglesia, desesperado por la tibieza dentro de ellos y en todos los que los rodean, desesperados por el pecado y los falsos compromisos, desesperados por el hecho de que Dios no está siendo GLORIFICADO, que El no es realmente SEÑOR de Su iglesia, que un mundo moribundo se burla de Sus palabras y las considera irrelevantes. El avivamiento vendrá cuando el pueblo de Dios se humilla verdaderamente (2Cr. 7: 14), cuando ellos remplazan su "imagen positiva" con la realidad del lamento de Santiago: "Afligíos y lamentad, y llorad. Vuestra risa se convierta en lloro, y vuestro gozo en tristeza. Humillaos delante del Señor, y él os exaltará." (Stg..4: 9-10).

Como se decía de Evan Roberts: "El se quebrantaba, llorando amargamente ante Dios para que El les doblegue ante El, en una agonía de oración, con lágrimas corriendo por sus mejillas, con todo su cuerpo encorvándose de dolor." - Y John Wesley preguntó: "¿Tiene Ud. días de ayuno y oración? Asalte el trono de la gracia y persevere allí, y misericordia vendrá de lo alto." Hermanos, hermanas, ¡Necesitamos volvernos DESESPERADOS en nuestras oraciones!.

COMO "LUCHAR" EN LA ORACIÓN

Ahora, es muy importante entender que este tipo de oración es no solamente para unas personas "especiales" o líderes. Es una de las claves para el "avivamiento personal" para cada uno de nosotros. La Biblia aclara que la "oración eficaz ferviente del justo" está al alcance de todos nosotros.

Y la historia demuestra que la "oración de lucha para avivamiento" se puede ENSEÑAR a los cristianos. Esto es comunicado claramente en el libro "Ungido para el entierro", que es el relato del gran avivamiento en Camboya alrededor de 1970, por Todd y De Ann Burke. Esto sucedió cuando Dios ya se había movido allí por un tiempo. Todd escribió: "Con referencia a Génesis 32, les conté como Jacob LUCHÓ con el Señor hasta que el Señor le bendijo. 'Si esperamos recibir poder y bendición del Señor, entonces tenemos que estar dispuestos a luchar con El en oración y ayuno, en negación de sí mismo, en llevar su cruz', dije. Después compartí con ellos desde un libro devocional por Hudson Taylor: 'Una vida a lo fácil, sin negarse a sí mismo, nunca será una vida de poder.' Con esto, todos empezaron a luchar en oración y dentro de no mucho tiempo, la bendición vino."

Cuando estas personas se dividieron en grupos de oración y empezaron a "luchar" con Dios en oración como Todd les había enseñado, el resultado fueron verdaderos DERRAMAMIENTOS del Espíritu Santo (o sea, el Espíritu Santo vino sobre grupos enteros de cristianos como en Hechos, con resultados muy poderosos.) Fue un tiempo emocionante.

Nota que esos cristianos fueron realmente ENSEÑADOS a "luchar" con Dios de esta manera. ¡Y ellos simplemente fueron y lo hicieron! En los inicios del avivamiento de Gales en 1904, Evan Roberts enseñó a los niños de un lugar llamado Moriah que oren esta sencilla oración: "Envía el Espíritu a Moriah, por la causa de Jesucristo." Más tarde, él desarrolló este mismo concepto para sus reuniones generales. Fue vital que la gente clamare a Dios para que envíe Su Espíritu sobre ellos.

Esto es exactamente lo mismo como lo que sucedió en Pentecostés. Fueron los 120 en el aposento alto, clamando a Dios durante diez días, y después Dios envió Su Espíritu como un viento recio, y los llenó hasta rebosar. En los últimos 50 años hubo muchos avivamientos poderosos donde Dios derramó Su Espíritu en una manera similar. Cuando Dios "derrama" Su Espíritu en esta manera, esto es mucho más que simplemente una persona bautizada en el Espíritu. Es un "derramamiento" general.

De hecho, un "derramamiento del Espíritu Santo" es la esencia de lo que es realmente un avivamiento. Y como en Pentecostés, el resultado es que muchos son LLENOS del Espíritu Santo, y muchos otros son fuertemente CONVENCIDOS de su pecado. Un avivamiento verdadero es la gloria de Dios que viene a la tierra. Es Su Espíritu que es "derramado" en un lugar específico o sobre un grupo específico de personas. Necesitamos "luchar" con Dios para que suceda un tal derramamiento en nuestros días.


AHORA, ANTES QUE PUEDAS "LUCHAR" CON DIOS EN ORACIÓN, NECESITAS HACER ESTO:

1) Se DESESPERADO para ver que Dios sea GLORIFICADO en la tierra;

2) Limpia tus "manos" y tu "corazón" para que puedas verdaderamente entrar a la sala del trono de Dios;

3) Clama a Dios para que El derrame Su "Espíritu de oración" sobre ti.

4) Alimenta Su "fuego" en tu corazón, para que puedas "agonizar" en oración ante El.

5) Al orar, se muy específico al "luchar" con Dios para que derrame Su Espíritu sobre ti o sobre un grupo específico.

Todos nosotros necesitamos esta plenitud fresca.

Si tu puedes hacer estas cosas sencillas, entonces HOY es el día que tu puedes empezar a "luchar" con Dios en oración. No lo postergues. Esta podría ser la clave para que tu seas transformado por un "avivamiento personal", y llegues a una comunión mucho más profunda con Dios.
----------------------------------------------------------------------------------------
El "avivamiento personal" es realmente el mismo como el camino al "avivamiento corporativo". Las claves principales siempre fueron "arrepentimiento profundo" y "oración agonizante". Nuestros motivos por buscar a Dios nunca deben ser egoístas. Debemos buscarle por causa de El mismo, no por lo que El puede "hacer por nosotros". Es para ver que EL SEA GLORIFICADO, que pedimos por estas cosas.

Entonces, Es el momento de ir a un lugar silencioso, al altar de Dios y entregarnos al arrepentimiento escudriñando nuestros corazones y a la oración "agonizante", hasta que experimentemos una verdadera VICTORIA en nuestra vida cristiana. Todos necesitamos ser llenos de Su Espíritu otra vez y otra vez.

Entonces el avivamiento "corporativo", es donde el Espíritu de Dios se derrama sobre pueblos y ciudades enteras - Lo que Dios quiere hacer a menudo, es lo que hizo en Pentecostés. El quiere tomar a Sus "siervos en avivamiento" y utilizarlos para traer avivamiento a otros. En otras palabras, si Dios puede encontrar a un GRUPO de personas que han pasado por un avivamiento personal, entonces El puede usarlos para hablar la Verdad y llevar Su unción a regiones enteras. Y para ORAR por más derramamientos. ¿Entonces qué necesita Dios encontrar en el mundo hoy? Simplemente unos GRUPOS de cristianos "avivados" que puedan empezar a predicar arrepentimiento y orar por un derramamiento del Espíritu de Dios. Todo empieza con personas que fueron "avivados".


PASTORES ARTURO MALLMA Y DOLORES FLORES DE MALLMA



Historias de Avivamientos y milagros


Historia de una niña soldadoLa vida de Juan Wesley
Una paradoja de alabanza
Biografía de Charles Spurgeon
Despiértate tu que duermes, carlos wesley
Pioneras de la primera frontera
Christman Evns, un predicador de Fuego
Padre de la educación modernaEl primer misionero en ChinaUn grano de trigo cae en el congo¿Donde está el Dios de Elías? Testimonios en ChinaEl zapatero de SeramporeTestimonios de cristianos vencedoresLa hija del Sha, el evangelio a los musulmanes
¡Misión entre los antropófagos!Milagros en la selva de cementoEl legado de muchos hombres de DiosOperación Auca, predicar en zonas difícilesEl canto del motilonHeraldos que destilaban sangreProfecía de tommy Hicks de los últimos tiemposReligiosamente correcto. Por Tommy TenneyAvivamiento en Gales Un hombre movido por el Espíritu Santo95 Tesis de Martín LuteroMás testimonios en videos Testimonios y revelaciones del cielo y del infierno 

--------------------------------------------------------------------------------------------------------


JAMES DUNN.pdf
Documento Adobe Acrobat [91.3 KB]
Descarga

JOHN G.pdf
Documento Adobe Acrobat [100.6 KB]
Descarga
SMITH WIGGLESWORTH.pdf
Documento Adobe Acrobat [101.6 KB]
Descarga
LA VISIÓN DE SMITH WIGGLESWORTH.pdf
Documento Adobe Acrobat [98.0 KB]
Descarga
MARÍA WOODWORTH.pdf
Documento Adobe Acrobat [51.6 KB]
Descarga
W.V.GRANT, padre.pdf
Documento Adobe Acrobat [96.1 KB]
Descarga
LOS QUE TENÍAN LA PLENITUD.pdf
Documento Adobe Acrobat [150.8 KB]
Descarga
LAS LECCIONES QUE NECESITAMOS APRENDER.p
Documento Adobe Acrobat [121.0 KB]
Descarga
LOS DOS SECRETOS DEL AVIVAMIENTO.pdf
Documento Adobe Acrobat [49.3 KB]
Descarga
NECESITAMOS HOBRES DE DIOS.pdf
Documento Adobe Acrobat [164.1 KB]
Descarga
----------------------------------------------------------------------