viernes, 28 de enero de 2011

MONTAÑA DE ORACIÓN DE JAUJA


¡LOS INTERCESORES POR JAUJA

PROMOVIENDO INTERCESION Y AVIVAMIENTO

EN JAUJA!


INVITA A TODOS LOS CRISTIANOS EVANGELICOS A ORAR E INTERCEDER POR NUESTRA CIUDAD Y DISTRITOS.


¡JUNTOS EN AYUNO Y ORACION PODEMOS IMPACTAR!


LUGAR: MONTAÑA DE ORACION DE JAUJA

(PARTE ALTA DEL BARRIO LA UNION - YAUYOS)

DIA: SÁBADO 29 DE ENERO DEL 2,011

HORA: 9:00 A.M.


"NO CON EJERCITO, NI CON FUERZA, SINO CON MI ESPIRITU A DICHO EL SEÑOR JEHOVA DE LOS EJERCITOS" (Zac. 4: 6)

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------

¡40 DÍAS DE AYUNO Y ORACIÓN POR

EL  PERÚ!


Intercesores por Jauja y el Perú convoca a la Iglesia cristiana evangélica a 40 días de ayuno y oración por nuestra nación a partir del 19 de Enero del 2011, o en la fecha que puedan acordar. 40 días en que dispondremos nuestro corazón para buscar el rostro de Dios y volvernos de nuestros malos caminos a fin de a fin de romper con los yugos de idolatría y fortalezas de iniquidad y maldad que envuelven nuestro país.
Joel 2: 12-17.
1.    Por eso pues, ahora, dice Jehová, convertíos a mí con todo vuestro corazón, con ayuno y lloro y lamento.
2.    Rasgad vuestro corazón, y no vuestros vestidos, y convertíos a Jehová vuestro Dios; porque misericordioso es y clemente, tardo para la ira y grande en misericordia, y que se duele del castigo.
3.    ¿Quién sabe si volverá y se arrepentirá y dejará bendición tras de él, esto es, ofrenda y libación para Jehová vuestro Dios?
4.    Tocad trompeta en Sion, proclamad ayuno, convocad asamblea.
5.    Reunid al pueblo, santificad la reunión, juntad a los ancianos, congregad a los niños y a los que maman, salga de su cámara el novio, y de su tálamo la novia.
6.    Entre la entrada y el altar lloren los sacerdotes ministros de Jehová, y digan: Perdona, oh Jehová, a tu pueblo, y no entregues al oprobio tu heredad, para que las naciones se enseñoreen de ella. ¿Por qué han de decir entre los pueblos: Dónde está su Dios?.
2Crónicas 7: 14.
Si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra.
Durante estos 40 días a partir del 19 de Enero del 2011, Dios nos está llamando a:
1.    Humillarnos delante de Dios.
2.    Orar fervientemente buscando Su rostro.
3.    Convertirnos de nuestros malos caminos. El propósito de todo esto, es que cada persona pueda unirse y permanecer en Dios a fin de que podamos ser uno con el Padre y podamos recibir la revelación de lo que para Dios es la unidad del Cuerpo de Cristo y vivirla.
La profundidad del avivamiento y los cambios en nuestra nación serán determinados por la profundidad de nuestro arrepentimiento.
¡EL SEÑOR ESTA LLAMANDO A LA IGLESIA AL ARREPENTIMIENTO POR EL PECADO DE DIVISION!
MENSAJE PROFÉTICO
Tu orgullo, ha sido tu arte, danza, cultura, música y tus logros deportivos y económicos. Pero Yo confrontaré y expondré el pecado de corrupción y orgullo abiertamente. El Señor sacudirá esta nación violentamente y mientras tanto la iglesia será refinada. Será sacudido hasta sus raíces, todo lo que pueda ser sacudido será sacudido. Todo lo que no sea de Dios, será completamente destruido, mientras que lo que es de Dios será preservado durante este período de tiempo. Durante este sacudimiento, los dioses de este mundo, los principados de maldad y poderes perversos en cada estado serán juzgados de la manera que Dios juzgó los dioses de Egipto durante las diez plagas. Pero La Iglesia será purificada preservada y empoderada durante el tiempo de refinamiento.
El Señor está llamando a la Iglesia al arrepentimiento de división. Él está llamando a arrepentirse de buscar lo suyo propio para funcionar como un cuerpo.
¡UNA CASA DIVIDIDA NO PUEDE PREVALECER!
Lucas 11: 17.
Todo reino dividido contra sí mismo, es asolado; y una casa dividida contra sí misma, cae.
Los desacuerdos, pleitos, las ofensas y rechazos no solo han provocado todo tipo de divisiones, han levantado barreras entre unos y otros, fracturas, ataduras, opresión, yugos, y ligaduras de impiedad. Han debilitado, cegado, enfermado y empobrecido al Cuerpo de Cristo y han abierto puertas a espíritus de destrucción y maldad. Hay un espíritu independiente, autónomo en nuestra nación que nos imposibilita unirnos y trabajar en equipo. La traición ha sido un estigma que se ha transmitido de generación en generación. Esto ha producido:
·         Familias divididas.
·         Gobiernos divididos que no se ponen de acuerdo.
·         Partidos políticos divididos internamente y en contra de otros partidos.
·         Empresas divididas.
·         Sindicatos divididos.
·         Iglesia dividida, con diferentes visiones y lenguajes.
Los desacuerdos son la principal causa de ruptura en las relaciones porque producen:
·         Prejuicios y malos entendidos.
·         Ofensas, resentimientos, traiciones.
·         Juicios, críticas, divisiones.
·         Chismes, murmuraciones, calumnias, difamaciones.
·         Heridas y falta de perdón.
Dentro de las principales causas que impiden la unidad en el Cuerpo de Cristo están las FORTALEZAS DIVISIONISTAS. Es el orgullo en las creencias doctrinales, denominacionales, y el sistema de gobierno, lo que provoca que la iglesia se vuelva individualista y solo acepte a aquellos que están de acuerdo con sus propias creencias y sistemas. Algunas de las razones por la cuales los líderes no disponen sus corazones para buscar la unidad son:
·         Orgullo doctrinal y denominacional.
·         Menosprecio a los demás.
·         Idolatría denominacional.
·         Temor a perder miembros.
·         Inseguridad.
·         Celos y un espíritu competitivo.
·         Están edificando su propio reino.
·         Falta de tiempo.
·         Agotamiento.
La raíz del poder de los demonios está en el engaño. Las puertas del infierno han podido prevalecer por causa de las rupturas y grietas provocadas por las divisiones. Mientras que el pueblo de Dios viva bajo las banderas de orgullo, respetabilidad, auto-justicia, codicia, ambición personal, juicios injustos, competencias y celos, vivirá de acuerdo al poder de las tinieblas. Vivirá de acuerdo a la sabiduría del mundo y no la de Dios.
Santiago 3: 13-18.
1.    ¿Quién es sabio y entendido entre vosotros? Muestre por la buena conducta sus obras en sabia mansedumbre.
2.    Pero si tenéis celos amargos y contención en vuestro corazón, no os jactéis, ni mintáis contra la verdad.
3.    Porque esta sabiduría no es la que desciende de lo alto, sino terrenal, animal, diabólica.
4.    Porque donde hay celos y contención, allí hay perturbación y toda obra perversa.
5.    Pero la sabiduría que es de lo alto es primeramente pura, después pacífica, amable, benigna, llena de misericordia y de buenos frutos, sin incertidumbre ni hipocresía.
6.    Y el fruto de justicia se siembra en paz para aquellos que hacen la paz.
EXHORTACION DEL APÓSTOL PABLO
1Corintios 1: 10.
Os ruego, pues, hermanos, por el nombre de nuestro Señor Jesucristo, que habléis todos una misma cosa, y que no haya entre vosotros divisiones, sino que estéis perfectamente unidos en una misma mente y en un mismo parecer
Si como pueblo de Dios, en un mismo sentir y un acuerdo podremos responder a Dios tomando la responsabilidad de nuestros propios pecados de orgullo y falta de unidad, nuestras oraciones serán contestadas a favor de nuestra nación. Como dice la palabra profética, nuestra nación ha estado siendo sacudida violentamente hasta sus raíces y la corrupción en todas sus formas se ha estado manifestando. En este proceso la Iglesia está siendo purificada y refinada, para que todo lo que no sea de Dios sea completamente destruido.
EL JUICIO DE DIOS
Chuck Pierce, 27 Oct. 2000
Estoy estableciendo el curso de mi juicio sobre los estados de la tierra. Mis juicios vendrán basados en la complacencia de la Iglesia, estado por estado. Ustedes han pensado que los juicios vendrán basados en los hechos del gobierno nacional que está rigiendo ahora, pero Yo les digo, que en lugar d eso, mis juicios vendrán a causa de la complacencia de mi pueblo. Quiten sus juicios falsos, yo estoy estableciendo un nuevo curso de justicia. Aquellos que estoy a punto de poner en lugares de autoridad, necesitan estar rodeados de escudos de fe. Deseo cubrirlos para que una justicia que no ha sido vista en toda la tierra pueda ser vista. Es por esto que deben mantenerse cubiertos con mi escudo para que puedan desplegar mis juicios rectos. Esta guerra es de gran magnitud espiritual. La guerra es acerca de los límites del futuro. Hay una guerra sobre la justicia en la tierra. Yo estableceré justicia en mi pueblo. Es por  eso que habrá guerra en contra de esas leyes que han sido establecidas incorrectamente. Deben saber que están peleando contra el sistema del anticristo. No tengan temor porque Soy Yo quien está llamando a mi pueblo a combatir.
Para que Dios pueda juzgar al mundo es necesario que empiece por su pueblo, su trono está cimentado en justicia y juicio. El juzgará toda injusticia no de acuerdo a las normas del hombre, sino de acuerdo a su propia naturaleza y estándar de justicia. (Salmos 89: 14-18; Malaquías 3: 1-5; Salmos 11: 5-7;  Salmos 72: 1-4;  Isaías 33: 22).
¡UNA LLAMADO AL ARREPENTIMIENTO!
IGLESIA, EL SEÑOR TE LLAMA A:
·         Abandonar la presunción por tus logros individuales y victorias.
·         Él te llama a dejar de competir el uno contra el otro.
·         Él llama a sus siervos a honrarse el uno al otro.
·         A posponer tus objetivos a favor del otro y darse el uno al otro, en vez de ponerse encima del otro.
·         Él llama a la iglesia a apartarse del egoísmo, a la humildad y a la unidad lo cual traerá las bendiciones.
Sin acuerdo no puede producirse la unidad ni se puede avanzar en ninguna relación, trabajo, matrimonio o ministerio. Esto lo sabe Dios y lo sabe Satanás.
Mateo 18: 19.
Otra vez os digo, que si dos de vosotros se pusieren de acuerdo en la tierra acerca de cualquiera cosa que pidieren, les será hecho por mi Padre que está en los cielos.
Lucas 11: 17b.
Todo reino dividido contra sí mismo, es asolado; y una casa dividida contra sí misma, cae.
A continuación una palabra profética con una visión de los ataques del enemigo en contra de la iglesia en la que veremos que la principal estrategia del enemigo en contra de la iglesia es engañar, herir y provocar malos entendidos para dividir y destruir al Cuerpo de Cristo, a fin de que la multiforme sabiduría de Dios no pueda ser dada a conocer y Su poder no pueda manifestarse en la tierra a través de los hijos de Dios. Además de esto les recomiendo leer el libro LA BUSQUEDA FINAL de Rick Joyner.
ENGAÑA, DIVIDE, Y DESTRUYE
Por Shirley Ross - 2007
Recientemente tuve una serie de visiones y sueños en los cuales fui llevada a la oficina de Satanás y se me permitió observar estrategias de guerra del enemigo de las cuales no tenía conocimiento. La oficina era una de gran opulencia y poder. Los muros estaban llenos de libros antiguos los cuales parecían haber sido bien leídos titulados “Grandes Victorias desde el año 70 AC hasta el día de hoy”.
En el estante había una serie de libros titulados “LECCIONES DE ADAN”. Allí también había una serie de lecciones tituladas: CELOS, ENVIDIA, ODIO, AMARGURA, FALTA DE PERDON, GANANCIAS DESONESTAS, ADULTERIO, PERVERSION, MENTIRITAS BLANCAS, TRAICION, ORGULLO, CODICIA, ROBO, DISENCIONES, GLOTONERIA, GULA, PEREZA, IRA, LUJURIA.
Un demonio de alto grado el cual supe que fue asignado a nuestro ministerio, se arrodilló delante de Satanás implorándole perdón. Detrás de él había 5 demonios amenazantes. Observé como Satanás tomó uno de los grandes libros titulado “CELOS”. Echando una despectiva mirada al demonio que rogaba a sus pies le dice “¿Te atreves a venir delante de mi sin la victoria? ¿Qué no has leído acerca de la efectividad de esta arma a través del tiempo? ¿Que no has estudiado las grandes victorias del pasado? El y otros demonios empezaron a tirar enormes libros a ese cobarde demonio quien lloriqueando respondía“Pero ellos han preferido no mirar cada uno por lo suyo propio, sino estimar a los demás como superiores a sí mismos”.
Creo que se me mostró una estrategia no tan solo para nuestro ministerio sino para toda la Iglesia. El ataque del diablo no tuvo éxito porque la humildad, el amor y el preferir poner a los demás por encima de nosotros mismos permeó el ministerio protegiéndolo del ataque.
La siguiente vez que visité la oficina de Satanás en un sueño, el Señor estaba conmigo. Sentado en un sofá delante de una pantalla con las siguientes letras EDD estaba el demonio golpeado y herido tomando muchas notas de los grandes libros que se encontraban regados por todo el piso. Le pregunté al Señor que qué significaban esas letras y El me contestó, “La tarea de estos demonios en contra de mi iglesia es “ENGAÑA, DIVIDE Y DESTRUYE”.
La batalla de la mente – Cuida tus pensamientos
Creo que esta estrategia del enemigo ya ha sido liberada desde hace tiempo en contra del Cuerpo de Cristo. Muchos han sentido las mismas cosas, un ataque a sus emociones y creencias. Esta es una batalla de la mente.
Filipenses 4: 8-9 nos exhorta; 
1.    Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad.
2.    Lo que aprendisteis y recibisteis y oísteis y visteis en mí, esto haced; y el Dios de paz estará con vosotros.
¿Cuáles son los pensamientos que continuamente vienen a nuestra mente? ¿Son verdaderos, honorables, justos, puros, amables, traen paz a nuestro espíritu y son dignos de alabanza?.
Para que el enemigo pueda tener éxito debe dividir. Para dividir debe engañar. Nuestra más grande arma en esta batalla es la VERDAD. La guerra espiritual es una guerra entre la verdad y la mentira. Jesús es el camino, la verdad y la vida. Satanás es el padre de la mentira y el engaño. El es el que tuerce los caminos, pervierte la verdad y destruye la vida.
Debemos orar para que la verdad y la gracia sean derramadas sin medida y la unidad. Cuando uno ora para que la verdad sea liberada sin medida y llene nuestro corazón, nuestra mente, cuerpo y emociones, el Señor nos va a revelar cualquier engaño, cualquier afecto, motivación, deseo, ambición y temor que haya dentro de nuestro ser.
El quiere que estemos alineados con su carácter y corazón, El no se va alinear con nuestros afectos cuando estos no manifiestan su naturaleza. Su verdad va a alumbrar todo engaño, toda fachada falsa, toda excusa, toda mala motivación y patrón de pensamiento falso y nos va a mostrar en donde estamos edificando nuestras vidas, que es el combustible que nos impulsa, el reconocimiento del hombre, el temor al hombre, el dinero, la reputación, posición, poder, etc. 
Esta es un proceso muy personal con el Señor. El me dijo, “Si estas dispuesta a seguirme a través de la prueba de la verdad, te puedo decir ahora que no será fácil, va a ser difícil y en ocasiones extremadamente doloroso para ti. Hay muchas cosas en tu mente y tu corazón que necesitan ser alineadas con mi verdad. Pero si te rindes y me sigues te daré la gracia para llegar a la otra orilla y cuando lo hagas la neblina se disipará y veras con una claridad como nunca has visto. La verdad te hará verdaderamente libre.
Oremos para que podamos despojarnos del viejo hombre que está viciado (Efesios 4: 22-32).
A menos que nos despojemos de nuestra antigua naturaleza y dejemos de estar en acuerdo con espíritus de chisme, murmuración, quejas, juicios y ofensas la unidad será humanamente imposible y los propósitos de Dios para Su Iglesias se verán truncados. 
Cualquier tipo de pecado conduce a estar en alianza con el diablo, y esto le da derecho legal para atrapar y dañar al hombre y a los hijos de Dios. No tan solo es importante dejar de hacer todo aquello que le permite al enemigo atar y mantener nuestras vidas cautivas o expuestas a sus ataques, debemos romper cualquier alianza que tengamos en nuestra alma con cualquier característica semejante a su carácter (orgullo, rebelión, celos, falta de sujeción a la autoridad, vanidad, espíritu independiente, manipulación, espíritus aduladores, mentiras, etc.) y empezar a vivir de acuerdo al carácter de Dios, de acuerdo al espíritu.

En el nombre de Jesús rompemos todo pacto, acuerdo y alianza que consciente o inconsciente mantenemos con el reino de las tinieblas de manera personal o como iglesia.
·         Acuerdos con la mentira. (Cimiento del reino de las tinieblas) (Romanos 1: 18-25).
·         Acuerdos con la infidelidad, deslealtad, rebelión, división y traición.
·         Acuerdos con espíritus de ofensa, amargura, resentimiento y falta de perdón.
·         Acuerdos con espíritus de orgullo, codicia y ambiciones egoístas.
·         Acuerdos con espíritus de envidias, celos, competencias y venganza.
·         Acuerdos con el acusador de los hermanos y espíritu de leviatán.
·         Acuerdos con espíritus de contención, difamación, chisme, y murmuración, son rotos. Declaramos que el pueblo de Dios entra en pactos con Dios de lealtad, misericordia, justicia y fidelidad (Apocalipsis 17: 14).
·         Acuerdos con espíritus de incredulidad, necedad, duda, desconfianza.
·         Acuerdos con el soborno, corrupción e injusticia.
·         Pactos o acuerdos con espíritus de muerte y destrucción.
·         Acuerdos con la vanidad del mundo, que nos hacen ser insensibles e indiferentes a las cosas del espíritu.  
·         Acuerdos con espíritus de enfermedad, victima y auto lástima.
·         Acuerdos con una mentalidad de pobreza (Pobreza espiritual, pobreza económica).
·         Acuerdos con espíritus de falsa responsabilidad, protagonismo y justicia propia.
·         Acuerdos con espíritus de inconformismo, burla y menosprecio.
·         Pactos o acuerdos con espíritus de hechicería, manipulación y de control.
·         Pactos con espíritus de resentimiento, ofensas, amargura por falta de perdón.
·         Acuerdos con espíritus religiosos, fariseos, sectarios.
·         Acuerdos con espíritus independientes que no reconocen ni respetan ninguna autoridad.
ORACIÓN PARA ROMPER ACUERDOS
Señor yo me arrepiento de toda alianza y todo acuerdo que he seguido aceptando con el reino de las tinieblas a través de acuerdos con espíritus de mentiras. Reconozco que consciente o inconscientemente he permitido que toda excusa y todo engaño que ha brotado de un espíritu de auto preservación, autocomplacencia y motivación egoísta resistan e impidan que pueda ver y aceptar tu voluntad y pueda avanzar en mí caminar contigo. Padre perdóname, me arrepiento de todo corazón y rompo todo lazo, todo acuerdo, todo pacto con estos espíritus de engaño, que pervierten la verdad y me llevan a vivir una vida fuera de tu voluntad. Perdóname Señor, porque por estar de acuerdo con estos espíritus de engaño,  no he guardado mi corazón limpio y puro para ti, mis motivaciones han sido egoístas y llenas de malicia. Por estar de acuerdo con el reino de las tinieblas no he podido ver ni entender la verdad. No he podido avanzar ni dejarte avanzar en mi vida. He estado contristando tu Santo Espíritu y he retrasado tus planes y propósitos. He abierto puertas que el enemigo ha utilizado para seguir atando y desviando mi vida de tu perfecta voluntad.
En este momento yo decido voluntariamente romper todo acuerdo con Satanás y sus obras de tinieblas. Escojo este día DIVORCIARME del enemigo, y me arrepiento y renuncio a todo pacto, acuerdo hecho por mí o los miembros de mi familia, en mi línea generacional. De acuerdo a Tu Palabra en 2Crónicas 7: 14, Padre, Tú me dices que si me humillo delante de Ti, oro y busco Tu rostro… Si me vuelvo arrepentida de mis malos caminos, Tú perdonarás mis pecados y sanarás mi tierra. Ya sea que yo o cualquiera de los miembros de mi familia hayamos tomado parte de estos acuerdos de manera consciente o inconsciente, te pido que me perdones y me ayudes a ser uno con Tu Santo Espíritu y caminar de acuerdo a Tu perfecta voluntad. ¡Amén!
Cuando logremos vencer y erradicar esos espíritus destructivos y a través del amor y la cooperación logremos hacer avanzar el Reino de Dios, la unidad será el testimonio más grande a los perdidos. Esta unidad manifestará la gloria de Dios y  demostrará a un mundo lleno de dolor, traición y división que a través de Jesús nada es imposible.
EL PRINCIPIO DEL ACUERDO
Génesis 11: 1; 4-7.
1.    Tenía entonces toda la tierra una sola lengua y unas mismas palabras.
2.    Y dijeron: Vamos, edifiquémonos una ciudad y una torre, cuya cúspide llegue al cielo; y hagámonos un nombre, por si fuéremos esparcidos sobre la faz de toda la tierra.
3.    Y descendió Jehová para ver la ciudad y la torre que edificaban los hijos de los hombres.
4.    Y dijo Jehová: He aquí el pueblo es uno, y todos éstos tienen un solo lenguaje; y han comenzado la obra, y nada les hará desistir ahora de lo que han pensado hacer.
5.    Ahora, pues, descendamos, y confundamos allí su lengua, para que ninguno entienda el habla de su compañero.
En estos pasajes podemos ver como el principio del acuerdo los llevó a edificar una ciudad y una torre para hacerse un nombre. Aunque esto no estaba conforme la voluntad de Dios, que deseaba que el hombre se esparciera por toda la tierra, Dios mismo reconoce que a causa de que el pueblo era uno, tenían un mismo lenguaje, una misma visión y se habían levantado como un solo hombre a llevarla a cabo, nada los haría desistir y los detendría de lo que habían pensado hacer.
Por esta causa, Dios confundió su lenguaje a fin de que nadie entendiera lo que los demás decían. La confusión del lenguaje provocó  una gran división y por ello se tuvieron que separar cada quien con aquellos que hablaran su mismo lenguaje. Esto sigue sucediendo el día de hoy, aun cuando todos estemos hablando un mismo idioma, cuando hay confusión, falta de entendimiento y suposiciones la confusión del lenguaje es imposible de detener porque cada quien percibe y entiende y las cosas de manera diferente, y esto provoca división en cualquier relación y proyecto.
NEHEMÍAS RESPONDIO CORRECTAMENTE A DIOS
Nehemías 1: 4-7
4.    Cuando oí estas palabras me senté y lloré, e hice duelo por algunos días, y ayuné y orédelante del Dios de los cielos.
5.    Y dije: Te ruego, OH Jehová, Dios de los cielos, fuerte, grande y temible, que guarda el pacto y la misericordia a los que le aman y guardan sus mandamientos;
6.    esté ahora atento tu oído y abiertos tus ojos para oír la oración de tu siervo, que hago ahora delante de ti día y noche, por los hijos de Israel tus siervos; y confieso los pecados de los hijos de Israel que hemos cometido contra ti; sí, yo y la casa de mi padre hemos pecado.
7.    En extremo nos hemos corrompido contra ti, y no hemos guardado los mandamientos, estatutos y preceptos que diste a Moisés tu siervo.
Nehemías reconoció y tomó responsabilidad de los pecados que como pueblo habían cometido contra Dios.  El sabía que todo lo que estaba sucediendo era el resultado del orgullo y desobediencia del pueblo a Dios. No buscó excusas, estuvo de acuerdo que Dios es justo y que somos nosotros los que le hemos fallado. Verdaderamente le dolió en su corazón el haberle fallado a Dios y se humilló con un profundo arrepentimiento, es por esto que Dios lo levantó para edificar los muros de la ciudad.
Nehemías también le recordó a Dios Su promesa de que si el pueblo se arrepentía de sus malos caminos y de todo su corazón se volvía a Dios, El los escucharía y regresaría a Su tierra. -  Hacia Su diseño original – (Nehemías 1: 8-10).
Nehemías también estuvo de acuerdo y reconoció que por sí mismo no podría lograr nada, que necesitaba la guianza, protección y provisión de Dios. Como resultado de esto, Dios le dio gracia con el Rey Artajerjes a fin de regresar a Jerusalén y no solo eso, sino que le dio todos los permisos y provisión para la obra.
No podemos aceptar la condición de la Iglesia como está. Es importante que reconozcamos que está así por la dureza de nuestro corazón y porque causa del pecado, para que podamos entonces clamar para que Dios intervenga y nos cambie. Este es el primer punto de acuerdo que debemos tener con Dios, y luego arrepentirnos de todos nuestros pecados, rebeliones, maldades e iniquidades.
Nehemías se identificó con la mala condición en que la ciudad estaba, y no les dijo: “miren como están”, sino “Vosotros veis el mal en que estamos”.  Nehemías 2: 17-18. A pesar de que él ya llevaba muchos años fuera de la ciudad, el se sintió parte de ella, y se incorporó a la situación, sintiéndola propia.
Si no nos identificamos con la condición en que la está nuestra ciudad, estado y nación, no pelearemos por ello, para que la circunstancias cambien, seremos indiferentes, egoístas, porque no nos importa más que nuestra propia vida. La condición de la ciudad y nación nos afecta a todos, pues somos parte de ella.  Si Dios va a hacer algo para cambiar las cosas, necesita que Su pueblo se ponga de acuerdo con El, reconozca sus pecados, se vuelva a Él y tome la responsabilidad de pelear hasta que el reino y la justicia de Dios se establezcan en ella.
UNIDAD EN EL ESPIRITU
En el Evangelio de Juan tenemos el registro de la última oración que hizo Jesús al Padre antes de morir. En ella dejó muy claro el deseo y necesidad más grande de Su corazón, ya que Su cuerpo iba a ser partido para que nosotros no solo pudiéramos tener salvación, sanidad y vida eterna, sino para que pudiéramos ser Su Nuevo Cuerpo, Su Cuerpo aquí en la tierra, a fin de que pudiésemos extender Su Reino. Qué gran responsabilidad nos deja eso. No solo porque sabemos que esa es la voluntad del Padre, sino porque  solo  a través de un cuerpo unido y sano, podrá descender la unción más grande y poderosa que jamás se haya visto en la tierra y porque la Iglesia podrá ser la plena expresión de Cristo. Perdemos la visión completa de Dios, si tan solo estamos viendo nuestra propia visión, ya que en Cristo, Dios se ha propuesto en Sí mismo reunir todas las cosas, no solo las que están en la tierra sino aun el cielo con la tierra (Efesios 1: 9-10).
No ha habido unión más fuerte que la del Padre, Hijo y el Espíritu Santo. Es en esta unidad donde Dios espera que cada uno de Sus hijos entre y permanezca para que podamos verdaderamente ser el Cuerpo de Cristo, el Templo donde habita el Espíritu Santo, y un poderoso testimonio de la realidad del amor de Dios al mundo.
Cuando nos unimos somos la respuesta a la oración de Jesús. En la medida que cada creyente quite su mirada de sí mismo y la ponga en Jesús, se irá uniendo y haciéndose uno con El, entonces podrá permanecer en El y será un poderoso instrumento en las manos de Dios de reconciliación y edificación.
¿Andarán dos juntos, si no estuvieren de acuerdo?
En la medida que cada creyente busque de todo corazón el rostro de Dios y deje sus propios caminos, podrá caminar unido y en acuerdo con Jesucristo. El es el Camino y su camino se llama Santidad. No podremos andar en acuerdo con Jesucristo si no dejamos nuestros caminos y lo seguimos a El por caminos más altos que los nuestros. Como resultado de esto, entonces podrá  unirse a todos aquellos que están unidos permanentemente a Él y podremos ser como árboles plantados que demos mucho fruto para la Gloria de Dios. (Isaías 38: 8; Juan 14: 6).
Isaías 55: 6-9.
5.    Buscad a Jehová mientras puede ser hallado, llamadle en tanto que está cercano.
6.    Deje el impío su camino, y el hombre inicuo sus pensamientos, y vuélvase a Jehová, el cual tendrá de él misericordia, y al Dios nuestro, el cual será amplio en perdonar.
7.    Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos, dijo Jehová.
8.    Como son más altos los cielos que la tierra, así son mis caminos más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más que vuestros pensamientos.
Y el Señor dice, si todos oran al mismo tiempo, (en un mismo sentir, en un acuerdo) les voy a dar autoridad sobre el espíritu de corrupción. Les voy a dar autoridad en los lugares celestiales
Cindy Jacobs 17 Nov. 2007. El Reino está en ti.  
Mateo 18: 19.
Otra vez os digo, que si dos de vosotros se pusieren de acuerdo en la tierra acerca de cualquiera cosa que pidieren, les será hecho por mi Padre que está en los cielos.
- Oremos seamos santificados en la verdad de Dios (Juan 17:15-19).
- Oremos para que la verdad sea derramada en nuestras mentes y corazones sin medida, de tal manera que toda fortaleza de engaño pueda ser destruida y seamos verdaderamente libres para pensar y sentir con la mente y el corazón de Cristo, a fin de que podamos andar y ser luz. Juan 8: 32. Juan 3: 20-21. Juan 2: 6-11.
- Oremos para que podamos llegar al nivel de unidad que impida que las puertas del hades prevalezcan en contra de la Iglesia y que podamos ser un muro y ante muro alrededor de nuestra nación.
- Oremos para que todas las cosas que están ocultas y que le dan derecho legal al enemigo, para robar, matar, destruir y dividir sean expuestas y tratadas con la gracia y poder de Dios.
- Oremos para que podamos permanecer en Cristo, ser uno con  Dios y podamos llevar mucho fruto. Juan 15: 4-11; 1Corintios 6: 17; Gálatas 3: 28.
- Oremos para que podamos andar dignos de nuestra vocación en Cristo. Efesio 4: .1-6.
- Oremos para que podamos reconocer y recibir los dones que Jesús envió a Su Iglesia para ayudarla a crecer, madurar y avanzar hacia la unidad. Efesios 4: 10-16.
- Oremos para que Cristo reciba la preeminencia en todo y sea reconocido como la cabeza del cuerpo y el cimiento de Su Iglesia. Colosenses 1: 15-18.
- Para que al estar unidos a Dios, sea derramada sobre Su pueblo una poderosa unción de reconciliación. Colosenses 1: 19-20.
- Oremos para que el corazón del pueblo de Dios sea sanado y liberado de tal manera que en él se produzcan los frutos del Espíritu. Gálatas 5: 22-23.
- Oremos por un corazón humilde que busque hacer la voluntad de Dios y no la propia. Jeremías 17: 9-10. Santiago 4: 1-2; Mateo 15: 19.
- Oremos por un corazón limpio y puro que nos permita ver y permanecer en Dios. Salmos 24: 3-4; Mateo 5: 8.
- Oremos por un corazón manso que nos permita heredar la tierra. Mateo 5: 5.
EL AYUNO QUE DIOS ESCOGIO
En Isaías 58, así como en Zacarías 7 y 8, lo que Dios buscaba era que el pueblo juzgara según la verdad, tuviera justicia social, hiciera misericordia y compasión por los débiles y necesitados. De nada valdrá ayunar estos 40 días si no soltamos aquellas ataduras y cargas que están impidiendo la unidad dentro del Cuerpo de Cristo. De nada servirán los 40 días de ayuno, así como no sirvieron los ayunos del pueblo de Israel, si nuestro corazón no cambia, dejamos de hablar vanidades y acusarnos los unos a los otros.
David fue un varón cuyo corazón siempre fue en busca de la presencia de Dios, y que cuando le falló a Dios, supo como volver su corazón en arrepentimiento profundo.  El salmo 51 es un testimonio de cómo David reconoció su pecado, se arrepintió y clamó por un espíritu recto que le permitiera tener la presencia del Espíritu de Dios en su vida y volver al gozo de su salvación.
Su arrepentimiento no nace del temor al castigo o la preocupación sobre éxitos futuros. Se arrepintió por haberse vuelto contra el mismo Dios, su persona y su naturaleza. David lloró, no sólo por perdón, sino también por pureza; no sólo para ser tenido como inocente, sino para ser aceptado, no sólo por consuelo, sino por ser totalmente limpio de pecado; a cualquier costo (BIBLIA PLENITUD).
De esto se trata este tiempo, poder acercarnos para ponernos a cuentas con Dios y ser restaurados por El en todas las aéreas. En la medida que le permitamos a Dios tratar con nuestro corazón, podremos desatar las ligaduras de impiedad, soltar las cargas de opresión y liberar a los quebrantados.
Isaías 58: 1-12.
1.    Clama a voz en cuello, no te detengas; alza tu voz como trompeta, y anuncia a mi pueblo su rebelión, y a la casa de Jacob su pecado.
2.    Que me buscan cada día, y quieren saber mis caminos, como gente que hubiese hecho justicia, y que no hubiese dejado la ley de su Dios; me piden justos juicios, y quieren acercarse a Dios.
3.    ¿Por qué, dicen, ayunamos, y no hiciste caso; humillamos nuestras almas, y no te diste por entendido? He aquí que en el día de vuestro ayuno buscáis vuestro propio gusto, y oprimís a todos vuestros trabajadores.
4.    He aquí que para contiendas y debates ayunáis y para herir con el puño inicuamente; no ayunéis como hoy, para que vuestra voz sea oída en lo alto.
5.    ¿Es tal el ayuno que yo escogí, que de día aflija el hombre su alma, que incline su cabeza como junco, y haga cama de cilicio y de ceniza? ¿Llamaréis esto ayuno, y día agradable a Jehová?
6.    ¿No es más bien el ayuno que Yo escogí, desatar las ligaduras de impiedad, soltar las cargas de opresión, y dejar ir libres a los quebrantados, y que rompáis todo yugo?
7.    ¿No es que partas tu pan con el hambriento, y a los pobres errantes albergues en casa; que cuando veas al desnudo, lo cubras, y no te escondas de tu hermano?
8.    Entonces nacerá tu luz como el alba, y tu salvación se dejará ver pronto; e irá tu justicia delante de ti, y la gloria de Jehová será tu retaguardia.
9.    Entonces invocarás, y te oirá Jehová; clamarás, y dirá él: Heme aquí. Si quitares de en medio de ti el yugo, el dedo amenazador, y el hablar vanidad;
10. y si dieres tu pan al hambriento, y saciares al alma afligida, en las tinieblas nacerá tu luz, y tu oscuridad será como el mediodía.
11. Jehová te pastoreará siempre, y en las sequías saciará tu alma, y dará vigor a tus huesos; y serás como huerto de riego, y como manantial de aguas, cuyas aguas nunca faltan.
12. Y los tuyos edificarán las ruinas antiguas; los cimientos de generación y generación levantarás, y serás llamado reparador de portillos, restaurador de calzadas para habitar.
Zacarías 7: 5-6 y 8: 16-19.
1.    Cuando ayunasteis y llorasteis en el quinto y en el séptimo mes estos setenta años, ¿habéis ayunado para mí?.
2.    Y cuando coméis y bebéis, ¿no coméis y bebéis para vosotros mismos?.
3. Estas son las cosas que habéis de hacer: Hablad verdad cada cual con su prójimo; juzgad según la verdad y lo conducente a la paz en vuestras puertas.
4. Y ninguno de vosotros piense mal en su corazón contra su prójimo, ni améis el juramento falso; porque todas estas son cosas que aborrezco, dice Jehová.
Vino a mí palabra de Jehová de los ejércitos, diciendo:
1.    Así ha dicho Jehová de los ejércitos: El ayuno del cuarto mes, el ayuno del quinto, el ayuno del séptimo, y el ayuno del décimo, se convertirán para la casa de Judá en gozo y alegría, y en festivas solemnidades. Amad, pues, la verdad y la paz.
·         Oremos para que seamos sabios y sensibles para llevar a cabo el ayuno que Dios escoge y que nuestros corazones se cimenten en la verdad, para hablar y juzgar según la verdad y paz. Para pensar todo lo bueno, justo, lo amable a favor del prójimo y ser restauradores de portillo.
·         Durante este tiempo de ayuno y oración, pidámosle al Señor que nos dé una revelación de todo lo que la unidad significa para El y como poder ser uno en Cristo.
·         Oremos para que podamos discernir el Cuerpo de Cristo y ayudar a la sanidad de la Iglesia. Romanos 12: 3-5 y 9-10.
·         Oremos en un mismo acuerdo para que sea derramada una unción de reconciliación personal, corporativa, étnica, nacional e internacional, que rompa toda maldición generacional y yugos de opresión. 2Corintios 5: 18-20.
·         Oremos para que aprendamos a vencer el mal con el bien. Romanos 12: 14-21.
UN MENSAJE A LAS IGLESIAS
Estamos en un tiempo en el cual Dios está llamando a Su Iglesia a volverse de todo corazón a El y la mejor respuesta para ello es el ARREPENTIMIENTO. Este resumen a las iglesias nos muestra que cualidades debemos de buscar tener y de qué nos debemos de arrepentir.
IGLESIA
ELOGIO
REPRENSION
SOLUCION
EFESO.
Apocalipsis 2: 7
Arduo trabajo y
paciencia
DEJO SU
PRIMER AMOR
Recuerda las primeras obras y  ARREPIÉNTETE
ESMIRNA
2: 8-11
Tribulación y pobreza
NINGUNA
No temas
Se fiel
PERGAMO
2: 12-17
Fieles a la fe
PERMISIVA
ARREPIENTETE
TIATIRA
2: 18-29
Amor, fe, servicio
INMORALIDAD
ARREPIENTETE
SARDIS
3: 1-6
Eficaz
SUPERFICIAL
Se vigilante y
ARREPIENTETE
FILADELFIA
3: 7-13
Fiel
NINGUNA
Retén lo que tienes
LAODICEA
3: 14-22
Ningún
TIBIA
Se celoso y
ARREPIENTETE
Continuación palabra profética de Leslie Kiegel:
Conforme la Iglesia se arrepienta y se una, el Señor hará que Su Espíritu sople como un viento desde los cuatro extremos de la tierra. El Aliento de Dios será impartido a la Iglesia y la nación por medio de sus apóstoles, profetas y los siervos que Él ha levantado.  Estos siervos ungidos profetizarán a los huesos secos. Los huesos dispersos serán unidos; carne y piel los cubrirá. El Espíritu de vida vendrá al cuerpo sin vida y vivirá otra vez.
Un gran ejército se levantará y se integrará a la Iglesia y se convertirá en LA IGLESIA que operará bajo cielos abiertos. Este gran ejército, la Iglesia del Señor, marchará a través de la tierra. La tierra será sanada conforme la Iglesia ore, adore y profetice. La Iglesia olvidará sus lágrimas y prorrumpirá en gozo.
Grandes milagros y manifestaciones poderosas de Dios serán vistos en Su pueblo. La fama de lo que Dios hará será transmitida a las naciones. Naciones y dignatarios de las naciones vendrán a presenciar, celebrar la presencia de Dios y Su poder. Ellos irán a sus naciones a comunicar lo que Dios está haciendo en la tierra.
Perú ya no será conocido como una nación de maldad, corrupción y derramadora de sangre. Será conocido por la vida de Dios en el Espíritu del Señor. Así que levántate Iglesia, vuélvete con todo tu corazón al Señor. Póstrate en tus rodillas y busca a Dios. Él es tu Padre y Salvador, Él hará grandes cosas entre ustedes y los exaltará. El Señor levantará a sus hijos e hijas para que sean hijos de visión, fe e integridad. Una nueva generación se levantará para cantar sus himnos y hará sonar sus trompetas para la gloria del Señor.
Grandes hombres de renombre mundial, líderes, sus esposas y familias caerán de rodillas ante el trono de Dios. Los malvados abandonarán sus caminos y se volverán al Señor. Esta será una nueva nación unida y bendecida bajo cielos abiertos. perú será lleno de la gloria del Señor así como las aguas cubren el mar.
ÁRBOL DE JUSTICIA SÍMBOLO DE LA IGLESIA
El Señor me mostró que llegará el tiempo en que enviarán  muchos misioneros a muchas partes del mundo, y Dios los va a usar para sanar naciones. Es una gran unción. Este es un árbol que nunca ha crecido antes. De hecho me habló de Isaías 61.3. “Y serán llamados árboles de justicia, plantío de Jehová, para gloria suya. El Señor me mostró que este Arbol de Justicia va a desarraigar el árbol de corrupción, y será un símbolo para la Iglesia. Literalmente será un nuevo símbolo. Dios mismo se va a plantar a sí mismo en esta tierra.Ya no buscarás en tus raíces pasadas porque habrá un nuevo plantío. Particularmente en el versículo 4 que habla que reedificaran las ruinas antiguas…. Hay muchas promesas, pero Isaías es la palabra para este año. Este es un gran tiempo en que Dios le va a dar un nuevo nombre. Cindy Jacobs. Nov. 2007.
NO RETRACEMOS MAS LOS PROPOSITOS QUE DIOS TIENE PARA NUESTRA NACION. NUNCA OLVIDES QUE, ¡UNIDOS LOGRAMOS MAS! ¡UNIDOS SUMAMOS Y MULTIPLICAMOS!
HOJA DE TRABAJO PERSONAL
Durante este tiempo en que estemos buscando el rostro de Dios y la restauración del Cuerpo de Cristo. Dios estará trabajando en nosotros de manera personal y corporativa. Debemos ser sensibles y dejar que el Señor trabaje en nuestro corazón en cada área en la que estamos siendo parte de los problemas y divisiones que se dan en la Iglesia. Aéreas en las que puede haber en nuestras vidas actitudes, heridas o fortalezas que pueden estar impidiendo que relaciones se sanen y nuestras vidas entren en una sanidad y libertad física, emocional y espiritual.
Conforme el Espíritu le guíe, empiece a ponerse a cuentas con Dios confesando pecados ocultos, actitudes y cosas que Dios le dijo que hiciera y no obedeció. Pídale perdón y esté dispuesto a cambiar, a perdonar y a hacer cualquier cosa que Dios le pida para restaurar y conquistar todo aquello que por causa de las heridas, relaciones rotas se ha perdido.
Perdone sinceramente y avance a la libertad que Dios, propósito y unidad que Dios quiere que usted tenga con El y encuentre su lugar dentro del Cuerpo de Cristo.
Cosas de las que debo arrepentirme
___________________________________________________________________
______________________________________________________________________________________________________________________________________Personas que necesito perdonar
___________________________________________________________________
______________________________________________________________________________________________________________________________________Cosas que necesito hacer
______________________________________________________________________________________________________________________________________
___________________________________________________________________
Cosas que necesito DEJAR de hacer
__________________________________________________________________
______________________________________________________________________________________________________________________________________¿Qué cosas puedo hacer para ayudar a la unidad en mi casa, trabajo, ministerio, congregación y nación?
______________________________________________________________________________________________________________________________________
GUIA DE INTERCESION EN CONTRA DE LA FALTA DE UNIDAD Y DIVISIONES
Padre celestial te pedimos perdón por abrir puertas a todo espíritu falta de perdón, resentimiento, enojo, celos, envidias, competencia, orgullo, vanidad, engaño,  obstinación y necedad. Perdónanos porque por ello constantemente se están produciendo choques, malos entendidos ofensas, traiciones y divisiones entre Tu pueblo. Te pedimos perdón por justificarnos y utilizar vanamente Tu nombre para romper todo acuerdo o compromiso. Perdónanos por permitir que estos espíritus sigan operando dentro de nuestros corazones porque esto solo ha acrecentado las divisiones y mutilaciones en el Cuerpo de Cristo. Ha abortado muchos de Tus planes y propósitos y ha impedido el avance y crecimiento de Tu Reino en nuestros territorios.
Ayúdanos Señor a discernir Tu cuerpo y a unirnos en un mismo espíritu para cerrar toda puerta y acallar toda boca que se levante en contra de cada uno de Tus hijos.  Señor desata un espíritu de reconciliación, restauración y edificación en Tu pueblo que permita reedificar y levantar en nuestros territorios las ruinas y escombros de  generaciones pasadas.
En el poderoso nombre de Jesús, arrancamos, derribamos, destruimos y desarraigamos dela Iglesia, nuestros corazones y nuestra mentes, toda fortaleza espiritual que esté siendo utilizada como punto de control por espíritus de engaño, mentira, confusión, orgullo, celos, independencia, obstinación, necedad, fanatismo, rebelión, traición, amargura, resentimiento y desacuerdos. Declaramos que toda alianza, acuerdo con las obras de la carne es rechazada y destruida, que todo pensamiento es llevado cautivo a la obediencia a Cristo, y que nuestra vieja naturaleza está crucificada juntamente con Cristo. En el nombre de Jesucristo desatamos un espíritu manso, humilde y enseñable; un espíritu reconciliador y dispuesto a la unidad entre cada miembro de la Iglesia. Un espíritu comprometido con la verdad y justicia de Dios.
En el nombre de Jesús rompemos todo acuerdo y lazo emocional, espiritual, mental y económico con el espíritu de anticristo, espíritus de celo, envidia, competencia, vanagloria, orgullo y soberbia. Arrancamos y derribamos toda fortaleza a través de la cual han seguido gobernando los corazones y las mentes de aquellas personas, que por causa del temor, inseguridad por falta de identidad en Cristo están atrapadas en la vanidad del mundo y viven emocionalmente cautivas. Declaramos que los corazones se arraigan y se cimientan en el amor y la verdad de Dios, que cada hijo o hija de Dios encuentra su identidad, valor y propósito en Cristo y mantiene en El su mirada, su confianza y seguridad.
Atamos y acallamos todo espíritu contencioso, traicionero y perverso que está provocando desacuerdos, choques, divisiones y falta de unidad en la Iglesia, los enviamos encadenados y amordazado a los lugares desérticos y les ordenamos no volver jamás a nuestro territorio. Atamos, acallamos y echamos a los lugares desérticos todo espíritu que confunde las mentes y hieren los corazones a través de ofensas, malos entendidos y heridas emocionales. Ordenamos que esa lepra espiritual que detiene el avance de la Iglesia se seque.
Liberamos a todos aquellos líderes que han estado bajo la influencia o el ataque de estos espíritus. Declaramos que la luz de la verdad y la unción del Espíritu Santo rompen todo yugo, sana toda herida y los lleva a la libertad gloriosa de los hijos de Dios.
Cancelamos, destruimos y arruinamos todo plan de ataque que el enemigo lanza contra el Cuerpo de Cristo, a través de la intimidación, juicios injustos, acusaciones, duda, falta de perdón, espíritus religiosos y de auto preservación. Conforme a la Palabra de Dios, declaramos que el dedo acusador y hablar vanidad es echado fuera de la Iglesia.
En el nombre de Jesucristo atamos y echamos a los lugares desérticos al espíritu de Leviatán, al espíritu de adivinación, de murmuración, difamación, manipulación y chisme que se ha infiltrado en el pueblo de Dios y en todos los ámbitos sociales. Acallamos las bocas de los mensajeros de del infierno cuyo propósito es traer destrucción, contiendas y divisiones.
En el nombre de Jesucristo apagamos esos dardos del infierno y  reprendemos y confundimos las obras de las tinieblas. Declaramos que los dardos de fuego del maligno que han herido al pueblo de Dios son apagados por la fe y destruidos por el poder del Espíritu. Declaramos que los yugos se pudren, las cadenas se rompen, las prisiones se abren para que los corazones sean liberados, sanados, purificados y transformados conforme al corazón de Dios, para vivir en la plenitud y el poder del Espíritu y edificar el Reino de los Cielos a través del poder del amor,  humildad, justicia y misericordia.
Sujetamos con cadenas y acallamos toda influencia del espíritu de Jezabel, Absalón y Coré en la Iglesia del Señor. En el nombre de Jesús reprendemos sus obras de maldad, confundimos sus planes y los atamos con cadenas y acallamos sus voces para que dejen de operar dentro del Cuerpo de Cristo. Los echamos fuera de la Iglesia, los enviamos a lugares desérticos declaramos que el juicio de Dios viene sobre ellos para ser  condenados eternamente. Confundimos y destruimos completamente todo sus planes en contra del pueblo de Dios y en el nombre de Jesús liberamos la luz de la verdad y la presencia de Dios para exponer todas sus maquinaciones y trae sanidad y libertad a los corazones.
Declaramos que el espíritu de Elías se levanta para confrontar todas estas potestades que controlan en los lugares celestiales a naciones. Declaramos que se levantan los Eliseos, hijos espirituales con una doble porción del Espíritu para hacer milagros y hacer volver el corazón del pueblo a Dios y los Jehús guerreros santos, que no comprometen su lealtad a Dios.
ATANDO AL ACUSADOR DE LOS HERMANOS
Callamos y atamos con cadenas todo espíritu de juicio, burla, condenación, perturbación, y confusión enviado para oprimir las vidas del pueblo de Dios. Con la autoridad del nombre de Jesucristo les ordenamos cerrar sus bocas; y cancelamos con el poder de la Sangre de Cristo todas las maldiciones, juicios, burlas, conjuros y palabras de intimidación que fueron lanzadas contra el pueblo de Dios.
Derribamos y destruimos en el nombre de Jesús toda fortaleza que fue edificada en las mentes; sacamos todo dardo de fuego que quedó incrustado en los corazones y rompemos el poder que las palabras y maldiciones lanzadas para atar, desgastar y destruir las vidas de aquellas personas que estuvieron bajo su ataque destructor con la Sangre de Cristo. Desatamos el Espíritu de verdad y la gracia de Dios para romper toda atadura, todo engaño  todo sitio del enemigo.
Reprendemos y destruimos las obras perversas de espíritus de división, hipocresía, conciencia cauterizada, calumnias, chismes, acusaciones, difamación, canibalismo espiritual, burla, murmuración, Leviatán, división, perversión, fantasías, aborto espiritual, asesinato, muerte. Cerramos toda boca perversa que es inflamada por el reino de las tinieblas. Declaramos que el fuego de Dios viene para consumir toda maldad y juzgar toda injusticia. Declaramos que el veneno que lanzan es destruido por la sangre de Cristo y que ya no más podrán abortar, destruir ni confundir los planes de Dios.
Enviamos ángeles a destruir sus líneas de comunicación, y toda red de suministro de información que opera bajo la guía del espíritu de anticristo, el acusador de los hermanos. Desatamos un espíritu de arrepentimiento profundo en aquellas personas que participaron en las obras de destrucción del enemigo y desatamos un espíritu de amor comprometido, de perdón, misericordia y temor de Dios en el pueblo de Dios, desatamos la gracia de Dios para restaurar las relaciones rotas y reparar las grietas y los portillos que fueron dañados por los ataque de estos espíritus perversos.
Declaramos que el pueblo crece y se levanta en fidelidad, compromiso y relaciones de pacto. Declaramos que crece una urgencia y la responsabilidad en cada hijo de Dios por cuidar de manera decidida y constante su corazón, por sobre todas las cosas, a fin de no volver a dar mas lugar a ninguno de estos espíritus en su vida. 
 
AMADOS HERMANOS, DE MI PAÍS, PROCLAMEMOS AYUNO Y QUE EL FUEGO DEL AVIVAMIENTO, SE EXTIENDA POR NUESTRO AMADO PERÚ, QUE TODOS VENGAN A CRISTO Y SE SALVEN.

  BENDECIDOS,

¡INTERCESORES POR JAUJA!




No hay comentarios: